18 de enero de 2018
Comentarios

Al final, el ex árbitro Lunati denunció ante la policía el asalto que sufrió

Primero había explicado en los medios que delincuentes ingresaron a la casa donde pasa sus vacaciones, en la zona del Alfar, mientras dormía junto a uno de sus hijos. Sin embargo, recién por la noche hizo la denuncia formal ante la policía.

Vivienda de la calle Serrano donde vacaciona Lunati.

El ex árbitro Pablo Lunati, devenido en panelista mediático, denunció ante la policía que autores desconocidos le robaron un televisor y una computadora en un episodio sufrido durante la madrugada de este jueves en la casa de Mar del Plata donde pasa sus vacaciones.

De acuerdo a lo que explicó en la comisaría quinta -la misma versión que había dado durante todo el día a la prensa-, dormía junto a uno de sus hijos en una propiedad en Serrano al 3400 cuando escuchó ruidos que lo despertaron. Al abrir la puerta de la habitación donde descansaba -su hijo lo hacía en otro cuarto-, observó cómo delincuentes le sustraían, un televisor y una computadora. También denunció el faltante de un perfume.

“Pasamos una noche complicada. Estábamos durmiendo; Franco en una pieza y yo en la otra. Escuché ruidos, pero entredormido pensé que era otro de mis hijos con los amigos”, relató sobre el inicio del hecho a un programa televisivo.

Y agregó: “Me asomé y me estaban llevando el televisor, la computadora… Esperé que se arrimaran hasta la puerta, pegué un par de gritos y cerré la puerta de Franco. Y la verdad que hice algunas locuras más, pero ya está. No los pude encontrar”.

Según contó el propio Lunati, salió en búsqueda de los ladrones. “Los salí a buscar. Llamé a mi vecino y le dije ‘loco, mirá que me acaban de robar’. Tardé tres minutos, pero estaba bloqueado. Creí que me habían llevado las llaves del auto y en realidad estaban adentro del auto”, reconoció.

En otro aspecto, contó que además del televisor robado tenía a la vista de los ladrones una camiseta de River firmada por Ponzio y una pulsera que le había regalado su padre, pero ambos objetos no fueron sustraídos.

Por último, hizo un análisis de la situación delictiva en la ciudad donde pasa sus vacaciones: “Estamos en problemas en El Faro, en Mar del Plata. Esta es la casa número 30 que asaltan. Lo más preocupante es que se meten cuando vos estás adentro”. Desde la Jefatura Distrital Sur desmintieron con firmeza esa cifra que calificaron de desmesurada y sin argumentos.

Y concluyó: “Lo que más me preocupa es que vieron el coche, un desorden importante porque somos tres hombres solos acá, y los tipos entraron y se quedaron igual. Empezaron a robar igual”. advirtió.

Según pudo saberse, los delincuentes ingresaron tras violentar la reja de la puerta de acceso principal a la casa.

 

Subir