27 de octubre de 2017
Comentarios

Alumnos de la secundaria 47 hacen cuchas para perros callejeros con material reciclado

Los chicos llevan adelante un proyecto solidario que puso a todos a trabajar por una buena causa.

Alumnos de la escuela secundaria 47 del barrio San Martín están haciendo cuchas refugio con elementos reciclados en el marco de un proyecto solidario que busca dar solución al gran número de perros callejeros que hay en la zona.
Los estudiantes de 5° y 6° año pusieron en marcha este proyecto que ya tiene perros beneficiados, como un galgo que recientemente fue encontrado malherido por maltratos.
Para llevar adelante la iniciativa, los chicos juntaron cartones de leche vacíos, bolsas de alimento y cintas, que les permitieron arman las cuchas para refugios de perros callejeros. “Fue un gran trabajo en equipo, hoy se entregaron las primeras tres cuchas”, explicó Verónica, una docente de la institución.
Para llevar adelante el proyecto, contaron con el apoyo de toda la comunidad educativa, padres, auxiliares, las cocineras que juntaron muchas cajas de leche, y los profesores que fueron cediendo espacio en sus clases para que esto se concrete.
Consultados sobre el origen de la iniciativa, explicaron que todo surgió porque el barrio está lleno de perros callejeros, y la auxiliar les da de comer y observa cómo deambulan los animales. Los chicos pensaron cómo podían ayudar, y entonces surgió la idea de comunicarse con Cuchas Recicladas Umma por Facebook. Ellos les mandaron un video explicando cómo se hacen las cuchas, así que los chicos pusieron manos a la obra.
Tras recibir el permiso de la directora, comenzaron a juntar los cartones de leche, “hubo que lavarlos, armarlos, encintar…, fueron semanas de trabajo y a veces hasta en tiempo de recreo”, comentaron.
Esta semana se entregaron las tres primeras cuchas, lo que fue una alegría total. La primera fue para un galgo lastimado que está en el refugio en Av 39 N° 9512, otra para dos callejeros en Constitución, y la tercera para una señora que la solicitó para su mascota.
“Este tipo de proyecto solidario hace muy bien, los chicos se comprometieron con una buena causa, trabajaron en equipo y, sobre todo, se dieron cuenta que lo más lindo es ayudar”, dijo la docente.

Subir