13 de enero de 2018
Comentarios

“Apenas leímos Las heridas del viento dijimos con el actor ¡manos a la obra!”

El regreso de Miguel Jordán con dos nuevos espectáculos. "Hace cincuenta años vine a trabajar a Mar del Plata por primera vez", recuerda.

Jordán junto a Mariano Fernández en una escena de "La herida del viento".

En la sala Nachman del Auditorium, interpreta en “Las heridas del viento” al protagonista de una historia de amor que se devela a través de cartas casualmente encontradas. Además, esta temporada se animó a dirigir la obra “Malambo para Ricardo III”.

Figura de todas las temporadas teatrales, a Miguel Jordán se lo vincula junto a grandes de la escena y la canción, por ejemplo acompañando a Carmen Flores, cuando la española llegaba a Mar del Plata para ofrecer su música. O como partener de Pepe Soriano en La nona.

Participó en comedias, en dramas, en revistas y hasta en radioteatros. Este verano, el actor propone dos nuevos espectáculos: en la comedia dramática “Las heridas del viento” (todos los sábados a las 21 sala Nachman del Auditorium) protagoniza una historia de amor y en “Malambo para Ricardo III” se da el gusto de dirigir y de meterse de lleno en el teatro independiente local (la obra sube a escena en El Séptimo Fuego, Bolívar 3675).

En este segundo espectáculo, dirige al actor Mariano Fernández, en un texto que tiene dramaturgia de Claudio Nadie. Es un unipersonal que presenta la historia de un actor en plena búsqueda de un gran personaje: Ricardo III de William Shakespeare. Sin embargo, la búsqueda no resulta como él esperaba, ya que su actuación no era para nada buena. Frente a semejante obstáculo, el protagonista decide venderle su alma al diablo intentando conseguir que cambie su suerte sobre el escenario. El abuso de poder, la risa, el llanto, la ambición, la ilusión y el desencanto de no ser son los denominadores comunes de la obra.

“Malambo para Ricardo III fue un desafío para mí”, contó a LA CAPITAL. “Con 60 años de trayectoria cumplidos tenía la necesidad de dirigir y Mariano Fernández, que en esta obra asume de manera excelente su importante rol de actor, me llenó de inspiración y alegría”, agregó el actor y director.

-¿Qué significa volver a Mar del Plata?

-Esta ciudad es muy especial para mí. Hace 50 años vine por primera vez a trabajar y a partir de allí regresé con distintas obras de teatro. Además, de niño visitaba Mar del Plata con mis padres y desde ese entonces tengo recuerdos inolvidables. Aquí tengo familiares y muchos amigos. Esta ciudad me dio mucha felicidad, desde mi primer amor hasta premios por mi profesión.

-¿Qué cuenta Las heridas del viento?

-En esta comedia dramática existen dos personajes totalmente opuestos, cuyas vidas se cruzan cuando el padre de David muere, y entre los papeles paternos descubre las encendidas cartas de amor dirigidas a otro hombre. Una historia que habla de amor, de sentimientos y deudas pendientes. Realmente, una bellísima historia de amor que aborda la temática desde la alegría y la tristeza con un profundo texto del gran autor español Juan Carlos Rubio y que cuenta con la excelente dirección de Gastón Marioni, a quien conocí en otros espectáculos y supe enseguida que quería que trabajáramos juntos.

-¿Cómo apareció este proyecto escénico?

-Con mi compañero de escena, Mariano Fernández, apenas la leímos dijimos ¡manos a la obra! Y pusimos todo nuestro esfuerzo para conseguir los derechos y formar una cooperativa de trabajo que hoy logra estrenar a nivel nacional este gran proyecto. Afortunadamente, “Las heridas del viento” continuará luego con funciones en Teatro-Estudio de La Plata y el Teatro Buenos Aires de calle Corrientes.

Subir