24 de febrero de 2018
Comentarios

Arroyo dijo que “todas las alternativas están abiertas”

El intendente aseguró que la decisión sobre quién operará el relleno sanitario deberá tomarse la semana próxima. El oficialismo busca citar a sesión extraordinaria "lo antes posible" para tratar la emergencia ambiental.

El intendente Carlos Arroyó aseguró ayer que “todas las alternativas están abiertas” ante la necesidad de decidir en forma inminente quién operará desde el 1 de marzo el predio de disposición final de residuos.

“Vamos a resolver lo que más le convenga a la ciudad”, dijo el jefe comunal en una presentación de nuevos colectivos que encabezó frente a la municipalidad. La frase está en línea con lo que había dicho el martes, cuando no descartó la contratación de ninguna empresa ni la municipalización del servicio, que sí rechazó el presidente del Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur), Eduardo Leitao.

“Hemos solicitado la emergencia (ambiental). La situación heredada fue dramática. Recibí la herencia”, afirmó el intendente, y apuntó que la decisión sobre el operador del predio ya deberá estar tomada para el 1 de marzo.

En el Concejo Deliberante, el oficialismo es consciente de la necesidad de convocar a una sesión extraordinaria “lo antes posible” (sería el martes) para otorgarle a Arroyo la emergencia, una herramienta que le permitiría contratar servicios de forma directa ante el vencimiento, el miércoles próximo, de la prórroga contractual con Tecsan.

El intendente sostuvo que va a tomar “todas las medidas que sean necesarias”, y que en la evaluación sobre el operador “hay que conjugar dos cosas: calidad de servicio y precio”.

También advirtió que lo que más le preocupa es “la cuestión social”. Es decir, las “condiciones inhumanas” en que, según dijo, se desempeñan los recuperadores informales, que estimó en “300, 350 personas”. “Ese es un tema que hay que resolver. No es muy racional que estemos aquí hablando de habilitar cosas modernas y que a pocas cuadras tengamos la situación que estamos viviendo, que es vergonzosa”, admitió. Y en todo momento aclaró que fue una situación “heredada”.

“Yo le quisiera dar a cada una de esas personas un trabajo, una casa y la posibilidad de que a sus hijos los manden a la escuela, que para mí es lo más importante de todo. Pero estoy donde estoy y tengo los recursos que tengo”, se atajó.

Como lo había hecho el martes, en una conferencia convocada para defender su gestión en materia de residuos, insistió en que durante la gestión anterior se incurrió en “un error” al calcular la vida útil del predio. “Se tomaron en cuenta sólo los residuos domiciliarios y no los industriales y de tipo comercial. Se hablaba de 600, 700 toneladas y estamos generando 1.000, 1.200 por día”, comparó.

“Todo el equipo ha trabajado permanentemente, a veces hasta altas horas de la noche, para buscar soluciones que nos permitan salir airosos de la situación”, agregó.

Subir