30 de agosto de 2016
Comentarios

Autocrítica en el elenco municipal augura un mejor futuro

por Gerardo Gómez Muñoz

Casi como en un suspiro de alivio, Juan Aicega reconoce “ahora sí se está consolidando la gestión municipal” y agrega que ello es “en un marco que no cuenta con mucho dinero del Estado y que requiere mucha inteligencia para ponerlo en funcionamiento”. Al cabo de casi 9 meses parece haberse parido con fórceps, pero salió, ojalá sea para mentís definitivo de quienes temían un autismo permanente.

Aicega es el virtual jefe del PRO en el distrito y si cerrara el inconcebible ciclo de doble función -ad honorem como la del edil radical Nico Maiorano- sería otro gesto de exigible sinceramiento. Ante el periodista del “Retrato de Hoy” el concejal oficialista -único en el HCD- se extiede en otras consideraciones sobre la realidad marplatense en la que no se puede concebir que hasta para reparar un pozo en la calle haya que requerir fondos al Estado provincial o al nacional. Una ciudad de un millón de habitantes como la nuestra debe poner en funcionamiento -colige con propiedad- su potencial productivo como el puerto y sus posibilidades de explotación del cinturón hortícola entre otros.

Tal vez, por ahora, sea excesivo pretender que la autocrítica se hinque hasta la médula para cortar las culpas internas que han llevado un tiempo irrecuperable de la entente “Cambiemos”, en una marcha azarosa. Hoy mismo siguen las internas y las intrigas palaciegas, donde mucho tiene que ver el histórico virus “internitis” del radicalismo. Justo el socio que no aportó el mayor capital, pero que se ha llevado los mejores bocados de la torta y sigue pujando por más. Mírese si no las secretarías logradas: Gobierno, Desarrollo Social, Obras Públicas, subsecretaría de la Producción, Enosur, etc. No solamente eso sino la lucha que no ceja, llegándose hoy al extremo que es comidilla en las galerías palaciegas.

El edil Mario Rodríguez crítico opositor, desde la banca oficialista, amenaza con el voto contrario si no se accede al reclamo de nuevas plazas altamente rentadas para gente de su entorno. Actitud en la que no le va en zaga el representante de Vilma Baragiola, Héctor Quevedo. En el Enosur, las actividades están prácticamente ausentes porque la UCR no acepta el candidato propuesto por Carlos Arroyo para reemplazar al muy poco operativo presidente Eduardo Abud, que no volvió al trabajo “civil” sino al Concejo. Cristina Coria no satisfecha con haber cinchado con amor y dedicación en pos del por fin conseguido alto cargo de subsecretario de la Producción para su esposo, lucha ahora por otros correligionarios.

Evidentemente mucho resta, como se verá en las próximas líneas, por emprolijar dentro de la gestión para que la maquinaria del gobierno se ponga en marcha como se entusiasma Aicega y como reclaman los vecinos de la ciudad.

En las filas de Arroyo

No es muy certero hablar de “las filas de Arroyo”, porque, en rigor, los desaguisados de puertas para adentro, no provienen de Agrupación Atlántica. El único, pero es como una voz sin eco es el “levantamiento pero sin fierros” del presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Sáez Saralegui contra Arroyo y sólo en el orden interno partidario.

Lo más significativo es lo actuado por el secretario de Salud Gustavo Blanco que tiene ya una trayectoria de choques y enfrentamientos que le valieron el fin de su efímero cargo de secretario coordinador. En su función específica mucha bronca interna levanta su preocupación por lograr la compra de 5 ambulancias cuando los empleados del CEMA poco menos que con un piquete que constituyeron en el establecimiento para impedir que la empresa alquiladora del equipamiento técnico se llevara los aparatos debido a una deuda de 3 millones de pesos. Se ha cerrado la sala médica de Chapadmal lo que motiva el corte de la ruta por parte de los vecinos de cinco barrios que se quedan sin atención. También está el caso de Guillermo Volponi y su cortejo de presidentes y gerentes en el Emder, en medio de la emergencia económica.

El recuerdo de Toty Flores y sus vacaciones rentadas en Mar del Plata, debido al madrinazgo de Lilita Carrió, vuelve de la mano de Agustín Cinto que apadrinado por Horacio Rodríguez Larreta inició con desmesuradas expectativas en el gabinete municipal. Ahora, sólo se lo ha visto en una reunión, aseguran que su mayor ocupación actual es armar las valijas. Asimismo, con sorna, se comenta que luego del comentario periodístico acerca del olvido, enfrascado en la atención de obras privadas, por parte de Guillermo De Paz de las 2000 viviendas sociales concedidas a Mar del Plata salió rápido a informar que “Mar del Plata logró 500 unidades habitacionales”.

Las fuentes dicen que le está faltando ocupación de la engorrosa tarea de de encontrar terrenos para acometer la obra mayor de 2.000 unidades”. Pero el actual escándolo mayor, y que debe reclamar una rápida actuación del intendente, es la serie de actuaciones conflictivas de la conducción del Teatro Colón y de la secretaria de Cultura que incluye la cesantía de la muy meritoria Asociación de Amigos del Teatro Colón y la aclaración del destino de fondos allegados al organismo oficial por privados.

La UCR con todo

Hace varias semanas esta página anunció que el diputado Maxi Abad preparaba una movida radical para este viernes. Faltando pocos días, será en los salones de River, no caben dudas de que será una especie de vuelta al radicalismo con olor de multitudes. El pretexto será del aniversario de la Juventud Radical, ella está en la organización “a full”, con el monitoreo del legislador, porque se sabe que está jugando con todo de cara a la interna partidaria del 23 de octubre, donde se lo menciona para la presidencia del comité provincial. A este se había mencionado la posibilidad de que las tres líneas con sus respectivos candidatos, finalmente acordaran una lista de unidad. No será así el amplio sector que auspicia a Abad ha considerado que el momento indica la necesidad que quede en claro como está la ubicación e identidad de la mayoría radical.

Maxi, se ha movido en este armado de la fiesta del viernes y así lo ha interpretado el perdedor del alfonsinismo marplatense -que es Ricardo y no don Raúl- con el concejal Mario Rodríguez a la cabeza que de urgencia y como para, desesperadamente, quitarle prensa a sus correligionarios, el día anterior, jueves 1 de setiembre, tratará de juntar algún centenar de sus seguidores en el comité de la calle San Martín.

Un día antes de un acto de magnitud de otra corriente partidaria lo que en el escenario político fue clasificado como “actitud de mal gusto que revela la falta de mínimos códigos de convivencia política”. Tal vez allí se sume al concejal “part-time” Nicolás Maiorano, que acaba de criticar duramente a su ex amigo Abad. Este va por una concurrencia que supere el millar de asistentes. Además con el acicate creado por la multitud que Pulti reunió hace más de un mes en el aniversario de Acción Marplatense. Previamente, a las 20 en la sede de Juan B Justo habrá una conferencia de prensa y un coctail para el periodismo y en el acto hablarán el titular de la Juventud, el de la Organización de Trabajadores Radicales y el propio Abad.

Pese al predominio de la juventud se anticipa que habrá numerosos intendentes, legisladores nacionales, provinciales y concejales de la media y vieja guardia radicales. Tato Serebrinsky que no se anda con chicas dice que su gente ha colocado medio centenar de tarjetas entre veteranas y señeras figuras partidarias de todos los tiempos.

Volvió Manino

Después de un tiempo de poca figuración el referente sciolista por antonomasia, Manino Iriart volvió con todo y con su proyecto original el Cefil. Fue el domingo en el Club Once Undos donde al frente de su incansable y fiel formación de militantes reunió a más de tres mil pequeños en una formidable Fiesta del Niño. Fue a la vez la demostración de que no es imprescindible la estructura y los recursos oficiales cuando hay militancia para organizar un acto de gran sinificación para aquellos cuya cartilla partidaria reclama la permanencia de un mandato histórico “los únicos privilegiados son los niños”.

Manino, se asegura, volverá a una permanencia activa al frente de su sector peronista de acuerdo al mandato de Daniel Scioli, en cuyo entorno y debido a la intensidad de los ataques adversarios de “pintarse la cara” para lo que venga.

Tato y Fiorini

Los dos cada cual por su lado y con una constancia y firmeza que se ratifican a cada paso salen a marcar con críticas precisas al gobierno municipal. Serebrinsky a través de diversos medios í le cruzó el rostro al intendente por el “plagio”, aseguró de un proyecto que le entregó en propias manos plena campaña electoral de “Cambiemos”. Con profusión de datos precisos puso en evidencia la deslealtad “vil plagio” tal la calificación de una propuesta llevada a cabo junto a un equipo de técnicos, para la instalación del distrito tecnológico en las inmediaciones de la ferroautomotora y la avenida Libertad.

Por su parte Lucas Fiorini centró ayer en la comisión respectiva una severa crítica al gobierno municipal por auspiciar un boleto estudiantil sin el debido sustento en la razonabilidad. Dijo el titular del Frente Renovador en el Concejo que, sin tener en cuenta la crisis económica del municipio y por ende las dificultades presupuestarias propone una medida para la que no hay financiamiento asegurado. Con riesgo de la contradicción que le pueda crear su argumentación en el campo juvenil, Fiorini sostuvo que primero está la responsabilidad.

Dos diputadas

No se lucen mucho todos los diputados y diputadas de Mar del Plata. Pero hay que excluir de esa lista nada honrosa a la legisladora provincial Alejandra Martínez de muy activa actuación en numerosos temas que implican a Mar del Plata, como constantemente lo revela la prensa local, últimamente en la lucha contra el tarifazo. Pero ahora quien se hizo ver honrosamente fue la diputada nacional, Fernanda Raverta, que en la interpelación al jefe de Gabinete Marcos Peña, pidió la palabra para interesar al alto funcionario en una cuestión que preocupa a todos los todos marplatenses como el de la situación del servicio ferroviario que conectaba a Buenos Aires y Mar del Plata. Otra vez se está hablando que su rehabilitación se trasladaría al año próximo.

Subir