La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 24 de abril de 2018

Cae uno de los principales proveedores de droga de la zona roja: tenía 8 kilos de cocaína

El viernes y sábado pasados secuestraron en un edificio del centro de la ciudad 8 kilos de cocaína. El caso fue mantenido en reserva ante la posibilidad de que los dos detenidos –un hombre y su pareja trans- declararan. Finalmente no lo hicieron. Se cree que vendían la droga a travestis de la zona roja.

El dato llegó el viernes al fiscal Leandro Favaro de un modo bastante informal. Alguien se acercó hasta la fiscalía y le refirió que en un edificio de Colón y Santa Fe vivía una pareja que vendía cocaína. También le contó que en un auto abandonado en el estacionamiento de ese edificio se veía un “ladrillo”.

Así, sin investigación, ni trabajo encubierto, ni teléfonos intervenidos, comenzó un caso que terminó en el secuestro de 8 kilogramos de cocaína, la detención de un hombre y su pareja trans, y la posibilidad de estar frente a uno de los principales abastecedores de la zona roja.

Desde el viernes hasta esta mañana hubo secreto de sumario ante la posibilidad de que la declaración de los detenidos impulsara otros operativos y allanamientos, algo que finalmente no sucedió. Muy pocas personas conocían los hechos además de Favaro. Junto a su colega en la fiscalía de Estupefacientes, Daniela Ledesma trabajaron desde el fin de semana para obtener nuevos datos que establecieran conexiones.

El detenido en un principio había asegurado que tenía intenciones de declarar, pero luego con el asesoramiento de un abogado revirtió esa postura y, al igual que su acompañante, optaron por el silencio.

El viernes

Tras recibir la denuncia anónima los fiscales Favaro y Ledesma se dirigieron a la cochera del edificio ubicado en Colón y Santa Fe, además de convocar también  a personal policial. Con autorización del encargado del lugar, los tres funcionarios fueron al estacionamiento y en el momento en que observaban un Peugeot 306, de color rojo, abandonado, similar al descripto por el denunciante llegó un hombre. De inmediato le preguntaron si buscaba algo en ese auto y ante la dudosa respuesta lo aprehendieron.

El policía revisó al hombre y le secuestró en su ropa interior 43 envoltorios de cocaína ya preparados para la venta, lo cual dio derecho a inspeccionar la parte exterior del vehículo. Una breve búsqueda permitió hallar en la zona del guardabarros izquierdo tres “ladrillos” de clorhidrato de cocaína.

Minutos después arribó a la cochera la pareja trans del detenido  a quien también se le secuestraron tres envoltorios de nylon conteniendo clorhidrato de cocaína.

Era viernes por la tarde y aquella denuncia anónima había arrojada un secuestro de casi 4 kilogramos de cocaína, además de la sospecha de que en el departamento que ocupaban los detenidos hubiera más.

drogas

Así fue como el juez garantías Daniel De Marco autorizó el allanamiento para el día siguiente, no solo del inmueble sino también del vehículos Peugeot y del que pertenecía al hombre aprehendido. La requisa fue nuevamente positiva y otros tres ladrillos y medio de clorhidrato de cocaína, balanzas digitales, documentación de sumo interés para la causa, una suma importante de dinero en efectivo y un arma de fuego fueron descubiertos por la policía bonaerense.

En el auto en el que pretendían retirarse el día anterior había otros 20 envoltorios de cocaína.

Si bien ambos detenidos se negaron a declarar se estableció que son de Mar del Plata pero que traerían la droga de Buenos Aires y que serían proveedores permanentes de los principales vendedores de drogas de la zona roja de Mar del Plata: travestis de nacionalidad peruana.

Mientras continúa la investigación para determinar la procedencia de la cocaína, los fiscales Favaro y Ledesma ordenaron mantener detenidos al hombre y su pareja trans –ambos de aproximadamente 30 años- por los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.