16 de mayo de 2017
Comentarios

Caso Gianelli: la docente Analía Schwatz fue absuelta

Así lo determinó la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 en la causa por abuso y corrupción de menores.

La maestra de música Analía Schwartz fue absuelta este martes a en el juicio por abuso y corrupción de menores en el jardín de infantes “Mamitas” del Instituto Fleming y en el del colegio Gianelli.

La docente escuchó con tranquilidad la lectura de la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1, conformado por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas, y al finalizar se trenzó en un fuerte abrazo con sus defensoras, Noelia Agüero y Patricia Perelló. 

En el fallo, que fue unánime, el Tribunal solicitó a la Procuración General que revea los protocolos que se utilizan para llevar a cabo las cámaras Gesell, el método que se utiliza para la declaración de los niños. Si bien los fundamentos no se dieron a conocer, ese pedido podría representar un indicio sobre su contenido.

Afuera del edificio de Tribunales, fuertemente custodiado por policías, familiares de los menores manifestaron su descontento con la decisión y profirieron insultos, al tiempo que los abogados que los representan anticiparon que apelarán. 

Durante su alegato, el fiscal Fernando Castro había pedido que Schwartz fuera condenada a 24 años de prisión y había solicitado su inmediata detención en caso de que los magistrados la encontrasen culpable.

Por su parte, los abogados que representan a distintos grupos de padres de las víctimas, Martín Bernat, Cristian Prada, Eduardo Toscano y César Sivo, habían solicitado una pena de 28 años de prisión y la detención inmediata de Schwartz.

En tanto, Perelló había pedido que la docente fuera declarada inocente.

Castro comenzó a investigar el denominado “caso Gianelli” el sábado 7 de septiembre de 2013, cuando se enteró de que en la Comisaría de la Mujer se habían presentado 24 denuncias de abusos.

Los menores les habían contado a sus padres que en el jardín de infantes les hacían un juego en un ronda donde después de un rato la “señorita” les pedía que se bajaran los pantalones para tocarlos.

Al trascender el caso se sumaron más denuncias en cadena y un grupo de padres provocó graves incidentes en el colegio Gianelli.

Tres días después de presentadas las denuncias, la docente fue suspendida de su cargo. Y así la causa comenzó a avanzar hasta que, el 25 de agosto de 2014, el fiscal imputó a la maestra por seis hechos de corrupción de menores y nueve de abuso sexual.

En su declaración, a comienzos de abril, la docente proclamó su inocencia: “No hice nada y no sé por qué estoy pasando por esto”.

 

Subir