10 de octubre de 2017
Comentarios

¿Conducimos como decimos?

por Cecaitra

El tránsito en Argentina es una de las problemáticas más importantes. Con miles de siniestros viales ocurridos por año, las conductas a la hora de manejar están muy alejadas al ideal.

Con el fin de mostrar si existe concordancia entre lo que se dice y lo que se hace realmente, la Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina (Cecaitra), entidad que tiene a su cargo los radares instalados en el país, realizó un informe con datos propios y de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

Como resultados se pudo establecer que entre la observación y la opinión de los conductores, sólo se pudo determinar una coincidencia cuando se trata de las velocidades máximas permitidas.

El Observatorio Vial, de la ANSV, realizó un cuestionario a mil conductores de distintas regiones del país, para identificar creencias o actitudes comunes a la hora de manejar.

Al ser consultados, nueve de cada 10 conductores sostuvieron que es peligroso sobrepasar los límites establecidos y por eso la mayoría declara que no suele hacerlo. El 93% considera esta práctica como muy peligrosa y el 70% manifiesta que nunca sobrepasa los límites.

El exceso de velocidad

Según los datos de Cecaitra, las infracciones por exceso de velocidad se encuentran en una tendencia de baja permanente. En algunos radares como el colocado en Lavalle, la disminución de las infracciones en comparación con el año 2015 y 2016 llega al 50%.

El informe utilizó como disparador un hecho ocurrido días atrás protagonizado por Nicole Neumman. La modelo publicó en su cuenta de Instagram un video en el que llevaba a su hija de 4 años al jardín y las críticas no tardaron en llegar. Miles de usuarios atacaron a la modelo por los múltiples errores que cometió: filmar mientras conducía, transportar a su hija en el asiento delantero y sin cinturón de seguridad.

Este caso sirve para repasar algunas cuestiones básicas a la hora de conducir. En primer lugar, se recomienda no usar el celular mientras se maneja, ya que puede provocar un siniestro vial por distracción, tal como si lo hiciéramos con exceso de alcohol o sin el descanso adecuado.

En segundo lugar, el uso del cinturón, que es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo, siendo una de las faltas más recurrentes en nuestro país.

Por último, la manera adecuada en que hay que transportar a los niños. Nuestra ley de tránsito indica que los menores de 10 años deben ir en el asiento trasero con su sistema de retención infantil (SRI) indicado para cada edad.

La catarata de comentarios juzgando el mal accionar de la modelo, dio la pauta de que los argentinos conocemos al pie de la letra las reglas de tránsito, pero ¿las cumplimos realmente?

La Agencia Nacional de Seguridad Vial, realizó un estudio de Observación y un cuestionario sobre comportamientos viales a conductores de todo el país, para conocer si se maneja tal como se dice manejar.

Con un total de 82.545 vehículos y 124.167 ocupantes observados, se pudo deducir que sólo 4 de cada 10 vehículos circulan con la totalidad de los que viajan en el vehículo protegidos mediante el uso de cinturón de seguridad. Y analizando concretamente según el lugar que ocupaban, el 50,2% de los conductores tenían su cinturón colocado; el 42.9 % de los copilotos; y sólo 2 de cada 10 llevaban a sus ocupantes de los asientos traseros con el dispositivo de seguridad puesto.

Otra de las particularidades que pudo verificar el Observatorio Vial, es que a medida que aumentaba la edad del conductor, aumentaba el uso del cinturón de seguridad. Así, en los conductores de entre 18 a 35 años lo utilizaban el 48%; de 36 a 49 años, el 50.5%; de 50 a 64 años, el 51.7% y de más de 65 años el 54.5%. Esto muestra que los jóvenes tienden a protegerse menos.

El cinturón de seguridad

A nivel regional, la de Cuyo compuesta por las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis, fue en la que se observó el mayor uso del cinturón llegando a un 60% en el total de los ocupantes del vehículo. Siendo la de menor uso la región del Noroeste (Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tucumán), con sólo el 35.8%.

En nuestra región, la Pampeana, que comprende las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fe, se observó que sólo el 41,6% de los ocupantes tenían el dispositivo de seguridad colocados.

Otro de los temas que surgió con el video de la modelo, fue el uso del Sistema Retención Infantil (SRI). Según lo observado por la ANSV, la utilización del SRI en los niños entre 0 y 4 años que viajan en posición trasera no alcanzaba el 50% en la gran mayoría de las regiones, con excepción de Cuyo (66,8%). En nuestra región, sólo 4 de cada 10 vehículos cumplían con las reglas de seguridad.

Y la falta de protección sube a 7 de cada 10 cuando se consideran los menores de 17 años. Sólo el 26,4% de los menores observados entre 0 y 17 años circulaban protegidos por el dispositivo de seguridad correspondiente a su edad.

Conducir requiere cumplir reglas y normas, pero no alcanza con sólo conocerlas. Ponerlas en práctica es primordial para lograr un tránsito que no tenga que lamentar más víctimas.

(*): Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina.

Subir