La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 26 de abril de 2018

Confluyeron en el Rectorado reclamos por ajustes en organismos nacionales

Trabajadores del Senasa se manifestaron en contra de los despidos. Por su parte, personal y científicos universitarios rechazaron "recortes" en el sector.

Trabajadores del Senasa y personal de la Universidad Nacional de Mar del Plata y otros organismos nacionales, como el Conicet, el INTA y el INTI, se manifestaron este jueves frente al Rectorado en contra de los “recortes” presupuestarios y de personal.

En el marco de un paro que se extendió durante toda la semana, los trabajadores del organismo que se encarga del control de la calidad de los alimentos se expresaron contra los ajustes. “Trabajo en Senasa hace 25 años. Estamos muy preocupados porque comenzaron a llegar los telegramas de despido. Han despedido a seis compañeros”, dijo a LA CAPITAL Estela Guerricagoitía.

“Lo que más nos preocupa es que están desmantelando el servicio en todo lo que es el control de alimentos, que es nuestra función, y el de la sanidad animal”, agregó.

En Mar del Plata el Senasa tiene una oficina local y una regional. En la regional Buenos Aires Sur se desempeñan “aproximadamente 365 personas”, de los cuales “200 lo hacen en la ciudad”, contó Manuel Baldovino, delegado de la Asociación de Profesionales Universitarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación (Apumag).

Guerricagoitía hizo notar que no hay “ningún criterio” en la selección de los despedidos y lamentó la posibilidad de que haya más en los próximos días. También de que el servicio “pase a manos privadas”. “El laboratorio hoy tiene insumos para 15 días”, apuntó.

La medida de fuerza impacta en “la salud pública”, indicó. Es que los alimentos “están saliendo sin los controles y análisis correspondientes” de los establecimientos productivos y los puntos de carga y despacho de mercadería.

Protesta ciencia

A la concentración se sumaron luego docentes universitarios, trabajadores no docentes de la Universidad y científicos universitarios autoconvocados. “La idea del Ministerio de Modernización es achicar todo lo que se pueda el Estado. Lo hacen con distintos mecanismos. En algunos casos con recortes de presupuesto, como en la Universidad”, aseguró a este diario el secretario de la Agremiación Docente Universitaria (Adum), Pedro Sanllorenti.

También cuestionó la disminución de ingresos al Conicet. “En 2015 ingresaban 1.100. Y después de reducir 450, ahora convocan a sólo 300 para la carrera. O sea, se jubilan investigadores y no hay reemplazantes”.

Sanllorenti adelantó que si no hay respuestas satisfactorias el próximo 10 y 11 de mayo habrá un paro de 48 horas, mientras que el 17 se realizaría una movilización a Buenos Aires.