La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 5 de agosto de 2016

Construirán dos torres en el predio donde funcionó el Château Frontenac

Queda el cartel, con algunas letras diezmadas, que indica su nombre y los recuerdos de muchos marplatenses y turistas que asocian ese lugar con glamour, lujo y celebraciones. El Château Frontenac muestra deterioro y abandono, pero detrás de la antigua construcción se levantarán dos torres de 13 pisos, con "amenities" varias y cocheras subterráneas.

El predio que contiene al edificio del Château Frontenac, en Moreno y Alvear, albergará dos torres de 13 pisos cada una, espacios en común dedicados al ocio, la recreación y el deporte, y cocheras subterráneas. La inversión, a la que describieron como “millonaria”, estará a cargo del grupo Lumière.
Las torres, que no pueden pasar los 13 pisos para estar en consonancia con el único edificio construido en la misma manzana, constituirán la segunda etapa de una obra que estará bajo la dirección del arquitecto Hernán Julio Vela.
La primera fase consistirá en la puesta en valor y recuperación de la estructura original que tiene valor patrimonial y está contemplado en distintas ordenanzas como “preservación patrimonial”.
La edificación original se convertirá “en un espacio abierto a la comunidad, con galería de arte, cafetería, y salón de recreación”, que se comunicará a las torres que tendrán entrada tanto por Bolívar como por Moreno.
“Se recreará el espíritu original del Château pero sin las habitaciones”, confirmó el arquitecto Hernán Vela.
En ese sentido, reconoció que originalmente la construcción se denominó “Villa Kelmis” y fue construida por Alejandro Christophersen, a pedido de los propietarios, rememorando una villa de la campiña francesa. Luego sufrió las modificaciones propiciadas por Alejandro Bustillo, que cambió toda la estructura anterior.

Preservación
La idea, para la primera etapa de la obra, es “reconstruir la villa inicial, aunque sin las habitaciones, y ese espacio se destinará a la gastronomía, la cultura y tendrá acceso toda la comunidad”, describió el arquitecto.
Además, está proyectada la obra en subterráneo de las cocheras destinadas a ambas torres. Si bien el profesional no precisó fecha del inicio de la obra, adelantó que podría comenzar “el año que viene”.
Por otra parte, desde la secretaria de Planeamiento de la municipalidad de General Pueyrredon confirmaron que los permisos para la mencionada obra “están aprobados, ya pasaron por las distintas comisiones del Concejo Deliberante y datan de 2010”, especificó el titular de la cartera, Guillermo De Paz.

Habilitaciones
En diciembre de 2010, el entonces bloque oficialista de Acción Marplatense en el Concejo Deliberante, presentó un proyecto de ordenanza para crear el Programa de “Puesta en valor y funcionamiento” del edificio del Château Frontenac. La norma también comprende a los hoteles Hurlingham y Royal.
En los considerandos, se detalló que el edificio del Château Frontenac “se encuentra en desuso y abandonado desde hace aproximadamente 15 años, que la falta de mantenimiento generalizado del mismo ha provocado un deterioro progresivo, con inusual crecimiento en los últimos años y resulta necesaria la restauración del edificio original respetando sus características de estilo y materiales constructivos”.
El objetivo del programa era “atraer inversiones de capital privado” con el propósito de “preservación del patrimonio arquitectónico, la generación de fuentes de trabajo y la puesta en funcionamiento del edificio”.
Asimismo se habilitó el “reciclaje y refuncionalización de ampliación existente con preservación de fachadas” y la “ampliación de la superficie mediante la construcción de nuevos edificios en el predio”.