19 de marzo de 2017
Comentarios

Crimen del cardiólogo: las pistas que siguen los investigadores

Roberto Tortorella apareció enterrado en un camino cercano a Sierra de los Padres. El resultado preliminar de la autopsia indica que lo asfixiaron. La causa quedó bajo secreto de sumario.

Aquí apareció el cuerpo del cardiólogo.

El cardiólogo Roberto Tortorella, asesinado y enterrado el sábado a la tarde en el camino Los Ortiz, habría sido asfixiado.

Así lo indica el resultado preliminar de la autopsia que se realizó el domingo en la morgue judicial. La conclusión oficial se conocerá en las próximas horas cuando los forenses terminen de elaborar el informe, pero los primeros indicios indican que ese fue el motivo de la muerte.

El fiscal de la causa, Leandro Arévalo, participó de la autopsia y además ordenó una serie de diligencias para intentar reconstruir lo sucedido. Entre ellas, tomarle declaración a los familiares de Tortorella para determinar sus últimos movimientos y disponer que se rastrille la zona donde apareció el cuerpo.

Roberto Luis Tortorella.

Roberto Luis Tortorella.

La investigación del posible móvil del crimen se mantiene bajo un fuerte hermetismo. De hecho, la Justicia dispuso que la causa quede bajo secreto de sumario, por lo que se restringió el acceso al avance de la investigación.

Según pudo confirmar LA CAPITAL en base a fuentes consultadas, los investigadores aún no tienen en claro el móvil del crimen. Saben que Tortorella en las últimas semanas había sumado un nuevo círculo de amistades. “Todos están siendo investigados. Pero no son los únicos. Cada dato que se recibe se sigue como posible hipótesis”, confió un informante.

De todas maneras, esta línea no aclara los motivos que ocasionaron la muerte. El asesinato puede haber sido en el marco de un robo, pero los investigadores coinciden en que no se trató de un caso más de inseguridad. Creen que a Tortorella lo entregaron o conocía a sus asesinos. “Esto no fue al voleo, pero tampoco un crimen cometido por especialistas“, reveló una fuente.

Desaparición y hallazgo

Tortorella se encontraba desaparecido desde el jueves por la tarde y su hijo había efectuado la denuncia por averiguación de paradero el viernes.
El sábado tarde la conductora de una camioneta que transitaba por el camino Los Ortiz vio el cuerpo cubierto con tierra, ramas y una frazada. Solo se podían observar los pies. El cadáver estaba a poca distancia del arroyo De los Padres, el cual se ubica 2.500 metros al Este del acceso a la localidad serrana.

fototo

Peritos de Policía Científica trabajaron en la escena del crimen para desenterrar el cuerpo y confirmar que se trataba de un hombre de aproximadamente 70 años, de contextura pequeña. Eso alertó a los investigadores, ya que las características fisonómicas eran similares a las de Tortorella. Luego de algunas averiguaciones, los investigadores se contactaron con los familiares del cardiólogo y ayer a la madrugada a través de fotos reconocieron el cadáver.

Tortorella, un reconocido cardiólogo que había trabajado en el Inareps y que ya se había jubilado -aunque continuaba dando cursos para el Colegio de Médicos- desapareció el jueves del centro de la ciudad. Al cabo de algunas horas la preocupación aumentó en sus familiares. Tampoco se supo nada de su camioneta Chery Tiggo patente OJO 462 y color rojo.

Como vivía en la jurisdicción de Batán la denuncia de su hijo -que también se llama Roberto- la radicó en la comisaría octava. El cadáver estaba a poca distancia de un arroyo, semienterrado, en un sector de tierra y algunas ramas lo cubrían.

Los peritos que trabajaron en la escena del crimen habrían notado signos de golpes en distintas partes del cuerpo pero principalmente lesionología compatible con la compresión de las vías respiratorias. Esto fue confirmado por los resultados preliminares de la autopsia.

La escena del crimen

La escena del crimen aún es un misterio para los investigadores. El cardiológo vivía en una casa ubicada en el barrio Colina Alegre. Este domingo, efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones analizaron al vivienda como posible lugar del asesinato. La encontraron muy ordenada para la muerte traumática que sufrió el médico. Pero, a su vez, los especialistas creen que el lugar donde apareció el cuerpo tampoco fue donde se produjo la muerte.

A este misterio que espera ser develado cuando se conozcan resultados de una serie de pericias que fueron ordenadas, se suma la desaparición de la camioneta de Tortorella. Pese a los rastrillajes realizados, la Chery Tiggo que conducía el médico aún no fue encontrada. Para los investigadores su hallazgo puede ser clave.

Subir