15 de julio de 2017
Comentarios

En esta nota

Cristina, Sergio y Florencio: o cómo acercarse al ciudadano, alejándose de los símbolos del PJ

por Walter Schmidt

“Cristina”, “Sergio” o “Florencio” podrían ser los nombres de tres vecinos bonaerenses que quieren seguir con el “cambio” que promueve el gobierno; tres ciudadanos afectados por la situación económica; o tres personas que no quieren saber nada con el oficialismo ni con el kirchnerismo.

Sin embargo, se trata de Cristina Fernández (Unión Ciudadana), Sergio Massa (Un País) y Florencio Randazzo (Cumplir), que hoy lanzaron sus campañas con actos idénticos.

Sin banderas políticas, ni la marcha peronista, ni micros naranjas que acerquen a los militantes, ni choripanes, ni sindicalistas, ni alusiones a municipios o intendentes, los tres se presentaron como la alternativa neo-peronista para las PASO de agosto.

Los actos “muy PRO”, los mostraba, en el caso de Cristina Kirchner, haciendo subir a “la gente” al escenario para que relate sus penurias económicas. A Massa entremezclándose con la gente y dándole un beso en medio del acto a su esposa, Malena Galmarini, como un acto de familiaridad y de despojo. Finalmente Randazzo, en medio de “la gente” como en una conferencia de Ted Talks, donde canta y baila con los ciudadanos y les habla “cara a cara”.

Los tres precandidatos, de invariable raíz peronista, dejaron los bombos guardados, la tradicional marcha en silencio, la ideología “stand by” e intentaron ser “uno más” del pueblo, de ser parte del llano. ¿Les resultará?

DyN

Subir