La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 21 de abril de 2018

Demoraron en la peatonal al músico al que le habían querido quitar su guitarra

Horas después de que un agente de Inspección General intentara quitarle la guitarra por no tener permiso para tocar en la peatonal, Alejandro Gabriel Bonomo (27) fue demorado por la policía. Le labraron dos contravenciones.

Alejandro Gabriel Bonomo (27), el músico al que el viernes le habían intentado quitar su guitarra por no poseer permiso para tocar en la peatonal San Martín, fue demorado por la policía esta tarde luego de que se opusiera a ser retirado del mismo lugar.

De acuerdo a la información a la que accedió LA CAPITAL, personal de la policía local y de la comisaría primera intervinieron cuando Bonomo se negó a dejar de hacer su música en la peatonal a requerimiento de un inspector municipal. Conocido es que la actual gestión municipal no permite espectáculos musicales en la vía pública sin autorización previa.

El leve incidente, que tuvo una desproporcionada respuesta de los policías de acuerdo a lo que puede observar en videos tomados por transeúntes, se produjo esta tarde.  El parte oficial indica que “”al momento de labrarle las actas, este sujeto se tornó hostil con el Inspector municipal Matías Tait (28) aplicándole golpes de puño sin ocasionarle lesiones”.

A Bonomo se le atribuye haber trasgredido el decreto ley 8031 en sus artículo 38 y 72. El primero dice que “será sancionado con multa entre el quince (15) y el cuarenta (40) por ciento del haber mensual del Agente de Seguridad (Agrupamiento Comando) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, el que golpeare o maltratare a otro sin causarle lesión”. El otro, sostiene que “serán reprimidos con multa entre el quince (15) y el cuarenta (40) por ciento del haber mensual del Agente de Seguridad (Agrupamiento Comando) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y/o arresto de dos (2) a treinta (30) días al que “con ruidos de cualquier especie, toques de campana, aparatos eléctricos o ejercitando un oficio ruidoso, de modo contrario a los reglamentos, afecten la tranquilidad de la población”.

Tras ser notificado, Bonomo recuperó la libertad bajo caución juratoria.