26 de julio de 2017
Comentarios

En esta nota

Despedidos de PepsiCo marcharon al Congreso y hubo forcejeos con la policía

Los manifestaron bloquearon el tránsito frente al Obelisco para reclamar la reapertura de la fábrica del partido bonaerense de Vicente López.

Despedidos de la multinacional alimenticia PepsiCo bloquearon este miércoles el tránsito de manera total frente al Obelisco, en reclamo de la reapertura de la fábrica del partido bonaerense de Vicente López para su posterior reincorporación, y marcharon hacia el Congreso, donde forcejearon con policías que les arrojaron gas pimienta.

Los manifestantes, entre las 8.10 y las 10.10, obstruyeron la circulación vehicular con el apoyo de comisiones gremiales internas y agrupaciones políticas de izquierda, como el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), Partido Obrero (PO), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y el Nuevo Más.

Poco antes de las 11, los operarios despedidos arribaron a las inmediaciones del Congreso, acompañados por los precandidatos a diputados nacionales por el PTS Nicolás Del Caño y Myriam Bregman, y el postulante a legislador porteño por el MST Alejandro Bodart, entre otros.

Pasadas las 11, la Policía impidió que los manifestantes arribaran a las puertas del Parlamento, donde pretendían presentar un proyecto de ley con el fin de expropiar la fábrica de Vicente López para su posterior reincorporación.

Los operarios cesanteados forcejearon en el cruce de las avenidas Rivadavia y Callao con los agentes, algunos de los cuales arrojaron gas pimienta.

“Están reprimiendo”, se quejó en diálogo con la prensa Bregman, quien sostuvo que “esta Policía es valiente con los trabajadores, pero no con la empresa que incumple el fallo de la Justicia”.

Se refirió así a la sentencia de la Sala VI de la Cámara de Apelaciones del Trabajo que ordenó que PepsiCo cumpla “con el deber de ocupación” de diez trabajadores despedidos de la planta.

Camilo Mones, delegado de los operarios de la multinacional alimenticia, a su turno expresó: “Queremos entrar en el Congreso y que el Congreso discuta la situación de PepsiCo y de los miles de despedidos del país”.

“La agenda de los trabajadores es urgente. Que el Gobierno decida la expropiación o nacionalice la empresa, pero nosotros queremos volver a trabajar. No nos tiene que recibir con gases y palos, porque queremos trabajar y nada más”, finalizó Mones.

La Policía, luego, permitió avanzar a los manifestantes hasta el Parlamento, donde fueron recibidos con aplausos por empleados del Congreso desde uno de los balcones de edificio legislativo, al que se asomaron diputados nacionales como José Ignacio De Mendiguren y Graciela Camaño, ambos del Frente Renovador.

En el mediodía de este miércoles, la diputada nacional del PTS Nathalia González Seligra procuraba presentar un proyecto de ley para “expropiar” la fábrica de Vicente López y “preservar” los puestos laborales, además de un pedido de interpelación al ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

PepsiCo cerró su fábrica de snacks de la localidad de Florida, partido Vicente López, el 20 de junio último y despidió a los trabajadores, para después anunciar que iba a concentrar su producción en la ciudad de Mar del Plata.

“La planta de Florida empleaba a 600 personas, 100 de los cuales estaban tercerizados y fueron echados sin indemnización”, dijo el operario cesanteado Leandro Gómez.

El trabajador despedido por la multinacional añadió: “De los 500 restantes, 100 no aceptamos la decisión de la empresa y los otros 400 firmaron una doble indemnización, pero 200 de esos compañeros dicen que hicieron el arreglo bajo extorsión porque, si no acordaban, iban a cobrar el 50 por ciento de lo que les correspondía”.

Tras el cierre de la fábrica, operarios cesanteados tomaron la planta y fueron desalojados por la Gendarmería Nacional el 13 de julio.

Subir