28 de noviembre de 2016
Comentarios

Detuvieron a dos curas por abusar de 12 niños sordomudos

El aberrante hecho ocurrió en Luján de Cuya, en Mendoza. En las últimas horas se pudo saber que llevaban a sus víctimas a la denominada "Casa de Dios".

Los dos curas detenidos e imputados por los delitos de “abuso sexual agravado y corrupción de menores” de al menos 12 alumnos sordos de un Instituto para niños hipoacúsicos de la ciudad mendocina de Luján de Cuyo, llevaban a sus víctimas a la denominada “Casa de Dios”, ubicada en el fondo de esa institución educativa, señalaron hoy fuentes de la investigación.

“Las víctimas denunciaron abuso sexual agravado con acceso carnal y sexo oral, y en los relatos dijeron que los llevaban a la ‘Casa de Dios’, los metían para atrás en un lugar ubicado en el fondo del instituto donde otras víctimas podían ver a través de la rendija de una puerta lo que pasaba”, precisó el fiscal interviniente, Fabricio Sidoti.

Según informó, “eran chicos sordomudos de entre 10 y 12 años que hablaban por señas, pero en ese momento no sabían comunicarse ni nadie los escuchaba. Había algunas chicas más grandes que iban y venían, o sea que no estaban internadas allí, pero que veían lo que pasaba y no se podían comunicar”.

En tanto, el procurador de la Corte Suprema, Alejandro Gullé, confirmó que ya se tomó declaración a más de 25 personas en base a la denuncia radicada inicialmente por una de las víctimas.

“El caso existe. Hay dos sacerdotes y una tercera persona civil imputadas”, confirmó el procurador y señaló que la cantidad de hechos relacionados a abusos “no está estipulada aún porque la investigación recién empieza”.
“Una víctima y un testigo presencial fueron los testimonios fuertes y a partir de ahí se tomo la decisión de avanzar. En su momento eran menores de edad estos chicos sordomudos, esto recién empieza”, reiteró.

Gullé precisó que los detenidos son el cura Nicolás Corradi, de 82 años, el sacerdote Horacio Corbacho, de 55, y el empleado José Luis Ojeda, quien habría sido interno del instituto. Los tres hombres están detenidos en una dependencia policial de la localidad de Carrodilla, en Luján de Cuyo.

“Los sacerdotes detenidos no dirigen la institución”, aclaró Gullé en declaraciones a la prensa mendocina. Asimismo, se informó que se está investigando a Corradi por supuestos antecedentes de abuso en Italia, que aparentemente motivaron su traslado.

Los dos sacerdotes y el empleado fueron arrestados la noche del viernes en Luján de Cuyo, mientras que el caso se conoció por la intervención de la senadora radical Daniela García, quien supo de los abusos a través de una integrante del Movimiento de Sordos de Mendoza que se acercó a ella con la intervención de una intérprete.

El Instituto Antonio Próvolo es propiedad de la Obra San José y está ubicado en la calle Boedo 385 de Carrodilla, donde se dicta educación para chicos sordos e hipoacúsicos, algunos de los cuales van a clases y vuelven a sus casas, mientras que otros se quedan internados porque vienen de otros pueblos y provincias.

Según trascendió, los abusos se habrían cometido desde 2007 y entre las víctimas hay mujeres y hombres, muchos de los cuales ya son adultos.

En tanto, autoridades de la Dirección General de Escuelas decidieron suspender las clases mañana en el Instituto para “reorganizar el servicio educativo”, precisaron.

Desde el Arzobispado de Mendoza, el vocero Marcelo De Benedictis dijo desconocer los antecedentes similares por abuso que tendría el sacerdote Corradi en Italia y comunicó que van a “rastrear cualquier información del tema porque todo es muy inminente”.

“Se brindará toda la cooperación que corresponda a las autoridades judiciales para el pronto esclarecimiento de los hechos denunciados”, detallaron en un comunicado oficial.

Subir