13 de febrero de 2018
Comentarios

Detuvieron en un robo al hermano de una de las víctimas de la “masacre de El Martillo”

Se trata del hermano de Brian Falcato, uno de los tres muertos durante los enfrentamientos del 2017. Tiene 19 años y fue aprehendido junto a dos menores, de 15 y 12, mientras intentaban ingresar a una vivienda del barrio Belisario Roldán.

El hermano de una de las víctimas fatales de la “masacre de El Martillo“, el enfrentamiento que tuvo lugar entre domingo 7 y la madrugada del lunes 8 de mayo del año pasado y dejó como saldo a tres personas muertas, fue detenido ayer a la noche mientras intentaba ingresar a una vivienda del barrio Belisario Roldán junto a dos adolescentes de 12 y 15 años.

Se trata de Sebastian Daniel Falcato (19), el hermano de Brian Falcato, quien fue asesinado durante los enfrentamientos en el barrio El Martillo por Nelsón Alderete. Además, es el hijo de Javier Falcato, quien lleva 9 meses detenido por estar acusado de haber participado en el linchamiento de Alderete.

Según informaron fuentes oficiales, Sebastian Daniel Falcato y dos adolescentes, de 12 y 15 años, fueron detenidos el lunes cerca de las 23 mientras intentaban ingresar en una vivienda ubicada en Rauch al 3100.

Personal policial fue hasta el lugar gracias a una denuncia anónima al 911. Al llegar a la vivienda de Ruach al 3100 encontraron a los tres jóvenes violentando la puerta de acceso a la casa, por lo que los aprehendieron inmediatamente.

Falcato y los adolescentes tenían en su poder una serie de herramientas: un martillo, una barreta y una pinza. Además, luego se determinó que habían roto el portón de ingreso al terreno.

El fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Waltar Martínez Soto, dispuso que los tres aprehendidos fueran trasladado a Batán, Falcato a la Unidad Penal 44 y los otros dos, a pesar de ser inimputables, al Centro Cerrado de Menores.

Falcato quedó detenido imputado por “robo agravado por ser cometido en lugar habitado en grado de tentativa”.

Masacre de El Martillo

Según se reconstruyó en el expediente, el 30 de abril del año pasado un interno de Batán identificado como Matías Moyano (31) salió en el marco del beneficio de las salidas transitorias pero cuando transitaba en motocicleta con su novia fue asesinado a tiros. Moyano había sido el cómplice en 2010 de Martín “Martincito” Sotelo durante un asalto en el que este último murió. Y los familiares de Sotelo nunca se lo perdonaron. “Lo dejó tirado”, dijeron.

Tras el crimen de Moyano, Alderete intentó dar con el asesino para vengarse. En esa búsqueda habría incriminado a “Chucky” Lescano de tener relación con ese homicidio. El domingo siguiente esperó paciente en la esquina de Sicilia y Vidal. En un momento, Mariano “Chucky” Lescano (18) pasó manejando en su Volskwagen Gol Trend negro. Chávez iba como acompañante. Al verlo, Alderete no dudó: disparó contra el auto en varias oportunidades. Una de las balas hirió en la cabeza al adolescente de 15 años. Luego de cometer el ataque, Alderete escapó.

Lescano, al ver a Chávez gravemente herido lo llevó de urgencia al Hospital Interzonal de Agudos, donde lo dejó en la guardia. A partir de ahí se puso en marcha otra venganza que se desarrolló la madrugada de este lunes. Los allegados de Chávez y también quienes recordaban a “Martincito” (personas próximas a su familia) habrían salido en busca de Alderete.

Brian Falcato (17) y Lautaro Olivera (18) -sus familiares insisten que no participó de la “cacería- fueron baleados en el marco de otro feroz tiroteo. Falcatto murió y Olivera quedó gravemente herido.

Con la confirmación de las muertes de Falcato y Chávez, pero principalmente con la furia ya desatada en la búsqueda, dar con Alderete fue más sencillo. Para evitar la intervención policial repelieron a tiros la llegada de un patrullero y quemaron automóviles en algunos cruces del barrio. Finalmente, lincharon a Alderete. Lo balearon con una escopeta, lo atacaron con armas blancas y lo incendiaron.

En base a distintos testimonios y a considerar la hipótesis primigenia de la venganza de Alderete por el crimen de Moyano, la fiscal Sánchez avanzó decidida y con firmeza sobre los autores del linchamiento. Ordenó detener a “Chucky” Lescano y Angel “Baggio” Chavez, Rodrigo Juárez (18), Javier Falcato (padre de Brian) y Belén Palavecino, conocida como “La Belu”, tiene antecedentes por venta de estupefacientes y es familiar directa de Sotelo, aquel joven asesinado en 2010.

 

Subir