La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 24 de abril de 2018

“El nuevo Código Penal va a marcar los intereses de la sociedad de hoy”

"No vamos a hablar ni de un código garantista, ni de un código de mano dura. Sí de un código que tenga penas proporcionales", afirmó el juez Mariano Borinsky.

En poco tiempo, la Argentina tendrá un nuevo Código Penal. El juez de la Cámara Federal de Casación Penal, Mariano Borinsky es el presidente de la comisión que trabaja hace más de un año en la elaboración del nuevo código y, de paso por Mar del Plata, brindó algunos adelantos.

El juez confirmó que el proceso de elaboración está en el tramo final y que dentro de un mes finalizará. A partir de allí, será presentado al presidente Mauricio Macri para que lo evalúe y luego llegará al Congreso donde será tratado en las dos cámaras.

“Se incorporan nuevos delitos. Delitos en el deporte, el grooming, los delitos a través de los medios informáticos. En lesa humanidad se crea un nuevo libro tercero vinculado con genocidio y la desaparición forzada. Hasta ahora no estaba en el Código Penal sino en los tratados internacionales. Hay nuevos capítulos vinculados con el narcotráfico, con los ilícitos tributarios y con los delitos aduaneros. Es un código penal que va a marcar los intereses de la sociedad de hoy en día”, le dijo a LA CAPITAL.

– ¿Qué implica esta incorporación de los delitos de lesa humanidad al código?

– Lo primero que hay que decir es que se incorpora al código penal. Hoy, para aplicar lesa humanidad hay que ir a los tratados internacionales de derechos humanos.

Ahora habrá que ir al Código Penal Argentino porque va a haber un libro tercero que va tipificar los delitos de lesa humanidad, genocidio y desaparición forzada de personas, con la características que tiene el derecho penal internacional.

– ¿Habrá cambios en lo que respecta a las salidas transitorias?

– Eso tiene que ver con la ley de ejecución penal. Algunos de los aspectos que se tocan tienen que ver con la libertad condicional. La libertad condicional no va a ser posible en determinados casos, cuando se trata de reincidentes, de agresores sexuales graves o secuestros extorsivos seguidos de muerte. En estos casos va a tener que cumplirse íntegramente la pena para lograr uno de los principios del nuevo código penal que es la aplicación efectiva de la ley penal.

– ¿Es también un pedido de buena parte de la sociedad?

– El Código Penal debe ser un espejo de los intereses de la sociedad. Es un contrato con la sociedad que muestra sus intereses y sus sanciones. Este es uno de los aspectos de aplicación efectiva. Hay otros como la inseguridad el narcotráfico, los delitos de funcionarios públicos o la necesidad de que el decomiso vuelva al estado sin tener que esperar la culminación del proceso penal. Muchos de estos aspectos son intereses fundamentales de la sociedad.

– Ese espejo de la sociedad tiene varias caras, ya que hay posiciones antagónicas respecto a cuestiones como la “mano dura”.

– Por eso no hablamos de un sector sino de toda la sociedad. No hay que hablar ni de mano dura ni de mano blanda sino de algunos aspectos centrales del código como la aplicación efectiva o lograr seguridad jurídica. No vamos a hablar ni de un código garantista, ni de un código de mano dura. Sí de un código que tenga penas proporcionales.

– La gobernadora de la provincia hizo hincapié en la transparencia de la selección de los jueces. ¿Es un aspecto central?

– Hablamos de tres pilares fundamentales. Eficiencia, igualdad y transparencia en la administración de justicia. Eficiencia para decidir todos los casos en el menor tiempo posible, igualdad para que el código penal no se oriente sólo a los que menos tienen sino en términos equitativos y en términos de transparencia para que se comunique absolutamente todo.

La sociedad quiere saber qué es lo que sucede en el ámbito de la Justicia. Los jueces deben mostrar sus sentencias, cómo las hacen y todo lo que tienen. La transparencia es un pilar fundamental para controlar los actos públicos de gobierno.

La sociedad espera de la Justicia mucho más de lo que la Justicia le da. Y ese acercamiento se logra a través de transparencia e igualdad.

– ¿Cómo se cruzan las ideologías a la hora de administrar justicia?

– Buscamos una justicia ágil moderna, cercana a la sociedad. Este código no va ser un código que tiene una determinada ideología. Buscamos un código posible que sea de interés de la sociedad. No tenemos que estar atados a ideologías.

Necesitamos hacer modificaciones estructurales. El código tiene 100 años, esto va más allá de una política circunstancial de un gobierno. Estamos hablando del código penal para los próximos 100 años.