30 de noviembre de 2016
Comentarios

El Presidente en diez frases

Los momentos más destacados de la entrevista con Mauricio Macri.

“La reforma electoral es algo no negociable. Vamos rumbo a un sistema electoral que desea terminar con la trampa y el robo de votos”.

“La gente, aún sabiendo que el cambio es difícil y el camino es largo, tiene esperanzas como nunca tuvo antes, y le da un nivel de apoyo al Gobierno como a ningún otro gobierno de América Latina”.

“Hoy estamos más convencidos que nunca del rumbo que hemos tomado, y siento que la gente lo entiende mucho mejor que muchos de los dirigentes que continúan haciendo propuestas demagógicas”.

“Yo gobierno especialmente para los que menos tienen, para el 32 por ciento que está en la pobreza, para aquellos que necesitan que el país vuelva a crecer. La discusión del impuesto a las Ganancias es para el tres por ciento del país que más gana en la Argentina”.

“El mundo nos abrió las puertas. Todos quieren que a la Argentina le vaya bien. En esta etapa yo me pondría una buena nota. Yo le pondría un 8”.

“Si hay algo en lo que nos equivocamos fue en no tomar la dimensión del nivel de destrucción que se había concretado en el gobierno anterior. La Argentina estaba quebrada, en default, sin energía y con deudas de todo tipo, más la carga impositiva más grande de toda la historia”

“Sé que un cambio cultural como este va a llevar mucho más que ocho años. No me desvela la reelección. No se me ocurre siquiera pensar en las elecciones de 2017. Mis días se debaten en solucionar conflictos”.

“Necesitamos el apoyo de la gente para que aquellos que desde la prepotencia se oponen al cambio, aquellos que quieren conservar en forma mafiosa su espacio de poder, sepan que esto es una decisión no de un gobierno, sino de la mayoría de los argentinos que queremos progresar”.

“La austeridad tiene que ser un valor. Yo lo predico desde hace años con el ejemplo porque creo en el valor de la austeridad. Consumir más no nos acerca a la felicidad. Y ahí estoy alineado más que nunca con el Papa, en el sentido de que el dinero no es el camino hacia la felicidad”.

“No podemos encerrar a los argentinos que tienen inquietudes de viajar este verano. Tenemos que competir con algo que esté a la altura, y creo que lo podemos hacer”.

Subir