18 de octubre de 2016
Comentarios

“El síntoma es enviar más patrulleros, pero así no se arregla el problema”

El diputado nacional, José Ignacio De Mendiguren, reclamó que "hace falta política económica, políticas activas en los sectores productivos para que puedan torcer esta tendencia de cuatro años de caída", al referirse al gobierno de Cambiemos.

El diputado del Frente Renovador José Ignacio de Mendiguren dialogó con LA CAPITAL y realizó un análisis sobre los primeros diez meses de Cambiemos. Respaldó la decisión de “atacar” ciertos temas económicos pero aseguró que el gobierno tiene la “ilusión” de que los problemas sólo se solucionarán abriendo el país al ingreso de capitales y “esto no es así”, sostuvo.

“En los primeros diez meses de gobierno, Cambiemos ha tomado medidas que todos en la campaña habíamos dicho que había que tomar, como la salida del cepo y arreglar con el tema de los holdouts”, sostuvo el diputado nacional por el Frente Renovador.

“Pero, indudablemente, lo ha hecho con un proceso que era lo que nos diferenciaba durante la campaña, nosotros creíamos que del cepo había que salir no solamente a través de la política cambiaria, sino que además había que salir con una armonización de las distintas políticas, es decir, a través de un plan que garantizara que la modificación del tipo de cambio no la licuara la inflación, que fue lo que finalmente sucedió”, agregó.

En este sentido, el ex presidente de la Unión Industrial Argentina sostuvo que el oficialismo debería haber realizado una “llamada al consenso económico y social”, donde los sectores productivos y los sectores del trabajo podrían haber llevado adelante un “plan compartido”, que hubiese fomentado la baja de la inflación. “La inflación sin lugar a dudas iba a ir a la baja, no a través de la recesión económica como está ocurriendo ahora, sino a través del crecimiento ordenado de la economía”, argumentó.

Otro de los temas pendientes que el dirigente político destacó fue el llamado a paritarias y la famosa “lluvia de inversiones” que tanto se pronosticó para el segundo semestre. “Esto generó para nosotros, que la inversión que el gobierno creía que con la sola aparición del cambio se iba a producir no se produjo. El gobierno está a la ilusión de que solamente hay que abrir el país al ingreso de capitales y que eso va a ordenar el resto de la economía y sabemos que eso no es así. Yo creo que hace falta política económica, políticas activas en los sectores productivos para que puedan torcer esta tendencia de cuatro años de caída”, sostuvo y agregó: “Se atacaron los temas que había que atacar, no cabe ninguna duda, pero con una forma distinta a como las hubiésemos hecho nosotros”.

“Todos los problemas que hay se solucionan de una sola manera: creciendo. El crecimiento tiene que ver con todos los problemas sociales sin resolver, hoy la gente está muy preocupada por la seguridad y no cabe duda y creo que en eso Sergio Massa es una de las personas que con más fuerza ha encarado este tema. Pero también entendemos que una cosa es atacar el síntoma, pero hay que ir a la causa. El síntoma es enviar más patrulleros y gendarmes, pero así no se arregla el problema. El problema se arregla volviendo a crecer, incorporando a toda esta gente que tiene muchas dificultades al mercado de trabajo”, sostuvo.

En este sentido, sostuvo que para lograr revertir la situación social “hay que cambiar el modelo económico, en lugar de exportar trigo hay que exportar fideos, como lo hace Europa o cualquier país que tiene un plan estratégico de desarrollo”.

“Cuando uno va a los alrededores de Mar del Plata, de Buenos Aires y ve los asentamientos uno se encuentra que muchísima gente que vino del interior de la provincia buscando un mejor futuro y se frustró. Hay que revertir ese proceso y que la gente vuelva al lugar del que nunca tendría que haberse ido pero con trabajo digno”, concluyó.

Subir