15 de septiembre de 2017
Comentarios

En algo, Margarita coincide con Cristina: “Macri prepara la segunda fase del ajuste”

La candidata a senadora por 1País dijo que en esa instancia debe haber una oposición que controle. "La señora de Kirchner no puede controlar a nadie", sostuvo.

Margarita Stolbizer.

Margarita Stolbizer reconoce coincidir en algo con Cristina Fernández de Kirchner. Al igual que lo advirtió la ex Presidenta, la candidata a senadora por 1País está convencida de que luego de las elecciones de octubre el Gobierno de Mauricio Macri encarará un proceso de reformas en materia laboral, previsional e impositiva.

“Es claro que si estas reformas fueran buenas noticias ya las estarían dando a conocer. Pero las están escondiendo en medio de la campaña porque efectivamente no son buenas noticias”, le aseguró la actual diputada del GEN a LA CAPITAL.

Enfrentada de manera abierta con la ex mandataria, a la que denunció penalmente por diversos hechos de corrupción, Stolbizer considera que el diagnóstico de la candidata de Unidad Ciudadana -quien vaticinó un próximo “gran ajuste”- es “correcto”. Pero asegura que Cristina no tiene “autoridad ni capacidad” para evitarlo.

“La señora de Kirchner no puede controlar a nadie”, sostuvo.

Stolbizer llegó este jueves a Mar del Plata para retomar las actividades de campaña en compañía de la candidata a diputada Julia Romero y de los candidatos a concejales Ariel Ciano, Valeria Crespo y Carlos Matos, entre otros referentes locales del espacio que lidera Sergio Massa. Según Stolbizer, 1País tiene el reto de mejorar el papel que tuvo en las primarias de agosto porque, según reconoció, esa fuerza “no alcanzó con las expectativas” que tenían sus dirigentes.

– ¿Qué conclusiones ha sacado usted del resultado de las PASO?

– Somos sinceros y decimos que no nos fue como queríamos y por eso trabajamos para conseguir un mejor resultado. Analizando a las dos fuerzas que protagonizan la expresión de la grieta vemos que Cambiemos obtuvo un voto militante de quien no quiere que gane Cristina mientras que Unidad Ciudadana mostró un piso y un techo muy consolidado. Por lo tanto creemos que tenemos espacio para crecer entre quienes no votaron por ninguna de esas alternativas. Sabemos que son muchísimas personas.

– ¿Cree que algunos de los votaron por Cambiemos y a Unidad Ciudadana podrían modificar su postura?

– No tengo dudas de que el avance de las causas por corrupción contra la señora de Kirchner va a quebrar a muchos de sus votantes ni bien se convaliden las cosas que nosotros venimos diciendo desde hace muchos años. En el caso de Cambiemos, se le hace difícil retener votos porque todos los días cometen errores que ponen de manifiesto lo que son.

– ¿Por ejemplo?

– El episodio Maldonado muestra que a este gobierno, el tema de los derechos humanos, le incomoda y le molesta. El tratamiento que le dieron a un tema tan grave y delicado demuestra que la instrucción original era tapar y no hablar del asunto. Lo hicieron hasta que una encuesta les demostró que los argentinos estaban preocupados. Le dieron un tratamiento lamentable, exculpando a Gendarmería y pretendiendo que no se trataba de una desaparición forzada. A un mes y medio no tenemos resultados y es cada vez más difícil encontrarlos.

– ¿Para usted qué sucedió?

– No lo sé. Pero sí sé que el Gobierno no investigó inicialmente ninguna de las cuatro hipótesis, en especial la primera y la principal, que es la que señala a Gendarmería. Se ocuparon de sacar esa hipótesis del medio. Cuando hay una fuerza de seguridad que disuade o reprime una manifestación su responsabilidad es la de cuidar a las personas. Maldonado desapareció en ese momento y por lo tanto eso es lo que se debía investigar. Fueron a reprimir un piquete en un lugar en donde pensaron que tal vez no se iba a notar. Lo que sucedió ahí muestra lo que el Gobierno es. Yo rechazo el uso electoral de los sectores del cristinismo, que plantean que Macri es la dictadura. No creo que haya un plan sistemático de desaparición ni que la Gendarmería haya tenido la intención de hacer desaparecer a Maldonado. Pero es grave que algunos desacrediten a Maldonado o digan que los mapuches son terroristas. Son duros y violentos, pero no asesinos. Con todo esto se busca desacreditar a la víctima, lo que me hace acordar mucho a lo que pasó con Nisman.

– Volviendo al tema electoral. Usted rechazó duramente el llamado a la unidad opositora de la ex Presidenta…

– Para nosotros eso está totalmente descartado, fundamentalmente por quién hace la convocatoria. La señora de Kirchner no tiene autoridad para hacerla. Lo que se discute en octubre es la oposición. Pensamos que Argentina necesita recibir inversiones y generar empleo. Para eso tenemos que ser un país estable, previsible y confiable y para ello debe haber un gobierno y una oposición con esas características, ¿Es la señora de Kirchner la que expresa eso? No lo es. Nosotros trabajamos con el liderazgo de Massa que tiene una mirada de futuro de la Argentina que da garantías. Cambiemos, aunque haga una excelente elección, no va a tener mayoría en el Congreso. Por eso estará obligado a sentarse a consensuar leyes. ¿Qué pasará si ese papel lo tiene la señora de Kirchner?.

– ¿Coincide con el pronóstico de Cristina de que el Gobierno planea para su segunda etapa un “gran ajuste”?

– Lo compartimos….

– Comparte al menos eso con Cristina…

– Sí, es que su diagnóstico es correcto. Pero creemos que no es ella la que puede controlar. Nosotros tenemos una visión crítica de este gobierno, que en dos años ha empobrecido a los argentinos. Pero no le voy a colgar a este gobierno los 12 millones de pobres que dejó Cristina ni todo lo que no pudo o supo resolver mientras ella gobernó al país durante los años de mayor crecimiento económico de la historia. El Gobierno va a necesitar quien lo controle, porque todos vemos su soberbia y su actitud de esconder las reformas en el cajón. La señora de Kirchner no puede controlar a nadie y por eso los ciudadanos deben tener en cuenta a quién van a sentar en esa mesa. Creo que el Gobierno ha demostrado su propia soberbia y no me quiero imaginar qué va a hacer después de las elecciones

– Dice que no lo quiere imaginar, pero evidentemente sí se lo imagina…

– Está claro que tiene guardada la reforma previsional para subir la edad jubilatoria de las mujeres, la reforma laboral con más flexiblización y la reforma impositiva para reducir los aportes patronales. Es claro que si estas reformas fueran buenas noticias ya las estarían dando a conocer. Pero las están escondiendo en medio de la campaña porque efectivamente no son buenas noticias. Mientras tanto el Gobierno sigue instalando este relato de la grieta poniendo a Cristina arriba de la mesa.

– ¿La grieta es un negocio?

– Es un negocio en términos electorales y de eso no tengo ninguna duda. Es un relato que inventó Cristina cuando eligió a Macri para confrontar, con la fantasía de que con él en el Gobierno iba a poder volver. Ahora el Gobierno profundiza ese relato porque cree que con ella como rival ellos suma votos por el espanto. Con este escenario hay muchos que se favorecen. Los medios de comunicación están entre ellos, tomando partido y creo que en gran medida son responsables. Mientras hablamos de la grieta no discutimos las cosas importantes.

– ¿Usted se siente cómoda cuando acude a los programas de televisión que explotan el discurso de la grieta?, ¿no se siente condicionada?

– Yo no me condiciono. Si algo defiendo son mis convicciones. Nos llamamos 1País y eso no es casual. Tratamos de reflejar la idea de unidad porque queremos una visión compartida como Nación. Lo que creemos es que hay que trabajar por más derechos y convivencia en la diversidad. Y digo abiertamente que en esta estrategia del gobierno de polarizar con Cristina, le dieron protección. Es un tema muy grave, reconocido por muchos que dicen que Cristina estaba para ir presa en mayo y que Macri levantó el teléfono para que eso no pasara. Eso es de una gravedad enorme, porque no se trata sólo de especulación electoral. Esto es garantizarle impunidad por conveniencia.

Subir