13 de noviembre de 2017
Comentarios

En esta nota

Fatboy Slim y Phoenix, final eufórico para el Personal Fest

El rave del DJ inglés completó la efectividad de la banda francesa y a la poderosa performance de Los Fabulosos Cadillacs, en una jornada de más de 10 horas de música y entretenimiento.

por Claudia Roldós
@clauroldosmdp

BUENOS AIRES (Enviada especial).- Fatboy Slim ofreció, ante unas 25.0000 personas, un set de música, imágenes e iluminación, para un intenso final de la doceava edición del Personal Fest. La tarde/noche contó también con la banda de rock francesa Phoenix -su cantante, Thomas Mars terminó deslizándose y caminando sobre el público-, Los Fabulosos Cadillacs, Seu Jorge, PJ Harvey y los marplatenses de Altocamet.

El famoso DJ británico tuvo un gran despliegue de luces y sonidos para que la fiesta, que había comenzado pasadas las tres de la tarde, sea completa.

Norman Quentin Cook, más conocido como Fatboy Slim, arrancó invitando a “Eat, sleep, rave, repeat” y realizó un mix “estilo libre” en el que estuvieron sus éxitos y remixó bases en vivo de White Stipes, Bruno Mars, Gorillaz, Santana, James Brown y Queen, entre otros.

Fue un show de más de una hora y media, que se extendió hasta pasada la una de la mañana de hoy.

La banda Phoenix trajo su rock francés, con letras en inglés e italiano. En un recital preciso, con temas de su último disco Ti amo, como Tuttifrutti, Rome, Fior di Latte, además de los anteriores trabajos, Liztomania”, Entertainment”, If I Ever Feel Better y Trying to be cool. El frontman, que había conquistado al público con su despliegue y calidad musical, selló su vínculo con su particular paseo sobre la marra humana.

La fiesta de los Cadillacs

Los Fabulosos Cadillacs arrancaron “al palo” con Mi novia y El aguijón, para continuar con demasiada presión, El Genio, El Fantasma, La Tormenta, El León, Siguiendo la luna, Saco azul, Vasos vacíos, Mal bicho y Matador.

Estuvieron acompañados por Astor Cianciarullo, hijo de Sr. Flavio, en la segunda batería y Florián Capello, hijo de Vicentico, confirmando porqué son una de las bandas más importantes de Latinoamérica. Tras Satánico, el final llegó con Yo no me sentaría en tu mesa, con el hijo menor de Vicentico, Vicente, de 10 años, en la batería.

Cuando toda la banda se había ido, Sr Flavio se despidió con los acordes del himno nacional argentino en su bajo.

Fabulosos Cadillacs

Experimentación y anécdotas

La inglesa Polly Jean Harvey, provocadora, brindó una muestra de su experimentación, tanto conceptual como musical. Ingresó, saxo en mano, precedida por los músicos de su banda con una introducción marcial.

Con sus típicos accesorios con plumas y toda de negro, al igual que sus músicos, mostró su versatilidad en una actuación muy esperada por sus fanáticos.

Seu Jorge, solo con su guitarra, su particular voz y su memoria cargada de anécdotas llegó al escenario al atardecer. El carioca rememoró gran parte de los covers de David Bowie de la película The life aquatic que filmó con Wes Anderson. Fueron del set Changes, Rebel rebel, Rock’n roll suicide, Space oddity, Five years, Life on mars y cerró con When I live my dream.

Para todos los gustos

Banda de Turistas volvió a este festival, abriendo la tarde en el escenario Huawei. Bruno Naughton y compañía están presentando su quinto disco “Mancho” que definieron como “no pretensioso, honesto. Nos llevó tres años hacerlo, sin atarnos a lad reglas comerciales”, según lo definió luego del recital en el que tocaron sus éxitos Estoy bien mal y Química y cerraron con Todo mío el otoño y El asombroso misterio de la no materia.

Banda de Turistas

La actividad en el escenario principal había arrancado con los mexicanos Centaurus, Neon Indians y Daughter.
Por el escenario Huawei pasaron también Whitney y The Black Angels.

El Escenario indoor abrió con Chuqui de Ipola (ex Los Piojos), Callate Mark (Con Florian Capello), Deborah del Corral, Daniel Spalla, Utopians y Homeshake.

El Domo 4G tuvo a No tan santos, Umanoides, Cítrico, On Off, Orion XL, Weste, Duna, Bándalos Chinos y Francisca y los exploradores.

Subir