La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 23 de abril de 2018

“Hay que replantear los valores de los alquileres”

Representan un porcentaje cada vez más elevado del volumen de costos que maneja un comercio. Eso obliga a buscar variantes no tan rentables.

Desde Apyme (Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios) expresaron preocupación por el momento que atraviesan por el cierre de locales comerciales. “La situación es sumamente complicada”, señaló Gustavo Casciotti.

El titular de Apyme hizo hincapié en el elevado costo de los alquileres y aseguró que “tenemos que sentarnos en una mesa de negociación y ver de qué manera replanteamos los valores de los alquileres, sobre todo en las arterias más importantes de la ciudad”.

“Los alquileres representan un porcentaje cada vez más elevado del volumen de costos que maneja un comercio. En muchos casos son desproporcionados y en un marco de caída de ventas, esos alquileres ya no son pagables”, resaltó y reveló que por esta situación “hay muchos comercios que están saliendo de arterias tradicionales y buscan calles laterales para pagar menos alquiler”.

Por otra parte, Casciotti puntualizó en la problemática que le genera al comercio el aumento en las tarifas de los servicios.

“Es un tema crucial. Todos aquellos que, en sus distintos rubros, tengan un uso intensivo de luz o gas, están recibiendo facturas que son impagables”, contó.

En esa dirección, el titular de Apyme aseguró que el efecto del tarifazo “es doble”. “Por un lado, le resta capacidad de compra al consumidor ya que tiene que gastar más en tarifas y le queda menos para gastar en compras. Y por otro, los comerciantes reciben facturas con valores escandalosos”, explicó.

Por último, Casciotti recordó que “venimos denunciando desde hace dos años, un deterioro del mercado interno y una pérdida del poder adquisitivo del grueso de los marplatenses producto de varias cuestiones”.

En lo estrictamente local, “tenemos el agravante de que somos la principal ciudad en cuanto a cantidad de personas de la tercera edad y en marzo recibieron un recorte a sus ingresos. Todo eso hace que el volumen de ventas haya disminuido”.