17 de abril de 2017
Comentarios

En esta nota

“Interrogantes”, libro de profundas reflexiones, de Olga Ferrari y Lilián París

Por Sebastián Jorgi

Compartir la autoría de un libro siempre implica un riesgo y más aún cuando tratan los mismos temas, tal es el caso de Interrogantes, firmados por Lilián París y Olga Ferrari u Olga Ferrari y Lilián París. Dos poetas y narradoras ya reconocidas en Mar del Plata, por las sendas obras sostenidas con excelente nivel a través del tiempo.

“Estando una mañana sentada a mi escritorio, me puse a pensar en las cosas de la vida. Ésta me había regalado cosas, y me había quitado otras. Los seres queridos ya no estaban y pensé en la muerte. Y los que quedaban, mis hijos, mis nietos, son mi alegría y mi felicidad…Y pensé en la vida”, envía en su prólogo Lilián Paris.

“Cuando la escritora y querida amiga Lilián París me convocó para este trabajo sentí temor de no encuadrar en forma eficaz la propuesta. Luego, al conocer los temas que Lilián había elegido, entendí que varios de sus Interrogantes, como el miedo, involucrarse y la amistad, eran un desafío que valía la pena afrontar”, responde en su prólogo Olga Ferrari.

Desafío que ambas afrontaron con profundas reflexiones sobre los temas expuestos, temas caros como el alma, la mujer, el seductor, el valor humano, la madurez, el miedo, la poesía, el teatro, la soberbia, entre otros que las lectoras sabrán sopesar en el nutrido nomenclador temático.

Y si digo lectoras, es porque hay algún síndrome femenino -¿feminista?- abordado por las dos escritoras. Lo que no excluye el mundo de la masculino, al contrario, estamos involucrados. Con leer el capítulo El seductor, habrá que aceptar las razones expuestas.

Hay hondas reflexiones sobre la vida y el mundo que habitamos, con su diversidad temática y los avatares de la época, el mundo literario y personal experimentado por Lilián y Olga, que es realmente original y fuerte en ambas con sus libros editados y destacadas actuaciones en el orbe cultural.

Así, deslindan cuestiones axiológicas, modelos de vida, miradas de fino filosofar sobre situaciones límites, interesantes ideas sobre el teatro, el poeta, la conciencia, por mencionar otros temas que a todos nos atraviesan en el devenir de nuestras vidas, interrogantes que solemos plantearnos, más en la sociedad conflictiva y por muchos espacios, decadentes de nuestro país.

Husserl en sus Investigaciones Lógicas formula que la corriente de la vida pasa por al lado mientras está sentado a su escritorio y expresa: “La corriente viva en la que yo nado”.¿ No le estará pasando lo mismo a nuestras escritoras? Hace poco tiempo leí un libro muy interesante del filósofo Hans Blumemberg, Teoría del mundo de la vida que se pregunta:”¿Qué esperamos cuando se habla del mundo de la vida, cuando se pregunta por él, cuando se pide que lo describa?”

Interrogantes es un libro valiente, no podía ser menos, conociendo a dos escritoras que expresan lo que sienten y que permanentemente están escribiendo, imaginando, poetizando, pensando, para volcar en sus cuadernos y apuntes su literatura, de pleno compromiso con una sólida textura, expandida en una prosa fluida, para regalarnos un libro entramado dialécticamente, a manera de cartas, epistolar, digamos, ya que la grafía y el diseño así lo han propuesto adrede nuestras queridas autoras.

Y lo que hay que destacar, en este juego dialogal, que no hay contrapunto, ni mínima controversia, Olga y Lilián, Lilián y Olga escriben libremente y opinan sobre las cuestiones de y con la vida, con total desenfado y libertad. Y que he compartido con sumo interés, volviendo varias veces sobre las páginas de Interrogantes.

Subir