30 de noviembre de 2016
Comentarios

En esta nota

Investigan confuso fallecimiento de una anciana en un geriátrico de Miramar

Familiares de la mujer realizaron una denuncia por abandono de persona mientras que desde el establecimiento negaron tal situación. Por su parte, la fiscal Ana Caro ya comenzó una investigación donde se busca comprobar si hubo una acción culposa o dolosa.

MIRAMAR (Corresponsal)- El confuso fallecimiento de una anciana en un geriátrico situado en la calle 27 al 1400 de Miramar desató una serie de protestas de familiares a los que se sumaron ex empleados quienes afirmaron que los ancianos son víctimas de diferentes malos tratos cotidianamente.

A raíz del deceso, en donde la víctima presentó un evidente deterioro de su salud, se realizó una denuncia en la fiscalía de Miramar, a cargo de Ana Caro, por “abandono de persona seguido de muerte” y por eso ya existe una investigación en marcha para determinar si hubo una acción dolosa o culposa por parte de los responsables del establecimiento.

El abogado defensor, Silvio Elizondo, reconoció la acusación al tiempo que no se descartó una acción legal “por calumnias e injurias”.

De todas maneras, la propietaria del geriátrico dijo que “no hay maltrato y esto es todo un problema originado por ex empleados”.

Cabe señalar que dicho lugar de residencia de personas mayores fue clausurado por el cuerpo de bomberos en su parte superior durante el transcurso del 2011, ya que ese sector no contaba con las comodidades necesarias para albergar a personas de estas características.

Desde el municipio, a través de la Secretaría de Desarrollo Humano hicieron saber que recibieron una inquietud sobre esta situación y que realizan periódicas visitas para conocer el estado de este tipo de hogares, junto con Zona Sanitaria VIII y representantes del Ministerio de Salud.

Por otro lado, hoy habrá una nueva manifestación donde los familiares y ex trabajadoras prometieron llevar esta acción “hasta las últimas consecuencias”. Por tal motivo el establecimiento, que tiene pintadas contra sus responsables y autoridades municipales, permanece bajo custodia policial.

Subir