La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 24 de abril de 2018

Juan B. Justo, la zona comercial más afectada por el cierre de negocios

Lo señaló el secretario de la UCIP. Es por la caída en las ventas, el aumento de las tarifas y el precio de los alquileres. Preocupación por el invierno.

Foto archivo.

El centro comercial en el que más se siente el cierre de locales comerciales es el de la avenida Juan B. Justo, advirtió este martes Blas Taladrid, secretario de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP).

Un relevamiento de la entidad realizado “hace 15 días” reveló que en esa avenida, históricamente vinculada a la industria textil, se registra “un 13% de locales cerrados”, sin contar el tramo entre las calles Lavalle y Alem, donde “casi todos los negocios” están en esa condición, mencionó el dirigente.

El porcentaje fue medido entre las calles Buenos Aires y Lavalle. “Venimos haciendo relevamientos en centros comerciales. El que más nos llama la atención que viene incrementando su tasa de desocupación es Juan B. Justo”, dijo Taladrid en declaraciones a LU6 Radio Atlántica luego de que LA CAPITAL reflejara la preocupación del sector comercial por el cierre de locales en el microcentro.

“Lo que hemos visto es movilidad en los centros comerciales. Hace dos años había muchos locales cerrados en centros comerciales barriales, como los de Talcahuano, Tejedor, 12 de Octubre y, en menor medida, San Juan, que han ido recuperando su tasa de ocupación en este último año, cuando ha aumentado en las áreas comerciales centrales, como Güemes, Olavarría y el microcentro, donde los valores de los alquileres son mucho más altos”, explicó el secretario de la UCIP.

Entre las causas puntualizó “la caída de venta interanual”, que “se había desacelerado pero se acentuó a partir de fines del año pasado”, los aumentos de tarifa y el precio de los alquileres, “que son las que más impactan en los locales y hace que cada vez sea más difícil sostenerlos”.

Taladrid señaló que en Mar del Plata se da una “situación cíclica” en la que “se abren comercios cerca del verano y se cierran luego de Semana Santa”. Pero se manifestó sorprendido por “las firmas tradicionales que están empezando a cerrar”, dado que “antes uno veía que era más el comercio golondrina el que cerraba en esta época”.

El negocio que cierra es porque arrastra dificultades de “uno o dos años”, comentó. “Siempre decimos que no cierra el día que empieza a tener problemas”, aclaró. “Los primeros indicadores son el retraso en los impuestos y el achique de personal, hasta que llega un momento en que la situación se hace para muchos insostenible”, apuntó.

A su entender, “ir sacando empleados o no ir acompañando los aumentos salariales termina repercutiendo en un menor poder adquisitivo de la gente, en un menor poder de compra, lo que hace que haya menos venta”.

Taladrid mantuvo el lunes un encuentro con el secretario general de la CGT, Miguel Guglielmotti, y el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, Guillermo Bianchi, en el que coincidieron en “la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de la gente” porque “Mar del Plata es una ciudad que vive del mercado interno”.

Taladrid pronosticó un invierno “difícil”. “Compartimos la preocupación de la CGT”, acotó, y se manifestó a favor de iniciar “un trabajo conjunto” entre “sectores empresarios, sindicales, privados y públicos”. “Mar del Plata tiene un índice de desocupación histórico. Se viene hablando del cabio de la matriz productiva y se ponen pocas manos a la obra. Todos los actores tenemos que aunar esfuerzos para revertir esta situación”, agregó.