13 de marzo de 2018
Comentarios

Kyle LaMonte no jugará más en Peñarol

Se rescinde el vínculo por "incuplimiento de contrato". En un momento deportivo difícil, deberán sustituirse 17 puntos de promedio por partido. Leo Gutiérrez y los dirigentes ya buscan un reemplazante.

Fue héroe cuando Peñarol ganó la Liga de las Américas 2010. Hoy Kyle LaMonte se va como el "malo" de la película.

Hace ocho años era el héroe de la segunda conquista de América, con su memorable producción en el partido final ante Halcones de Xalapa. Fue parte importante del mejor ciclo “milrayitas” de la historia. Hoy, en cambio, se va, desprestigiado, por la puerta de atrás.

Este martes se puso un punto final para la relación entre el estadounidense Kyle LaMonte y Peñarol. Los dirigentes y el representante del basquetbolista llegaron a un acuerdo para rescindir el vínculo que lo ligaba a la institución. LaMonte no jugará más en Peñarol.

Técnicamente, este punto final no fue un despido. “Nosotros no lo echamos, se le rescinde el vínculo por incumplimiento de contrato”, aclaró el dirigente Alfredo Miño.

El último sábado el jugador se había negado a jugar frente a San Martín de Corrientes para reclamar un pasaje adicional de avión para que su esposa viaje desde Estados Unidos a Mar del Plata para visitarlo.

El final se veía venir después de que el club presentara el contrato del jugador ante la AdC a fin de cubrirse de cualquier reclamo y, sobre todo, tras las terminantes declaraciones del entrenador, y ex compañero, Leonardo Gutiérrez, quien pidió públicamente que “no haya marcha atrás” con el estadounidense.

La cuestión es que este sorpresivo y doloroso final de la relación con LaMonte pone al cuerpo técnico de lleno en el difícil problema de encontrarle un buen reemplazante.

En 20 partidos jugados el estadounidense promediaba 17,1 puntos y era el goleador del equipo. Si bien no había jugado en un nivel descollante, su rendimiento había estado a la altura de las expectativas. Sustituirlo no será fácil.

Así lo reconoció el dirigente Alfredo Miño. “Leo y los asistentes ya se pusieron a trabajar en Corrientes. Pero esto nos toma totalmente desprevenidos. Habitualmente, siempre estábamos al tanto de los movimientos de otros jugadores por las dudas. Pero esta vez estábamos conformes con él y Pettigrew, y no estábamos siguiendo el mercado. Ahora habrá que ver quién puede venir. No puedo arriesgar cuando contaremos con un nuevo extranjero. Llegará cuando podamos conseguirlo”, afirmó.

Después del partido de este miércoles en Corrientes ante Regatas, Peñarol volverá a presentarse el sábado a las 21.30 ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Será el primero de cuatro partidos consecutivos en el Polideportivo. Los otros serán: vs. Bahía Básket (jueves 22), vs. Regatas Corrientes (lunes 26) y vs. Ferro (viernes 30).

Rival difícil para la levantada

Como si poco tuviera con “el caso LaMonte”, Peñarol, cuyo porcentaje de puntos se vino a pique con las últimas cuatro caídas, visitará a Regatas Corrientes, entonado por su clasificación al Final Four de la Liga de las Américas 2018 de básquetbol.

El equipo marplatense tras el triunfo frente a Quilmes en el último superclásico hasta se ilusionaba con alcanzar a los equipos de mitad de tabla. Hoy, sin embargo, el presente lo volvió a meter de lleno en la pelea por mantener la categoría, envuelto en el mismo lodo que Quilmes, Salta Básket, Comunicaciones de Mercedes y Boca.

Peñarol no sólo se volvió a caer en la tabla. La rescisión de contrato de Kyle LaMonte, además, lo pone en una situación aún más riesgosa. Porque deberá afrontar lo que tiene por delante (y no es fácil) sin su anotador más confiable.

Por lo pronto, ante La Unión de Formosa, no lo extrañó demasiado. El equipo tiró en el Polideportivo “Cincuentenario” con muy buenos porcentajes. Su problema, como en otros momentos de la temporada, fue defensivo. Nunca pudo apuntalar una defensa sólida y tuvo que resignarse a la derrota pese a anotar 92 puntos.

Este miércoles, para tener alguna chance frente a Regatas Corrientes, deberá recuperarse en ese apartado. El equipo “remero” llega en un momento inmejorable, en la cresta de la ola.

De la mano del incombustible Paolo Quinteros, el último fin de semana clasificó al Final Four tras ganar invicto el cuadrangular semifinal disputado en su propio estadio. Así logró evitar a San Lorenzo en el primer cruce de la definición continental. Y ahora intentará recuperar terreno en la Liga Nacional.

Subir