12 de abril de 2016
Comentarios

En esta nota

Les incendieron la casa y la biblioteca: necesitan ayuda para recuperarse

La sociedad de fomento de Parque y Valle Hermoso necesita ayuda después de perder todo en un incendio hace un año.

Las instalaciones de la sociedad de fomento de Parque y Valle Hermoso fueron incendiadas a fines del año pasado. El lugar está ubicado en la calle 206, entre 5 y 7, y era un espacio importante para el barrio, que podía recurrir allí para distintas necesidades.

Mary Benítez, miembro de la comisión directiva de la sociedad de fomento, contó que una de las pérdidas más grandes fue la colección de libros de la biblioteca barrial que allí funcionaba, que se prendió fuego por completo. También fue dañada la construcción, especialmente los techos.
Los vecinos del barrio, y los miembros de la dirección de la asociación hicieron distintas actividades para recaudar fondos que ayudaran a recuperar el lugar, pero todavía falta mucho trabajo por delante.

Cómo colaborar

Un vecino de la zona donó toda la pintura que hace falta para pintar el frente, pero debido al daño ocasionado por el fuego, es necesario antes limpiar bien las paredes. Por eso es que una de las principales cosas que se necesitan es una hidrolavadora, que permita dejar el lugar apto para ser pintado.
Por otro lado, es importante restaurar el techo, para que el lugar quede definitivamente cerrado y protegido.
Finalmente, se pueden donar libros para volver a poner en marcha la biblioteca. Para hacerlo, es posible acercarlos a la Librería San Pablo (Moreno y Santiago del Estero), que se comprometió a dar su apoyo para el restablecimiento de la biblioteca.

———————————————————

 

María necesita aportes  para terminar su casa

María Bolaños vive en el Barrio Parque Hermoso. Se trata de un barrio muy alejado de la ciudad, al cual se accede haciendo muchas cuadras por la calle Tetamanti.
María tiene 4 hijos. Tres varones de 20, 17 y 15 años respectivamente; y una nena más chica de 9. Vive en Mar del Plata hace más de 15 años, aunque nació en Santa Rosa, Corrientes. Ni bien llegó con sus hijos y su marido, este tenía un muy buen trabajo, que al tiempo perdió. Desde entonces, hacen changas en las quintas y reciben ayudas sociales para poder vivir.
María terminó el colegio a la par de sus hijos, en una escuela para adultos; a los chicos, siempre se ocupó de cuidarlos y llevarlos al colegio, para que estuvieran educados.
“Mi sueño siempre fue poder brindarles a mis hijos un lugar cómodo donde poder dormir”, confesó María que, desde hace tiempo, invierte todo lo que logran juntar en levantar su casita de material. Así es que, con mucho esfuerzo a los largo de los años, ha logrado armar un espacio mínimamente protegido donde poder vivir con su familia.
Hoy, para completar su sueño de tener una casa digna, le faltan sobre todo dos cosas: chapas para el techo (que por ahora es de cartón, y está deteriorado), y el revoque.
Cualquier interesado en colaborar para que María pueda terminar su casa, puede comunicarse a la producción del Programa Un Sueño.

 

sueño-María Bolaños

 

Subir