16 de diciembre de 2017
Comentarios

Los argentinos anhelan casas y autos conectados

Así surge de un estudio sobre la adopción de tecnologías por personas y empresas, realizada por la consultora IDC para una compañía privada.

Casas y autos conectados son los conceptos más señalados por los argentinos, por detrás del smartphone y la variedad de funciones que tiene y promete, según el estudio sobre la adopción de tecnologías por personas y empresas, realizada por la consultora IDC para una empresa privada.

El 90% de los encuestados argentinos ya usan un smartphone, y, del total, el 51,8% cita al dispositivo como una de las herramientas que “más ayuda en el día a día”.

El estudio arrojó que el recambio de smartphones ocurre en un período aproximado de 2 años, y que la resolución de cámara es el criterio más valorado por los argentinos, seguido por la memoria RAM.

En cuanto al uso del smartphone, el 64, 2% señaló que redujo al mínimo su presencia en el bancos, por pasar a utilizar las aplicaciones de home banking.

Para el 68,6% de los encuestados, los hábitos en el tráfico también fueron impactados por el uso de aplicaciones de ruta como Google Maps.

Un dato interesante es que el 43% de los encuestados afirman creer que el 5G es sólo una evolución del ya disponible 4G, mientras que sólo el 2,9% de los usuarios tienen conocimiento sobre lo que esta tecnología representa.

Entre los beneficios más esperados por los argentinos, en primer lugar están el aumento de velocidad móvil (27,9%), la mejora en los servicios de banda ancha móvil (40,9%) y la hiperconectividad (13,9%), mientras que la mayor confiabilidad en la red, señalado como el punto más revolucionario de esta tecnología, solo es marcado como prioridad para el 1,4% de los argentinos.

Por otra parte, el 70% de los argentinos conocen el concepto de casa inteligente, que en rigor, las empresas vienen imponiendo desde hace décadas.

Pero sólo el 4% de los encuestados posee un dispositivo inteligente en la casa (alarmas, abre puertas, luces y climatización especialmente). El 48,5% sostiene que le “gustaría tener”, pero considera los productos aún muy caros.

Según IDC el auto conectado y autónomo también es un teme presente entre los argentinos, en su mayoría porque creen que habrá una disminución de accidentes (66,9%). “El control de navegación es el único beneficio más esperado más que la seguridad por parte de los entrevistados, mencionado por el 72,3% de las personas”, cita el informe.

La mayoría de los encuestados cree que la disponibilidad de los autos autónomos tiende a demorarse: sólo el 2,9% cree que estarán en las calles argentinas en un año, mientras que el 61,2% espera que esto se haga realidad en más de 5 años.

Subir