28 de noviembre de 2016
Comentarios

Malena Guinzburg denunció que fue víctima de violencia de género

La comediante y panelista en "El Morfi" decidió hacer público que fue abusada por su ex pareja tras la "victimización" del hombre cuando fue acusado la semana pasada de golpear a la guionista, Carolina Aguirre.

Malena Guinzburg, comediante e hija de Jorge Guinzburg, habló de la denuncia que hizo a través de Facebook por violencia de género contra el mismo hombre contra el que había apuntado Carolina Aguirre en su columna titulada “Colombia”, la semana pasada.

En la publicación de Facebook reveló que su ex pareja abusó de ella y que se trataba de la misma persona que agredió a la guionista, Aguirre. Además, confesó que hizo la denuncia después de “ver que él salía a hacerse la víctima”.

Guinzburg contó en el programa Morfi: “Hice pública una cosa que venía pensando hace un montón. A mi me parece que no decir nada es peor, porque es algo que yo decidí hacer público, después de pensarlo mucho. Hace una semana que estoy reflexionando sobre si decirlo, por las repercusiones que puede tener, el morbo que puede generar. Hay cosas que me hacían dudar sobre si hacerlo público o no. Decidí hacerlo porque me parece que es importante ponerme en un lugar de que a las mujeres no nos dé vergüenza decir lo que nos pasó. Hice la denuncia en la línea 144, que es una línea gratuita que da contención a las mujeres que pasaron violencia de género o creen que la pasaron. Porque es muy amplio, no es sólo una trompada. Hay un montón de tipos de violencia“.

En el programa fue consultada sobre qué fue lo que hizo que finalmente hiciera pública la denuncia y respondió: “El detonante fue una columna que salió el domingo pasado de una guionista, de Carolina Aguirre. La persona a la que se refería era la misma. Empecé a sentir que había que hacerlo. Porque me di cuenta que se ponía en duda lo que ella decía. Por suerte era poca gente, pero era gente que lo ponía en duda, por cuestiones personales que tienen con ella o lo que sea. Después salió una denuncia más. Yo sé de muchas mujeres que les pasó, con esta misma persona. Y vi que él salía a hacerse la víctima, entonces dije ‘basta’. Me parece que callarse casi es complicidad. Tenía una información que necesitaba que se supiera. Tal vez si yo sabía de esto antes, no hubiera estado con él. Me parece que nos cuesta animarnos y entonces tenemos que aprovechar las que tenemos la posibilidad de que nos escuchen más para dar fuerza a otras”.

“La línea 144 funciona. Me contacté, me llamaron, hablé con una abogada y estoy haciendo todo lo que creo que tengo que hacer”, aseguró e incentivó a otras mujeres víctimas de violencia de género a llamar.

Pero es una cagada sentir vergüenza. No me quiero hacer la héroe”, finalizó.

Subir