7 de agosto de 2017
Comentarios

En esta nota

Muestras de fe y reclamos sociales en el día del Patrono del Trabajo

Hoy habrá misas desde las 6 de la mañana pero la central, presidida por monseñor Antonio Marino, será a las 15, una vez finalizada la tradicional procesión.

Como todo 7 de agosto, la comunidad de fieles de la ciudad se prepara para disfrutar de la celebración de San Cayetano, patrono del pan y el trabajo. Como también es habitual, decenas de puestos se ubican en las cercanías de la parroquia ubicada en moreno 6776. A precios accesibles, quienes se acerquen podrán hacerse de las clásicas espigas de trigo con la imagen del santo, artesanías varias, figuras religiosas y demás ofertas, como pastelitos, choripanes y juguetes para los más niños.

Hoy las misas tendrán lugar a las 6, 8, 10, 12, 15, 19 y 21, siendo la central las de las 15, luego de realizada la tradicional procesión de las 14.

A la espera de la fiesta patronal, con una misa central a las 15 presidida por el administrador diocesano, monseñor Antonio Marino, las celebraciones enmarcadas en la novena a San Cayetano comenzó a congregar a una multitud de creyentes que desde el sábado 29 de julio participan de las diversas misas que se vienen llevando acabo en la Iglesia.

Otra tradición: la feria

Este domingo, la jornada comenzó a intensificarse con el emplazamiento de las decenas de puestos que todos los años suelen cubrir las calles circundantes como Moreno, Nasser y República del Líbano, además de ocupar gran parte de la plaza del barrio, a pocos metros del santuario.

Muchos de los feriantes aprovechan la pausa del armado del puesto para saludarse entre ellos. “Hace 19 años que vengo acá, nos conocemos todos”, señaló Marcelo Luis, un artesano de la ciudad que se destaca por su trabajo en madera de capillas y figuras religiosas.

Luego de compartir tantas jornadas, Marcelo asegura que aprendió a percibir cuando la cantidad de gente va a ser mayor a la esperada. Este año, indica, será una de esas veces.

“El año pasado vino muchísima gente, llegaron a calcular unas 55 mil personas. Pero pese a que el año pasado vino mucha gente, este año las expectativas, a ojo de buen cubero, es que esa cifra va a ser altamente superada”, garantizó.

Espigas de trigo y otros clásicos

Los precios de los productos a disposición varían a medida que uno se aleja de la parroquia. Las espigas de trigo, por ejemplo, en el santuario y en los puestos que advierten con carteles que lo recaudado es a beneficio del santuario se encuentran a 5 pesos, las artesanías varían entre los 20 y 60 pesos dependiendo el trabajo demandado mientras que las velas llegan a superar los diez pesos.

En cuanto a los valores de la oferta gastronómica, los feriantes colocaron a 10 pesos las empanadas y los pastelitos de membrillo y batata y entre 30 y 40 los choripanes y hamburguesas.

Muchos de los puestos permanecerán abiertos toda la noche, ya que a las 00 horas se procederá al cierre simbólico de las puertas para dar comienzo al inicio de la jornada de celebración por San Cayetano. “Vengo hace tres años pero como siempre nos dicen que hay mucho movimiento de noche, esta vez me voy a quedar”, contó Daniela, dueña del puesto de pastelitos ubicado en el corazón de la plaza.

Dado que la misa central tendrá lugar hoy, día laborable, la mayoría de los vendedores presentes apuntan a un “importante movimiento” en las próximas horas. “Vine temprano porque sabía que ya hoy se iba a empezar a acercar la gente”, reconoció Nélida, quien puso a la venta sahumerios e indumentaria.

Subir