6 de diciembre de 2017
Comentarios

En esta nota

“Nos acaban de echar de Mar del Plata”

Eso se le escuchó decir al principal encargado de la organización del fútbol de verano a la salida de una reunión con el intendente Arroyo y el secretario de Hacienda.

“Nos acaban de echar de Mar del Plata”, se le escuchó decir al principal directivo de la organización del fútbol de verano tras reunirse este mediodía con el intendente del Partido de General Pueyrredón, Carlos Fernando Arroyo, y el Secretario de Hacienda de la Municipalidad Hernán Mourelle.

En efecto, tras una reunión que se prolongó por algo más de una hora, se endurecieron las posiciones y el Superclásico Boca – River y todo el fútbol de verano 2018 está cada vez más lejos de Mar del Plata. En el cónclave participaron, entre otros, el intendente municipal Carlos Arroyo, el Secretario de Hacienda Hernán Mourelle, el Secretario de Gobierno, Alejandro Vicente y por la empresa Torneos, Alex Ganly, Director de Organización de Eventos; el conocido Guillermo Coppola, encargado de Relaciones Públicas de la empresa; y Matías Calcagno, gerente de Eventos.

Al finalizar la reunión, que se desarrolló en un reservado de un conocido hotel de Punta Iglesias, Ganly salió hablando furioso por teléfono con otro interlocutor y se le escuchó la frase “Nos acaban de echar de Mar del Plata, ¿cómo querés que este?.”.

LA CAPITAL, que estuvo en el lugar, pudo averiguar que en la reunión prácticamente solo habló Mourelle por la Municipalidad, que el intendente casi no emitió sonido, y que el Secretario de Hacienda se mostró irreductible y que incluso utilizó la palabra “inamovible” para un pedido que supera por lo menos en diez veces lo que ya estaba acordado con la empresa.

Según pudo averiguar LA CAPITAL la Municipalidad habría ofrecido dos variantes para mejorar sus ingresos. O bien aportar un millón de pesos por partido o ceder un porcentaje de la recaudación de alrededor del 10%, el doble de lo que hoy recibe la Liga Marplatense de Fútbol que es del 5%.

Desde la Municipalidad dicen que “esperan una respuesta” pero desde Torneos piensan todo lo contrario. Tanto que Coppola, hombre que trabaja en relaciones públicas de la empresa, dijo que ve “muy difícil” que esto se pueda solucionar, aunque Alex Ganly nos dijo: “estamos abiertos a que recapaciten en que no se nos puede pedir el cambio de las reglas de juego cuando ya estaba todo acordado de otra manera, nosotros invertimos 22 millones de pesos en Mar del Plata el verano pasado, trabajan 250 personas de Utedyc de aquí en el Torneo…”.

También, según pudo averiguar este medio, con este intespectivo “cambio de las reglas de juego” representantes de la empresa dijeron en la reunión : “entonces no hablen más con nosotros por la concesión por 30 años para que les arreglemos el estadio”. A lo cuál uno de los funcionarios municipales le respondió: “No, ahora tenemos que hablar de diez años, no de 30”. Y la gente de Torneos repitió que en estas condiciones no se puede tratar ningún posible “salvataje” para meterse en el mantenimiento en serio que necesita el Minella.

Desde la Municipalidad quieren acordar una concesión de entre diez y veinte años con un canon fijo.

En efecto, también en el cónclave la gente de la empresa le detalló al nuevo Secretario de Hacienda, que no es de Mar del Plata, todo “lo que Torneos invirtió” ya en el Minella para ponerlo en las mínimas condiciones cada verano. Y remataron ese mini-diálogo preguntándole al nuevo funcionario si sabe realmente en que condiciones está el estadio “por el que piden más de diez veces más que lo que estaba acordado”.

“Tenemos la mejor predisposición con la gente del Emder, incluso hasta acá con el intendente y el Secretario de Gobierno y queremos a Mar del Plata, pero esto es inadmisible”, deslizó también algún participante del cónclave.

Todo parece indicar que tanto Arroyo como Vicente no tuvieron demasiada participación en la reunión y que la posición “irreductible” la formuló el nuevo Secretario de Hacienda.

También desde LA CAPITAL se puede adelantar que ya la empresa prepara el “Plan B”, con Mendoza, Córdoba y Formosa, que no solo no piden canon sino que ofrecen dinero para que Boca –River y el resto de los partidos se traslade a esas ciudades. “Ahora nos vamos a hablar con María Eugenia…”, se le escuchó también a alto directivo de la empresa, como anticipando la idea de agotar todas las instancias para no irse de Mar del Plata, a través de una negociación con la gobernadora Vidal.

La cuestión llegó a este punto. Desde la Municipalidad dicen tras la reunión: “esperamos una respuesta”. Aunque deslizaron en el encuentro que la posición oficial es “inamovible”. Desde Torneos lanzan: “nos están echando”. Y quedan “abiertos al diálogo” pero no precisamente con un llamado de ellos a la Municipalidad sino aguardando lo contrario. Y mientras preparan el “Plan B”, sí quieren hablar con la gobernadora Vidal para decirle que no desean “abandonar Mar del Plata” pero que tampoco “los echen”.

 

Subir