29 de noviembre de 2016
Comentarios

“No existe un plan para resolver el problema de la desocupación”

Hay preocupación por la inexistencia de un plan para resolver el problema de la desocupación, así como el auspicio para la radicación de nuevas empresas y el aliento a las existentes.

En el marco del ciclo “Políticas Públicas Para la Igualdad”, que organizan la Asamblea de Profesionales por el Proyecto Nacional (APPN), el Socialismo Marplatense (SM), el Partido Humanista y el Movimiento Universitario Popular, se llevó a cabo en el “Centro Teodoro Bronzini” la conferencia relacionada al ámbito productivo.

Ante una importante y calificada concurrencia disertaron Fernando Orengia, presidente de la Unión Industrial Marplatense (UIM); Juan Emilio Drault, emprendedor tecnológico y miembro de la Asociación de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Aticma) y Carlos Filipini, titular del Colegio de Ingenieros de la provincia de Buenos Aires Distrito II y vicepresidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme). La coordinación y presentación de los oradores la realizó Alberto Elgarrista de la APPN.

La recepción y bienvenida, como dueño de casa, la dio Andrés Cordeu y a partir de la reflexión del ingeniero Elgarrista que Mar del Plata nació industrial en 1857 con el saladero que fundó Coelho de Meyrelles antes que la fundación del partido de General Pueyrredon en 1879, quedó enmarcada la participación de los oradores.

Orengia recordó los inicios de su padre en la empresa metalúrgica Orengia y Conforti, líder mundial en la fabricación de máquinas cerradoras de envases de metal para la industria pesquera. Marcó la incansable lucha para “consolidarla, mejorarla y expandirla”. Hoy, con profesionales ingenieros egresados de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata se “han desarrollado máquinas de alta tecnología que se exportan a varios países”.

Parque Tecnológico abandonado

Luego, Drault, de manera contundente desarrolló la temática sobre “las oportunidades inmejorables” que en Mar del Plata “se presentan para aquellos emprendedores en el plano de las TIC”, o sea las tecnologías de la información y la comunicación. Pero lo más sorprendente es el abandono del proyecto de la construcción del Parque Tecnológico TIC de Mar del Plata. “Este se comenzó a impulsarse en 2008 y su proyecto se materializó en 2012 con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Tecnológico del municipio. También fue calificado como proyecto insignia del eje económico productivo del Plan Estratégico de Mar del Plata 2030 y se desarrolló un plan de financiación por el BID”, aseguró.

En ese sentido afirmó que “en el Parque Tecnológico en ese momento ya se contaba con noventa empresas en su mayoría de menos de veinte empleados y cerca de cuatrocientos microemprendedores”.

“Por otra parte no se debe olvidar que Mar del Plata cuenta con cinco universidades, cinco institutos terciarios y tres escuelas técnicas abocadas al tema”, dijo.

En el mismo sentido Orengia remarcó la “preocupación de la UIM por la no concreción de las obras”.

A continuación expuso el ingeniero Filipini, quien comenzó en “absoluta coincidencia” con las anteriores exposiciones y puntualizó que “no existe contraposición entre la ciudad turística y la ciudad industrial”. Y en ese contexto citó el progreso del Parque Industrial General Savio.

Falta trabajo

“Por su desarrollo las pymes son reconocidas mundialmente como elementos fundamentales en la generación pronta de puestos de trabajo. Para Mar del Plata son absolutamente necesarias ya que nuestra ciudad cuenta con los más altos niveles de desempleo a nivel nacional y lo que es más nefasto es que a partir de 2016 está en aumento”, sostuvo.

Se resaltó la “permanente voluntad de innumerable cantidad de actores marplatenses que en el marco de la generación de empresas y puestos de trabajo se pueden rescatar como verdaderos emprendedores a pesar de las condiciones pasadas y actuales cuando no se protegió y protege a la industria nacional y local”.

Asimismo se recordó la “desaparición de empresas” y se citó a la industria textil, verdaderamente local, tan afectada siempre por “políticas económicas que fomentan la importación despiadada de productos textiles, generados en su mayoría por países que no respetan ninguna convención internacional de protección a los trabajadores”.

Obviamente, al puerto de Mar del Plata se lo mencionó reiteradamente como un factor imprescindible para el desarrollo local y regional, siempre afectado por los problemas de dragado y de muelles.

Por último se pasó a un intercambio de ideas y propuestas con los concurrentes y los expositores, quedando en todos la seguridad absoluta que en lo local, provincial o nacional hoy no existe plan alguno para resolver el problema de la desocupación y el auspicio para la radicación de nuevas empresas ni el aliento de las existentes.

Cabe destacar que el objetivo del mencionado ciclo es discutir y monitorear cómo están afectando las políticas públicas actuales en los diferentes ámbitos de Mar del Plata. Hasta el momento, se han trabajado temas variados, como las políticas públicas municipales, las problemáticas laborales, las educativas, la concesión del espacio público y la sustentabilidad económico ambiental de la comuna local.

Subir