La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
5 de December de 2010

EE.UU. acusa a sauditas de financiar al terrorismo islámico

La Casa Blanca cree que muchos millones de dólares siguen llegando, sin impedimentos, a grupos extremistas en todo el mundo.

WASHINGTON, Estados Unidos.- El Gobierno de Estados Unidos no convenció a sus aliados en el Medio Oriente y el Golfo para que desbaraten la financiación de Al Qaeda y otros grupos terroristas, según mensajes divulgados por Wikileaks y que publicó ayer el diario The New York Times.

"Nueve años después de que EE.UU. juró que impediría los flujos de dinero que financian el terrorismo, los funcionarios del gobierno (del presidente Barack) Obama dicen que creen que muchos millones de dólares siguen llegando, sin impedimentos, a grupos extremistas en todo el mundo", señaló el artículo.

El nuevo conjunto de mensajes entre el Departamento de Estado y funcionarios estadounidenses en diversas partes del mundo muestra que la secretaria Hillary Clinton y otros diplomáticos de alta jerarquía mencionan una larga lista de métodos por los cuales transcurre la financiación de los terroristas.

Estos métodos incluyen desde un robo en un banco en Yemen el año pasado a los secuestros para obtener rescate, las ganancias del tráfico de drogas en Afganistán y las peregrinaciones anuales a La Meca, donde cambian de mano millones de riyals y otras monedas.

En sus declaraciones públicas, los funcionarios del Gobierno estadounidense hablan con cierto optimismo de los avances en la represión de estas transacciones, pero los mensajes internos del Departamento de Estado muestran evaluaciones más crudas del flujo de dinero a grupos vinculados con Al Qaeda, los talibanes, Hamas, Lashkar-e-Taiba y otros.

En un mensaje enviado en diciembre del año pasado, Clinton señaló que "fue un problema permanente el persuadir a los funcionarios sauditas para que encaren la financiación de los terroristas que sale de Arabia Saudita como una prioridad estratégica".

"Los donantes en Arabia Saudita constituyen la fuente más significativa de financiación de los grupos terroristas sunitas en todo el mundo", afirmó la secretaria de Estado.

Las evaluaciones de países del Golfo que, oficialmente, son aliados de Estados Unidos, en ese mensaje de Clinton y en otros divulgados por Wikileaks, son sombrías.

Los Emiratos Arabes Unidos (EAU) son "una brecha estratégica" que los terroristas pueden aprovechar; en la lucha contra los terroristas Qatar es "el peor en la región", y Kuwait es "un punto clave de tránsito" para los terroristas, según las evaluaciones estadounidenses.

A su vez, los aliados de Washington se quejaron porque, en sus esfuerzos por desbaratar la financiación de actividades terroristas, Estados Unidos ha procesado, incautado fondos y endurecido las regulaciones contra el lavado de dinero, y sancionó a organizaciones de beneficencia.

Los mensajes distribuidos por Wikileaks incluyen los informes de inteligencia de EE.UU. acerca de posibles conspiraciones de financiación para los terroristas como el caso de un predicador Somalí que recorrió Suecia, Finlandia y Noruega, supuestamente en busca de dinero y reclutas para el grupo Al Shabab.

Uno de los mensajes se refiere a un paquistaní detenido después de que se encontraron 240.000 dólares en riyals ocultos detrás del asiento de su automóvil.

Otro describe un plan, posiblemente ideado por iraníes, para transferir clandestinamente entre 5.000 millones y 10.000 millones de dólares en efectivo mediante bancos de los EAU para "promover la agitación" en el Golfo, aunque no queda claro cuánto de ese dinero iba a enviarse a grupos extremistas.