La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
19 de November de 2010

Una cámara que capta las miserias y egos de una pareja de artistas

"Antes del estreno" trata la historia de una pareja de artistas que vive fuera de la ciudad y enfrenta un fin de semana decisivo.

Escena del filme "Antes del estreno".

Articulando una exacta maquinaria de intervenciones actorales y despliegue técnico, el director Santiago Giralt se apoya en extensos planos secuencia para abordar las ansias, pugnas egocéntricas, alegrías y frustraciones de una pareja que tiene a una pequeña hija como fiel reflejo de su presente.

Así el filme "Antes del estreno" se presentó ayer en la Competencia Argentina del 25º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, ante el aplauso cerrado del público que se congregó en el teatro Colón.

Tras la función, el realizador dialogó con los espectadores y los medios asistentes, junto a los protagonistas de la película: Erica Rivas, Nahuel Mutti, Miranda de la Serna (hija de Erica y Rodrigo) y María Marull. El resto del elenco lo componen Rodrigo de la Serna, Emmanuel Miño, Mónica Villa y el propio Santiago Giralt.

El largometraje trata la historia de una pareja de artistas que vive fuera de la ciudad y enfrenta un fin de semana decisivo. Juana, una actriz popular intensa y alcohólica, estrena una obra importante en un teatro público. Román, un director de cine en pleno bloqueo creativo, busca temas e inspiración para su próxima película. Lili, la hija de ambos, es el espejo donde se reflejan las frustraciones y alegrías de sus padres. Libremente inspirada en Opening Night? de John Cassavettes, "Antes del estreno" es un viaje hacia la intimidad de la creación y el matrimonio.

En este marco, el director consignó que "es una película donde el objetivo es contar con una excusa narrativa pequeña pero intensa, en la que el espectador se pregunte si éstos tres integrantes de la familia sobrevivirán al fin de semana. Con el hecho de generar ese interrogante bastaba para captar el interés del público y el resto de la trama sirvió para explorar mis lados como director en esa particular locación; que es la zona donde vivo en la realidad".

Por su parte, Erica explicó que el filme "al apoyarse constantemente en planos secuencia, es muy teatral y para nosotros cada escena era como hacer una obra de teatro chiquita".

Mamá y colega

En cuanto al debut cinematográfico de su hija, la actriz dijo que "primero descubrí que ella tiene una vocación enorme. Y por suerte pude estar en su primera película. Ahora me puedo morir tranquila".

Tras despertar así la emoción de los concurrentes a la sala, agregó: "En verdad me costó muchísimo actuar y cumplir el rol de madre. Porque también yo estaba mostrándole a ella cómo era esto de ser actriz, entonces era complicado en el set porque por un lado era yo con ella y por otro, mi personaje, que es fuerte y poco cariñoso".

"Pero vivir la experiencia de compartir su primer laburo es un recuerdo maravilloso que nos acompañará por siempre. Además es y va a ser una actriz maravillosa", agregó.

Rogodeándose en elogios hacia su niña, Ribas señaló que Miranda "no tenía formación previa, pero en casa todo el tiempo hablamos de actuación y ella lo manifestaba más de lo que nosotros queríamos. Entonces dijimos que la tenemos que aprovechar un poco más y no querer que sea científica".

En tanto la pequeña De la Serna, quien acaba de cumplir 10 años, comentó: "Yo nunca creí que iba a trabajar en una película y siempre la veía a mi mamá haciendo cosas relindas. Por eso le pregunté si podía actuar y me dijo que sí, que tenía un personaje para mí. Y la pasé rebién en el rodaje".

Por su parte, Nahuel Mutti, confesó que "cuando Santiago (Giralt) me contó la historia de la película le dije que estaba buenísima y que tenía un actor, pero él me respondió que el papel era para mí. Yo soy siempre soy de tirarme abajo porque pareciera que estoy cómodo en un segundo plano, entonces le planteé que estaba loco por darme un protagónico. Entonces él se tomó el laburo de hacerme creer a mí que yo era para ese papel. Una vez que me convenció empezamos algo que hoy, todavía y al verlo, me parece un sueño".

Finalmente María Marull señaló que "fue un placer hacer esta película. Me sorprendió la filmación tan placentera. Es maravillo ver cómo Santiago disfruta todo el proceso del rodaje. Coincido con Nahuel en que fue un sueño en el que todo salió bien".