inicio

21-Oct-2014

16 °C
Despejado
H. 82%

Min / Max
16 / 27

Publicado el 07/10/2009

Dónde pueden estar y dónde no los artesanos en Mar del Plata

Hay por lo menos cinco ferias autorizadas a funcionar en distintos sectores y épocas del año. La mayoría depende de la Secretaría de Cultura, aunque también hay grupos que remiten a Gobierno y a Desarrollo Social.

Imprimir Imprimir

Tamaño texto:

+ -
enviar Enviar por mail
Una vista de los puestos de artesanos en la zona de Bahía Varese.

Una vista de los puestos de artesanos en la zona de Bahía Varese.

¿Cuántos artesanos hay autorizados para la feria de la diagonal Pueyrredón? ¿Tienen habilitación los puesteros del paseo de Varese? El último verano aparecieron varios "manteros" en la zona de Alfonsina Storni, ¿son legales o truchos? Y las lonas que durante el invierno se tienden en el paredón del paseo costero entre Libertad y Ayacucho ¿son la punta de lanza de una nueva feria?

Las anteriores son preguntas que, como todos los meses previos al inicio de una nueva temporada, comienzan a plantearse numerosos marplatenses, ya sea porque se ven directamente afectados por este tipo de actividad comercial o por simple curiosidad.

Parte del "mapa de las ferias de artesanos en Mar del Plata" fue dibujado para LA CAPITAL por el director de la Secretaría de Cultura a cargo del Departamento de Ferias Artesanales y Actividades Culturales en Vía Pública, Marcelo Barili, aunque cabe aclarar que no todas las ferias dependen de dicho funcionario: también los hay que responden a Gobierno -cuyo titular es Ariel Ciano- o a Desarrollo Social -Fernando Gauna-.

Al describir las distintas ferias que funcionan en la ciudad, Barili comenzó por la que en la jerga oficial se conoce como "Feria Central" también conocida como "Diagonal de los Artesanos".

Se trata de la histórica feria de la diagonal Pueyrredón entre San Martín y Rivadavia, cuyos orígenes "oficiales" se remontan a 1988 cuando se aprobó la ordenanza 7068, dos años más tarde modificada por las ordenanzas 8427.

Actualmente este grupo de 150 permisionarios se rige por la ordenanza 13617 y su decreto reglamentario 195/01. Barili precisó que en su gran mayoría son artesanos que tienen derechos adquiridos desde hace años y que, mientras cumplan con sus obligaciones, no pueden darse de baja.

Así como la Municipalidad no puede deshacerse de ninguno de estos artesanos tampoco incorporará a nuevos. "Los puestos que se van eliminando no se renuevan porque el sector está saturado y la idea es reducirlo en por lo menos 10 módulos", relató Barili quien precisó que esta decisión forma parte de un proyecto de aggiornamiento que es apoyado tanto por el intendente Gustavo Pulti como por el secretario de Cultura, Carlos Rodríguez.

"Aunque todavía no está claro cómo se financiará, estamos trabajando firmemente con el Plan Estratégico en el proyecto", relató Barili, quien también aclaró que la feria cuenta con algunos módulos reservados para artesanos visitantes que se utilizan principalmente durante la temporada alta.

"Manualistas" de Varese

El sector de Varese merece una explicación aparte. Barili precisó que de los aproximadamente 160 puestos que se extienden desde la "Plazoleta de Bari" hacia Playa Varese sólo 80 dependen de su área: el resto son puestos concedidos a ex vendedores ambulantes que en su momento fueron desplazados de otros sectores de la ciudad. Su funcionamiento debe ser controlado por Gobierno.

En cuanto al sector que sí depende de él, Barili precisó que se rige por la ordenanza 19048, que autoriza el funcionamiento de una "feria de artesanos y manualistas" hasta el 30 de abril de 2010.

Este último dato fue recalcado por el funcionario teniendo en cuenta que días atrás los empresarios del sector, nucleados en Cebra, pidieron el levantamiento de la feria: "Después de esa fecha el Concejo Deliberante decidirá qué hace, pero por ahora la ordenanza está vigente", puntualizó.

Más adelante Barili recordó que hasta hace algunos años esta feria estaba integrada por aproximadamente 140 puestos. "Después de varias negociaciones el número se redujo a 80 y en enero último se habilitaron los módulos, mucho más modernos y prolijos que los anteriores", recordó.

Más pequeñas

El listado de ferias dependientes de Cultura se completa con otras dos, más pequeñas pero no por ello menos importantes. En primer lugar cabe mencionar un grupo de entre 25 y 30 artesanos a los que la ordenanza 19054 les permite instalarse en 25 metros lineales del "Paseo Adolfo Dávila"

Barili precisó que se trata de aproximadamente 25 integrantes del grupo Asociación Marplatense de Artesanos y Productores -Amapro- que hasta antes de la Cumbre de las Américas solían instalarse en el sector de Punta Iglesia. Esos permisos son anuales y vencen el 30 de noviembre pero el funcionario aclaró que Cultura "es proclive a renovárselos".

También en la costa, pero en el tramo que va desde la avenida Libertad hasta Ayacucho, puede encontrarse durante los fines de semana a otro grupo de "manteros": la ordenanza 19275 los autoriza a trabajar transitoriamente desde Semana Santa hasta noviembre de este año.

Por último Barili precisó que su área estudia actualmente varios pedidos de armado de ferias que podrían denominarse "barriales" en sectores tales como Chapadmalal o Playa Serena. "Los estamos analizando", relató y explicó que un factor clave a tener en cuenta es la situación legal de los terrenos donde pretenden montarse.

Cada una de las ferias

La más conocida y visitada, por su ubicación en pleno centro, es la feria de los artesanos de la diagonal Pueyrredon, también llamada "Diagonal Artesanos", con 150 puestos que ofrecen desde chapas identificatorias para los perros hasta carteles de madera tallados, sin olvidar las artesanías propiamente dichas como collares, pulseritas, anillos y suéteres, entre otros.

A pocos metros de allí, sobre la calle Mitre -entre Luro y San Martín- funcionan otros puestos que también venden artesanías y sahumerios.

Una poco más diversa es la ubicada en el Paseo Jesús de Galíndez después de Varese -de sur a norte-, con una infraestructura inaugurada en enero pasado que se ubica en una de las calles del paseo que quedó inhabilitado para el tránsito vehicular. Metros más adelante, después de la Plazoleta "Ciudad de Bari" (a la altura del Torreón del Monje) se ubica otra pequeña feria pero sin infraestructura, los denominados "manteros", ya que acomodan la mercadería que está a la venta sobre una manta.

Entre el edificio del Casino Central y el hotel Provincial, sobre la arena, se erige una feria de venta de todo tipo de productos "truchos" o ilegales, desde camisetas de fútbol hasta zapatillas, pasando por películas, discos y juguetes para bebes. La misma no cuenta con habilitación municipal, ya que está instalada en jurisdicción provincial, pero en realidad nadie sabe explicar quién o quienes permitieron la instalación de la misma allí.

Siguiendo por la costa con rumbo norte, en el todavía cerrado al paso Paseo Dávila, frente al monumento de Alfonsina, se suelen instalar vendedores sobre el paredón de piedra con la mercadería expuesta sobre mantas. Y allí se venden artesanías y hasta algunos cuchillos.

Unos metros más adelante, por Boulevard entre Libertad y Ayacucho, se repite la misma situación.

Ya en la Plaza Rocha -San Martín, XX de Septiembre, Luro y Dorrego- funciona el Mercado de Pulgas o Feria de Antigüedades que -tal como lo indica su nombre- se especializa en vender artículos usados y de cierta antigüedad, como floreros, piezas de cristal o porcelana, hasta viejos carritos de bomberos. La mayoría de las ferias funcionan los fines de semana, feriados y vísperas, aunque algunos indicaron que con el advenimiento del buen clima muchos se animan a trabajar en la semana.

Movimientos sociales con calle propia

Aunque en teoría las ferias de artesanos dependen de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de General Pueyrredon, una de ellas no remite a su titular, Carlos Rodríguez, sino a su par de Desarrollo Social, Fernando Gauna.

Se trata de aproximadamente 160 puestos que se montan sobre la calle Mitre entre San Martín y Luro (vereda par). Este sector tiene su origen en plena crisis de 2001, cuando vecinos de distintos barrios de la ciudad se instalaron en la plaza Colón para vender sus productos (algunos artesanales y otros no tanto) como una forma de paliar la crisis.

Tras meses de debates, el Concejo Deliberante los autorizó a radicarse en la mencionada calle, a pocos metros de los históricos de la "Diagonal de los Artesanos".

¿Quién controla?

Quién debe controlar que cada feria de artesanos de la ciudad funcione como establecen las ordenanzas vigentes y que no proliferen grupos nuevos no autorizados es un debate que aún no logra saldarse en el ámbito municipal. LA CAPITAL consultó sobre este tema tanto en Inspección General como en Cultura pero ni unos ni otros asumieron la responsabilidad, ya fuera por un problema de incumbencias o por falta de recursos.

Pulgas

Además de las ferias de artesanos en Mar del Plata funciona el "Mercado de Pulgas" de la Plaza Rocha. El grupo oscila entre 70 y 90 módulos de compraventa de antigüedades y también depende de Cultura.

 

Editorial La Capital S.A

Av. Marcelino Champagnat 2551
B7604GXA
Mar del Plata, Argentina.
----
Teléfono: 0223 478 8490
contacto@lacapitalmdq.com.ar
----

Copyright 2012 LA CAPITAL | Todos los derechos reservados | Director: Florencio Aldrey