inicio

01-Oct-2014

7 °C
Parcialmente nublado
H. 68%

Min / Max
3 / 11

Publicado el 19/01/2013

Una semana decisiva en la discusión sobre el aumento salarial para los docentes

En Nación y en Provincia bosquejan algunos números para encarrilar las paritarias. El lunes habrá reuniones técnicas, el martes empieza la paritaria nacional y el miércoles será el primer encuentro con los gremios provinciales que representan a unos 230 mil docentes.

Imprimir Imprimir

Tamaño texto:

+ -
enviar Enviar por mail
El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

LA PLATA (Corresponsalía).- Esta semana docentes y funcionarios se sentarán a la mesa para comenzar a bosquejar los primeros números con el objetivo de fijar el aumento salarial para 2013. El encuentro más significativo será a nivel nacional, el martes a las 15.30, cuando dé comienzo la paritaria docente que encabezan el ministro Alberto Sileoni y las agrupaciones sindicales a nivel nacional para fijar el nuevo sueldo mínimo de un maestro de grado que hoy está establecido en 2.800 pesos y que sirve de referencia para los posteriores acuerdos provinciales.

En la provincia de Buenos Aires, el lunes darán inicio a un cronograma de tres días de reuniones que comenzará con temas sobre condiciones laborales en general y salud, reglamentos para algunos sectores, pases de cargos y cuentas pendientes en materia tratamientos de IOMA.

Dos días más tarde, el miércoles, será la reunión más esperada por los 230 mil docentes provinciales porque se hablará del aumento salarial para el 2013. Y a pesar de que no habrá definiciones, ese día podría haber indicios de la temperatura que tomará la discusión.

En lo formal, la reunión está prevista para que los técnicos del gobierno y los gremios comiencen a analizar la estructura salarial, es decir, cómo impacta en los recursos bonaerenses cada peso que podrían incorporar al básico y a otras sumas.

Mientras tanto, el ritmo de la negociación estará en manos de los paritarios nacionales. A pesar de que algunas provincias acuerdan salarios o adelantos antes de que se fije un piso mínimo, la provincia de Buenos Aires suele esperar las definiciones a nivel nacional. No por falta de voluntad de que no peligre el inicio de clases, sino por necesidad de articular su situación financiera con el Gobierno nacional.

Para el martes en la ciudad de Buenos Aires, el conjunto de los gremios ya tiene acordado plantear a Sileoni que el mínimo sea modificado ?a partir de enero?, sostuvo a LA CAPITAL Stella Maldonado, la secretaria General de Ctera, uno de los gremios nacionales emblemáticos y en el que está alineado el bonaerense Suteba.

Como dato adicional pero nada secundario, estas paritarias docentes comenzarán luego de que la Unión Industrial Argentina (UIA) rechazara el 25% agitado por las centrales sindicales como referencia, pero al mismo tiempo el gremio de los bancarios obtuvo un preacuerdo que puso a esa cifra apenas como el piso de la suba total para el 2013 que va a negociar desde marzo. La CGT oficialista de Antonio Caló también plantea subas superiores en algunas ramas del sector privado, y en la CTA cercana al Gobierno no lo dicen a micrófono abierto pero también aseguran que la discusión girará en torno al 25 y no al 20% como pretende la Casa Rosada.

De todas formas, la clave también estará en los posibles cambios que pueda llegar a disponer el Gobierno nacional en estos meses para subir el tope para el pago de impuesto a las Ganancias, otro reclamo a coro que plantean todas las centrales sindicales.

Reclamos provinciales

A nivel provincial, el Frente Gremial Docente reclama también desde hace varios años por la universalización de las Asignaciones Familiares. Ambas medidas nacionales, que la Provincia sigue a rajatabla, el último año recortaron la mejora obtenida en la última discusión paritaria de la provincia de Buenos Aires a casi 30 mil maestros bonaerenses. Según un relevamiento de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) realizado el año pasado, más de 55 mil maestros están alcanzados por este gravamen.

En el mismo informe, la FEB aseguró que ?un trabajador de la educación soltero, con un cargo de maestro de grado y además un cargo de secretario de escuela, debe abonar este gravamen a partir del primer año de antigüedad?.

En tanto, la discusión salarial en provincia todavía se mantiene expectante y avanzará, exigida, por el inicio de clases en las próximas cinco semanas que restan y los nervios de los representantes gremiales.

Los gremios con menos afiliados -como los docentes de Udocba y los estatales de ATE, que representan también a los auxiliares de las escuelas- hablaron de un 60 y un 48% de incremento respectivamente. Al instante el ministro de Trabajo Oscar Cuartango salió a pedir ?mesura? y a decir que es una ?aspiración desmedida que genera expectativas imposibles de concretar?.

En efecto, la diferencia de los cálculos previos de uno y otro lado son notables. Un 25% de incremento salarial para el maestro de grado sin antigüedad, que hoy percibe 2.900 pesos, representan poco más de 700 pesos mensuales. Para la administración bonaerense, dar ese aumento podría ser un golpe de 800 millones de pesos por mes -como máximo-, sólo para el sector docente.

?Buenos Aires es la provincia que, en términos reales, más invierte en educación; en 2012 fueron 38.500 millones de pesos y este año seguramente llegaremos a los 42 mil millones. Queremos llevar tranquilidad a los padres y a los chicos de que estamos trabajando intensamente para el comienzo del nuevo ciclo lectivo el 25 de febrero?, expresó la ministra de Educación Nora De Lucía, tras la reunión del 14 de enero.

El gobierno bonaerense cada mes dispone para el pago de salarios a los 550 mil estatales más de 4.800 millones de pesos. Alrededor de 3.000 millones son para el sector docente, lo que significa que cerca del 95% de la que se invierte en educación es para el pago de sueldos.

Baradel volvió a condicionar el inicio del ciclo lectivo

El jefe del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) Roberto Baradel condicionó el inicio de las clases previsto para el 25 de febrero próximo al resultado de las negociaciones paritarias que se iniciarán esta semana en la provincia.

"Si los funcionarios entienden que tiene que haber una recomposición salarial que permita recuperar poder adquisitivo, mejorar la calidad del salario y hacer inversión en infraestructura y transporte escolar, no debería haber problemas el 25 (de febrero)", afirmó durante una nota radial.

Baradel dijo que los gremios docentes "no hemos plantado ni porcentajes ni montos" y van a comenzar a "discutir el tema de la incorporación al básico de la suma y al blanqueo, porque todavía hay sumas no remunerativas que no cobran los jubilados".

El docente dijo que "el 21, 22 y 23 vamos a comenzar a discutir con una base que debe regir desde el 1 de enero".

Baradel consideró que "es un aspecto positivo que nos hayan convocado ahora", aunque precisó que "se necesita saber cuál va a ser el presupuesto que va a ejecutar la Provincia".

Recordó que la semana anterior, durante la audiencia con el ministro de Trabajo nacional Carlos Tomada, desde la CTA cercana al Gobierno -que Baradel integra junto a Hugo Yasky- plantearon la incidencia que tiene el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias sobre el salario de los docentes y el resto de los trabajadores.

 

Editorial La Capital S.A

Av. Marcelino Champagnat 2551
B7604GXA
Mar del Plata, Argentina.
----
Teléfono: 0223 478 8490
contacto@lacapitalmdq.com.ar
----

Copyright 2012 LA CAPITAL | Todos los derechos reservados | Director: Florencio Aldrey