inicio

25-Nov-2014

18 °C
Parcialmente nublado
H. 73%

Min / Max
9 / 19

Publicado el 27/11/2010

Caen vendedores de drogas con cocaína lista para vender

Más de medio kilo de cocaína fue secuestrada en poder de dos individuos que la transportaban en un automóvil. Los "punteros" se dedicaban a vender la droga en barrios periféricos-.

Imprimir Imprimir

Tamaño texto:

+ -
enviar Enviar por mail
La policía interceptó el automóvil en momentos en que los "punteros" estaban trasladando cocaína.

La policía interceptó el automóvil en momentos en que los "punteros" estaban trasladando cocaína.

Personal policial atrapó ayer a dos vendedores de drogas que se movilizaban en un automóvil y que al ser interceptados no pudieron ocultar una importante cantidad de cocaína que llevaban en una prenda de vestir.

De acuerdo a la información brindada por las fuentes consultadas, el operativo fue realizado por efectivos del Destacamento Centenario y de la comisaría distrital cuarta, y resultó ser el corolario de una pesquisa iniciada hace varias semanas al recibir un dato preciso sobre la comercialización de estupefacientes.

Ayer a la tarde, los policías pudieron ubicar un automóvil Ford Escort blanco que venía siendo investigado y tras una breve persución lo interceptaron en el curce de las avenidas Colón y Arturo Alió. En el interior iba, además del conductor, un acompañante, ambos de entre 25 y 30 años.

Cuando los requisaron encontraron más de 100 envoltorios de cocaína en poder de uno de los individuos, además de una importante cantidad de dinero y teléfonos celulares.

Se supone que ambos "punteros" estaban en plena labor de distribución, ya que su área de operaciones estaba en los barrios periféricos del oeste de la ciudad.

Tomó intervención la fiscalía temática de estupefacientes que resolvió aprehender a ambos individuos y secuestrar tanto la droga como el vehículo.

En Mendoza

MENDOZA.- La Policía de Mendoza se incautó de 34 kilos de cocaína que estaban ocultos en una camioneta, en la localidad de El Algarrobal, unos 15 kilómetros al norte de la capital provincial.

El jefe de la Policía, Juan Carlos Caleri, relató que "cerca de la medianoche, en la calle General Paz, la entrada del barrio Jorge Newbery, se detuvo la marcha de una camioneta, luego de una pequeña persecución".

"En el vehículo iba una persona joven, mayor de edad, de sexo masculino, quien llevaba dos recipientes que contenían 34 kilos de cocaína y material para hacer estiramiento" de la droga, afirmó el jefe policial.

Asimismo, indicó, en declaraciones a la prensa, que el valor de la carga sería de "cerca de 15 mil pesos el kilo" si los narcotraficantes la vendían "por mayor", pero si se hubiera producido un "estiramiento", señaló, "un gramo puede estar variando entre 20 y 30 pesos".

Por eso, sostuvo, lo incautado es "importante en el valor monetario".

La policía estimó que la droga estaba destinada al consumo interno en la provincia y consideró que el joven que manejaba la camioneta donde se halló la droga estaba moviendo "una cocina de un sitio a otro".

Además, Caleri informó que el conductor de la camioneta quedó detenido, a disposición del Juzgado Federal capitalino, y que no tiene antecedentes por delitos contra la Ley de Estupefacientes.

Se agravó la salud de Dardo Molina

Dardo Miguel Molina (42), el comerciante herido de bala a fines de septiembre durante un intento de asalto, se encuentra en gravisimo estado luego de complicarse por una infección su cuadro clínico.

"Estamos en uno de los peores momentos porque se confirmó que está padeciendo una infección y su cuerpo se encuentra muy desmejorado", admitió ayer su mujer, Silvia, en comunicación con LA CAPITAL.

El 22 de septiembre pasado, Molina se encontraba en su negocio de Luo y 190 cuando fue baleado en la cabeza por un individuo que ingresó con supuestas intenciones de cometer un asalto. La víctima alcanzó a sacar un revólver y apuntar al delincuente, pero un instante después cayó fulminado por el disparo que le impactó en la cabeza.

El asesino corrió hasta una motocicleta estacionada en la calle, donde lo esperaba su cómplice y con el cual finalmente logró darse a la fuga.

Por la investigación del fiscal Mariano Moyano se logró la detención de un menor de 16 años, sindicado como quien conducía la motocicleta, y un individuo de 24, acusado de ser el autor del disparo.

Pero además fueron apresados los policías Miguel Rolando Parrado (33) y Jorge Luis Camargo (42), quienes habrían detenido horas antes del hecho al delincuente de 24 años y liberado a cambio de 280 pesos. Esa detención se debió a que el delincuente apodado "Tatán" fue sorprendido portando un arma de fuego.

Camargo y Parrado, tras la prisión preventiva confirmada por el juez Saúl Errandonea, están alojados en un pabellón especial de la Unidad Carcelaria de Batán -destino de acusados de delitos de lesa humanidad- y ahora afrontan cargos por "incumplimiento de los deberes de funcionario público, peculado, y encubrimiento doblemente".

De acuerdo al informe médico extraoficial de las últimas horas, Dardo Molina había presentado leves mejorías neurológicas hasta desencadenarse la infección. Vale recordar que el proyectil calibre 9 milímetros ingreso por el hueso frontal del cráneo de Molina y se alojo en su cerebro, causando lesiones gravísimas.

Sin embargo, a dos meses del hecho parecía que intentaba algún tipo de comunicación, al mover los dedos de una mano y demostrar reflejos con el moviento de sus ojos.

Ayer por la mañana los médicos le confirmaron a los familiares que una escara se había infectado y que eso produjo un deterioro generalizado que puso a Dardo Molina en estado gravísimo.

No avanza investigación

por el crimen de un filetero

Una semana después de haberse producido el asesinato de Rubén Darío Echeverry no se produjeron novedades de importancia en la investigación. Todo indica que podría haberse tratado de un intento de robo.

La investigación por el homicidio de un filetero en calles del barrio Cerrito no muestra avances a poco más de una semana de haberse cometido.

Tanto personal de la DDI local como el fiscal Juan Pablo Lódola trabajan intensamente para profundizar alguna línea investigativa pero por el momento no se ha logrado consolidar ninguna.

Rubén Darío Echeverry (29) fue asesinado en la madrugada del viernes de la semana pasada, en Fleming al 1700, cuando se dirigía a cumplir su jornada laboral en una empresa de procesamiento de pescado. Sufrió una herida de arma blanca en la región abdominal aunque la falta de testigos presenciales impide tener la certeza sobre la cantidad de agresores.

Debido a que Echeverry no fue despojado de sus pertenencias, entre ellas un teléfono celular, un reproductor de música digital y una billetera, los investigadores habían dejado de lado inicialmente la posibilidad de que se tratase de un intento de asalto.

Sin embargo, con el correr de los días y tras estudiar el entorno de Echeverry, se estableció que no tenía enemistades y que no existían motivos para una venganza o un ajuste de cuentas. Al contrario: Echeverry trabajaba a destajo porque había previsto para los próximos meses irse a vivir con su novia.

El viernes de la semana anterior, poco después de la 1.30 Echeverry salió de su casa pasada sita en Carasa al 5200 para dirigirse hasta la pesquera de Gianelli al 1000. Su turno era de las 2 de la mañana a las 8 de la noche, por lo que tenía tiempo para pasar a buscar a su primo y cuñado, quienes también trabajaban para la misma firma.

Cuando minutos más tarde los parientes de Echeverry recibieron una extraña llamada (se escuchaba a la víctima balbuceando) salieron a buscarlo y lo encontraron tirado en Fleming al 1700. Echeverry presentaba una herida de arma blanca. Agonizaba.

Pese a los intentos por asistirlo, los familiares de Echeverry no pudieron hacer nada y lo vieron fallecer.

A partir de ese momento se inició la investigación que no arrojó hasta ahora resultados positivos, y todo parece indicar que pudo tratarse de un intento de asalto no consumado. La hipótesis más fuerte que maneja el personal policial y judicial es que cuando Echeverry se defendió de quienes lo quisieron asaltar fue atacado. Los delincuentes, ante el desenlace trágico, decidieron escapar sin robar ningúna de las pertenencias de la víctima.

Los familiares de Echeverri tenían prevista para hoy la realización de una marcha para exigir el pronto esclarecimiento del caso, pero finalmente fue suspendida hasta nuevo aviso.

Hoy en Policiales

 

Editorial La Capital S.A

Av. Marcelino Champagnat 2551
B7604GXA
Mar del Plata, Argentina.
----
Teléfono: 0223 478 8490
contacto@lacapitalmdq.com.ar
----

Copyright 2012 LA CAPITAL | Todos los derechos reservados | Director: Florencio Aldrey