inicio

21-Oct-2014

14 °C
Despejado
H. 82%

Min / Max
16 / 27

Publicado el 18/12/2009

Detienen por cobrar una coima al jefe del Destacamento Vial Camet

Con la temporada de verano ya encima, el sensible puesto caminero de Camet es noticia por un grave caso de corrupción. Su jefe y un oficial principal fueron sorprendidos ayer cobrando una coima de 1.500 pesos. "Queremos sacar a la policía mala desde adentro de la misma policía", ratificó el comisario mayor, Osvaldo Castelli.

Imprimir Imprimir

Tamaño texto:

+ -
enviar Enviar por mail
El Destacamento Caminero de Camet funcionaba ayer con intervención del jefe zonal, ante la desafectación de su titular.

El Destacamento Caminero de Camet funcionaba ayer con intervención del jefe zonal, ante la desafectación de su titular.

El jefe del Destacamento Caminero de Camet y un oficial principal fueron detenidos ayer poco después de que cobraran una coima a un automovilista que tenía una irregularidad en la documentación de su vehículo.

El operativo que derivó en las aprehensiones de ambos policías fue coordinado por el propio jefe departamental, comisario mayor Osvaldo Castelli, y por la fiscal de Delitos Económicos, Lorena Irigoyen, una vez que una persona denunciara la extorsión y a la cual le ordenaron realizar el pago con billetes marcados.

Tras una operación encubierta, una comisión policial de la Jefatura Distrital Norte logró detener a los dos funcionarios con el dinero mal habido.

De inmediato, el comisario Daniel Bauzá y el oficial principal José De León fueron desafectos de sus funciones, puestos a disposición de la Justicia y conducidos hasta la comisaría de Vidal, donde quedaron alojados.

"Como digo siempre en estos casos, la propia policía se encargó de separar a los efectivos que hacen mal las cosas", dijo ayer Castelli a LA CAPITAL.

Extorsión

A las 14 de ayer, un hombre a bordo del Peugeot 504 de un amigo fue invitado a detenerse por personal caminero cuando pasaba frente al Destacamento Vial de Camet, ubicado en la autovía 2 y Constitución.

En un control de rutina, los camineros le pidieron la documentación del vehículo, y tras una breve inspección constataron que la oblea autoadhesiva correspondiente a la Verificación Técnica Vehicular estaba adulterada. El automovilista fue informado sobre la infracción y conducido hasta las dependencias que se encuentran a un lado del camino.

En el interior de la base se encontraba Bauzá, además del resto del personal administrativo que trabaja en el puesto caminero. Fue allí donde el conductor del automóvil se enteró de la novedad de su detención inminente, por el delito de adulteración de documento público, según indica el artículo 292 del Código Penal. El futuro inmediato del automovilista era quedar detenido, aunque se le abrió una "posibilidad" para revertir esa situación: integrantes del puesto caminero le pidieron la suma de 2.500 pesos para recuperar su libertad.

El hombre pidió comunicarse con el propietario del automóvil (se lo había prestado de manera circunstancial) para poder reunir ese dinero, pero en realidad lo que sugirió fue que efectuara la denuncia. El dueño del vehículo se dirigió directamente hasta la Jefatura de la Policía en Mar del Plata, donde hizo la presentación frente al oficial de servicio.

El propio jefe departamental se comunicó con la Fiscalía de Delitos Económicos Nº 10 de la doctora Lorena Irigoyen y coordinaron la manera de actuar. La primera medida fue hacer circular la certeza de que el denunciante le acercaría el dinero a su amigo para obtener su absolución y libertad. Pero con el agregado de una negociación, para despejar cualquier sospecha en los policías corruptos. Tras algunos llamados telefónicos, se acordó finalmente que la suma a pagar sería de 1.500 pesos.

Los auxiliares de la Fiscalía y la policía reunieron ese monto y tras anotar los números de serie labraron actas con la anuencia de la doctora Irigoyen. Recién entonces se dio la orden para que el amigo del automovilista demorado y dueño del vehículo se trasladara hasta el destacamento vial con el dinero para el pago de la coima.

Sorprendidos con el dinero

En las primeras horas de la tarde, el automovilista recibió el dinero para pagar su "libertad". Mientras se aprestaba a realizar el pago, efectivos policiales de la Jefatura Departamental, de la Jefatura Distrital Norte y el personal de la Fiscalía se apostaron en las inmediaciones en distintos vehículos.

El conductor demorado finalmente cumplió con el fingido pacto y entregó el dinero. Las autoridades del puesto caminero lo eximieron de cualquier multa y lo dejaron en libertad, dándole además el permiso para llevarse el Peugeot 504. Cuando el hombre salió de la dependencia policial, se puso en marcha el operativo que culminó con la detención del oficial que inició el "trámite" en la Autovía 2 y el jefe máximo del destacamento.

Según informaron fuentes de la Jefatura, cuando el personal judicial y policial ingresó a las oficinas del puesto Vial, los 1.500 pesos ya habían sido distribuidos. En poder del jefe se encontró la mayor cantidad de dinero y en el del oficial principal el resto.

Tanto Bauzá como De León fueron detenidos en el lugar e imputados del delito de "extorsión". Asuntos Internos de la policía bonaerense y la Auditoría General dispusieron la inmediata desafectación de ambos funcionarios que en un primer momento iban a ser alojados en el Destacamento Central de Bomberos. Sin embargo, poco después se determinó que los condujeran hasta los calabozos de la comisaría de Coronel Vidal.

En tanto, el titular del Peugeot 504 fue notificado una vez más sobre su infracción al artículo 292 del Código Penal por exhibir un documento público falso.

Un puesto clave

El destacamento de Camineros de Camet es tal vez el de mayor actividad durante la temporada de verano que ya está en marcha. Bajo su control está uno de los flujos de tránsitos más importantes del país y eso supone el descubrimiento permanente de infracciones. De allí que se requiera de un alto nivel de ética y responsabilidad ciudadana de las autoridades que lo dirigen.

"Tolerancia Cero"

"No tenemos la más mínima intención de cambiar la línea que baja desde el Ministerio y la Jefatura de Tolerancia Cero para los casos de corrupción en la fuerza", dijo ayer a LA CAPITAL el comisario mayor Osvaldo Castelli.

Tras participar del operativo desde sus oficinas y luego de conocer la detención y viajar a Balcarce para celebrar el Día del Policía, Castelli quiso destacar anoche la confianza del denunciante en la misma policía.

"El dueño del automóvil confió en la policía de la Jefatura Departamental y eso nos da satisfacción. Fue la propia policía la que procedió a la detención de estas personas que visten un mismo uniforme y que encima son personal de jerarquía", dijo visiblemente afectado el jefe policial.

Por otro lado reconoció que ya son varios los casos de corrupción en la policía desde que se hizo cargo de la Departamental de Mar del Plata y la zona. "Es doloroso que estos hechos ocurran, pero acá se hizo siempre lo que se debía. En todos los casos hemos actuado y, sí, son varios los policías", completó.

Hoy en Policiales

 

Editorial La Capital S.A

Av. Marcelino Champagnat 2551
B7604GXA
Mar del Plata, Argentina.
----
Teléfono: 0223 478 8490
contacto@lacapitalmdq.com.ar
----

Copyright 2012 LA CAPITAL | Todos los derechos reservados | Director: Florencio Aldrey