inicio

22-Nov-2014

18 °C
Despejado
H. 49%

Min / Max
14 / 21

Publicado el 09/03/2010

Detuvieron a la ex pareja de Gillio en Mar del Tuyú

La mujer está acusada de haber asesinado y enterrado hace casi siete años y medio a su concubino.

Imprimir Imprimir

Tamaño texto:

+ -
enviar Enviar por mail

BUENOS AIRES.- Una mujer de 59 años fue detenida ayer acusada de haber asesinado y enterrado hace casi siete años y medio a su concubino en la localidad bonaerense de Mar del Tuyú para quedarse con una suma importante de dinero y dos propiedades.

La mujer, que ya había estado presa por el caso pero liberada por falta de pruebas, volvió a ser detenida luego de que el cadáver de su pareja fue hallado por albañiles en un terreno lindero a la casa en la que vivían.

La víctima fue identificada como Domingo Gillio (67), separado y padre de tres hijos, quien se encontraba desaparecido desde noviembre de 2002, época en la que convivía con la mujer, detenida ahora como presunta autora del crimen.

Desde un primer momento su concubina, Lidia Benítez, dijo que el hombre había desaparecido tras viajar a Chascomús para comprar repuestos de un auto, pero por algunas contradicciones en sus dichos fue detenida como sospechosa.

Fuentes policiales señalaron que en esa época la Justicia ordenó realizar "innumerables excavaciones" en la propiedad, "pero ninguna dio resultado positivo", entonces la mujer recuperó la libertad por falta de pruebas contundentes.

Norma Gillio, una de las hijas de la víctima señaló que "ahora que se encontró el cadáver esta mujer no tiene escapatoria, como tampoco los otros implicados que hay en el crimen de mi padre".

La hija explicó que su padre "hacía tiempo que dormía en una habitación separada de su mujer y no comía nada de lo que ella hacía, porque tenía miedo de que lo envenenara".

Según Norma, su padre "tendría ahorrados unos doce mil dólares, porque tenía una buena jubilación, dinero que guardaba en una caja de pesca en su habitación, que mantenía cerrada con llave por temor a que se lo robaran".

El hallazgo del cuerpo se produjo el domingo, cuando un grupo de albañiles trabajaba en la construcción de una vivienda ubicada en la calle 9, entre 53 y 54, de Mar del Tuyú, en el Partido de la Costa, lindante con los fondos de la casa de la víctima.

Ese predio era un baldío con muchos árboles, hasta que hace poco tiempo se vendió y el nuevo dueño decidió construir una vivienda, por lo que contrató a un grupo de albañiles para que limpiaran el lugar.

El jefe de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Dolores, comisario Carlos Prost, comentó que les avisaron sobre el hallazgo y cuando fueron al lugar confirmaron que había un cadáver enterrado a unos 60 centímetros de profundidad.

Tras el hallazgo se informó a la ex esposa y a los hijos de la víctima, que residen en el partido de Morón, quienes reconocieron junto al cadáver un pulóver, una campera de plástico y una billetera, con medallitas de boxeo y ciclismo que el hombre había ganado en su juventud.

Fuentes policiales destacaron que el esqueleto estaba entero, no presentaba signos de haber recibido un balazo y golpe alguno en el cráneo, por lo que se sospecha que pudo haber muerto por asfixia o envenenamiento.

El comisario Prost comentó que cuando certificaron la identidad del fallecido detuvieron en su casa a la imputada, "quien quedó muy comprometida".

De acuerdo al informe, la detención fue realizada en la vivienda de la calle 9, propiedad de la víctima y que compartía con la imputada en el momento de la desaparición.

Fuentes policiales señalaron que en el fondo de ese predio hay construida otra vivienda, cuyo morador se encuentra prófugo y los investigadores sospechan que pudo haber tenido alguna participación en el hecho.

Según señaló la hija del hombre asesinado, este sospechoso de haber participado en el hecho, "al día siguiente de la desaparición (de su padre) se compró un lote en la zona y, días después, los materiales para construir una vivienda, que pagó con dólares. Esto consta en la causa".

La principal hipótesis del crimen es que la mujer habría buscado quedarse con dos propiedades que tenía la víctima y la suma de dinero en dólares que guardaba el hombre y que para ello contó al menos con un cómplice, aunque podría haber más implicados.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 y la Fiscalía General de Delitos Complejos del Departamento Judicial de Dolores.

Hoy en Policiales

 

Editorial La Capital S.A

Av. Marcelino Champagnat 2551
B7604GXA
Mar del Plata, Argentina.
----
Teléfono: 0223 478 8490
contacto@lacapitalmdq.com.ar
----

Copyright 2012 LA CAPITAL | Todos los derechos reservados | Director: Florencio Aldrey