La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de mayo de 2018

Proponen que los grupos de running paguen por usar espacios públicos

Es una iniciativa del concejal oficialista Guillermo Volponi. Busca registrar a los entrenadores que utilizan los espacios públicos para dar sus clases.

 

El concejal oficialista Guillermo Volponi presentó un proyecto de ordenanza para establecer medidas de seguridad y control de la práctica de deportes rentados al aire libre y garantizar el cuidado de los espacios públicos.

El objetivo de la iniciativa del ex presidente del Ente Municipal de Deportes (Emder) es crear un registro municipal de los grupos y entrenadores que desarrollen sus actividades en los espacios públicos, que deberían pagar un derecho y serían multados en caso de que no cumplan una serie de requisitos.

La medida impactaría sobre todo en los numerosos grupos de running que utilizan la costa. La inscripción en el registro sería obligatoria y los entrenadores deberían completar un formulario en el que consten su nombre, apellido, DNI, CUIT y domicilio, así como el lugar en que se realizará la actividad física y sus días y horarios. También tendrían que acreditar el título habilitante para ejercer la actividad, conocimientos en primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (RCP) mediante certificado emitido por una autoridad competente y la contratación de un servicio médico ambulatorio.

El entrenador debería llevar un listado actualizado de los asistentes en el que conste la fecha de la realización de los estudios habilitantes para la práctica deportiva y abonar  el “derecho a los juegos permitidos” establecido en la ordenanza fiscal.

Una vez aprobada la inscripción en el registro, se otorgaría una credencial de habilitación por el término de un año que debería ser exhibida durante la práctica deportiva y podría ser renovada tantas veces como el interesado lo requiriese.

Quienes desarrollen la actividad sin cumplir los requisitos sufrirían una multa de entre $ 7.000 y $ 21.000, así como la suspensión o exclusión del registro.

Al margen de esos puntos, quedaría expresamente establecida la prohibición de dañar los espacios públicos donde realicen su práctica deportiva, colocar cartelerías publicitarias e impedir la utilización de los espacios públicos a otras personas. Violar estas prohibiciones implicarían multas de $ 3.500 a $ 11.000.

Volponi señaló que “tanto la costa como los parques y plazas son puntos de encuentro donde entrenadores grupales o personales desarrollan la actividad, compartiendo los espacios verdes y las playas con personas que realizan actividades recreativas, de esparcimiento o picnics, siempre en lugares de uso público, es decir de toda la comunidad”.

Puntualizó que mientras “en los gimnasios privados el Estado tiene el control a través de la habilitación municipal y la tasa de seguridad e higiene”, los preparadores físicos que ejercen la actividad al aire libre “se encuentran exentos de dichas cargas”.

Mencionó que en algunos casos los entrenadores instalan conos, sogas, pesas o colchonetas, por lo que es necesario establecer un ordenamiento del uso de los espacios públicos y medidas de seguridad.

También indicó que “no se ejerce ningún control por parte del Estado sobre la capacitación o preparación de los preparadores físicos”, por lo que cree indispensable “garantizar la aptitud profesional, sus conocimientos en primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar y la contratación de un servicio médico ambulatorio”.