29 de noviembre de 2016
Comentarios

En esta nota

¿Quiénes desestabilizan más, los de afuera o los de adentro?

por Gerardo Gómez Muñoz

Gente que sólo ha cobrado del estado y trabajando siempre como político no debería ser tan reacia a entender las críticas, tanto vengan de la gente, a la que tiene el deber de atender, como del periodismo cuya tarea es reflejar lo que se ve y se oye. Es bueno sí que sea susceptible y, consecuentemente, eficiente acudiendo a solucionar los problemas que originan quejas y críticas. Lo que está fuera de lugar es si creen que la función pública, siempre mejor remunerada que la actividad privada -por el aporte del vecino- además de otorgarles algunos privilegios, también deba blindarlos frente a la crítica. El exordio viene a cuenta del intento de algunos funcionarios de victimizarse ante las críticas.

Casi todos los laureles en ese sentido se está llevando la activa secretaria de Desarrollo Social. Mucho más activa en el internismo político, tanto en el gobierno como en los avatares partidarios. Pero está en su derecho, tanto como es el derecho y la obligación a pleno de la gente y del periodismo de apuntar las falencias en busca de mejorías y reparaciones. Sobre todo en el caso de Desarrollo Social, ámbito que requiere actividad a toda hora, debido a la conflictividad social creciente que reclama a diario soluciones que respondan a necesidades vitales de los afectados. Pero precisamente es Vilma Baragiola quien enfrenta la crítica mediática, a políticos opositores y a entidades a los que apuntó como “desestabilizadores”. Pero lo que se juzga es la gestión a la vista de diversas y notorias fallas y la falta de atención a esas cuestiones. Hay quienes desde el elenco municipal mirándose al espejo podrían encontrar el rostro de los verdaderos desestabilizadores de Arroyo.

Ahora la Iglesia

La secretaria Baragiola cuando está cercada en el centro de las dificultades puede llegar, como ya sucedió una vez, hasta desmedidas y descentradas resoluciones tribunalicias que amedrenten a los periodistas molestos. Y en las últimas semanas podría estar “brotándose”, porque ha sido impresionante su servicio fotográfico a puro face dando cuenta de una interminable serie de actividades oficiales como para no dejar dudas de su preocupación gestionaria. Obvio, sin dejar de lado algunas fotitos robadas junto al intendente y a cualquier otro funcionario requerido por la prensa, como en el caso del secretario de Hacienda cuando informaba sobre las gestiones pro-paritarias ante los periodistas. Vaya a saber qué estaba haciendo “ahí justo”, Vilma que apareció al lado de Schroeder.

Pero ahora tropezó feo con su respuesta “a lo figuretti”. Cuando salió a mandobles sueltos a defenderse del imperdonable desmanejo y falta de ejecución política del tema vinculado con la gente en situación de calle que compete a su mando. No sólo saltó la remanida alusión a “los desestabilizadores”, sino el ataque a los que critican con declaraciones sin hacer nada por las soluciones. Tan genérico como desubicado e injusto para quienes sí trabajan y sin cesar no siendo acreedores a casi un centenar de lucas mensuales como ella. Porque hay que decirlo, los que militan sin salario lo hacen sólo por la fe y el corazón en busca del alivio de los sufrientes que son el prójimo.

Así fue que apareció el curita Héctor Díaz que hace muchos años, primero como simple laico comprometido, en las comunidades eclesiales de base y luego como sacerdote trabaja en el tema y a cargo ahora de la denominada “La noche de la caridad”, en el esquema del trabajo pastoral eclesial. Lo hizo en la “Banca 25” del Concejo Deliberante. Tremendas fueron sus afirmaciones sobre los incumplimientos de la responsabilidad estatal. Hay una frase que prácticamente exime de la responsabilidad al gobierno de Carlos Arroyo en, “hubo muertes y nadie se hizo cargo” y enfatizó luego el padre Díaz ante el sitio informativo loquepasa.net del colega Carlos Más, con denuncias sobre la ausencia del Estado en un campo donde Baragiola es la responsable directa.

Donde las fotitos no sirven

El curita de los barrios y a cargo avanzó con afirmaciones que son un descalificador mentís al reparto de culpas que la exaltada funcionaria usó a guisa exculpatoria de su responsabilidad en casos concretos .”Hubo seis muertos y nadie se hizo cargo”. Se refería al estado ausente en la mínima tarea burocrática del papelerío para el entierro del ciudadano “en situación de calle” y como dijo el padre De la Serna certificado en la autopsia hallado sin vida “por muerte natural”. Vilma celosa y exhaustiva de su ímproba labor nunca dijo cuántas muertes hubo ya “en situación de calle” ni cuántos siguen durmiendo en la calle, ni qué va a hacer para terminar o disminuir al máximo ese baldón.

El padre Díaz avanzó más y puntualizó que no se advierte la presencia del estado municipal y que nunca se ha visto así. También puntualizó que diversas parroquias de la ciudad aportan fieles y voluntarios y con víveres aportados por la gente y cocinados por los participantes en el servicio de “La noche de la caridad” formulan un gesto y una ayuda para que esos pobres ciudadanos y hermanos “se sientan también un poco amados”. Cuándo nuestros dirigentes entenderán que más que la fotito y también la ambición de figurar y ascender, la política es la búsqueda del bien común. Díaz estuvo punzante y requirió “un parador no sólo por el invierno sino permanente”. Y agregó que La Casa de Nazaret hace 11 meses que no recibe el aporte municipal para su tarea de asistencia que alivia las obligaciones estatales y puntualizó que nunca hubo un retraso tan largo como éste… Atención don Arroyo parece que: los ineptos e incumplidores desestabilizan mucho más una gestión que un feroz adversario.

Escarceos radicales

Apenas si los nuevos directivos radicales han comenzado a fijar las pautas de funcionamiento y un trío se largó, sin consulta porque ni se ha constituido formalmente la conducción y el reparto de cargos y ubicación de quienes entran por la minoría, a presentar sus plenipotencias al jefe comunal. Muchas críticas mereció ese avance del flamante presidente del comité Rodríguez y sus adláteres Pennisi y Juliano. La cuestión que pareciera ser baladí no es tal porque se habría convenido que los pasos institucionales y representativos iban ser consensuados. Consecuentemente para el 12 ha sido convocado un plenario para constituir formalmente la conducción y las líneas de actividad. No habría sido extraño a este roce inicial Tato Serebrinsky que habría negociado con sus pares en aras de la convivencia partidaria un impasse en sus constantes y severas críticas al gobierno que preside Arroyo. De todos modos se anticipa que la primera reunión servirá para enmarcar funciones y sincerar pretensiones.

Maxi Abad ya instalado como uno de los tres principales dirigentes radicales de la provincia, andaba de gira junto a Daniel Salvador y Carlos Fernández para visitar los comités de Vicente López, Junín y Pergamino. A su vuelta tal vez un tema de discreto análisis y de cuidadoso seguimiento de reiteradas versiones que hablan de presuntas negociaciones sesgadas de un conocido radical de nada virtuosas gestiones en la publicidad concesionada en otros tiempos municipales, Marcelo Graciani, y que tuvo acompañamiento del alto entorno de gobierno. Hoy esa posibilidad de comprobada será arrasada, aseguran.

El peronismo mide las aguas

Diversas agrupaciones, sectores y referentes han esbozado ya sus intenciones con vistas al 2017 y al 2019. Esta última referencia avisa que podía haber dos pasos. Nadie va a gambetear al primero pero hay quienes diferencian sus preferencias que los podrían llevar a jugar en 2017, pero pensando que la cuestión es armar el equipo para el 2019. En uno y otro caso parecen plantados Juan Manuel Rapacioli que inauguró hace casi un año la marcha con numerosas agrupaciones y dirigentes de variada procedencia.

En la otra punta y con similar amplitud y predisposición a la militancia entusiasta en un auspicioso marco de respeto, está la diputada nacional Fernanda Raverta. Pero a estas horas puede decirse que ya comenzó su instalación otro sector de cara a las próximas exigencias, Carlos Cheppi. Comenzó a vérselo en encuentros partidarios más seguido.

El presidente del PJ Pablo Vacante ya afirma en charlas privadas que como casi siempre su lugarteniente discreto y confiable para todos será Fefe Gauna. También se advierte que hay más filo con Rapacioli que con cualquier otro. Y se está midiendo la hondura y la dirección de las aguas. Hubo charlas con peronistas cercanos a Gustavo Pulti (no con éste) Rodrigo Bogdanovich, Eduardo Bruzzeta y Alejandra Urdampilleta por caso. Por su parte Cheppi con la compañía de Vladimir Retamoza, anduvo por Batán reanudando contactos. Todo parece indicar que no habrá mucho intervalo veraniego.

También los renovadores

Tampoco los renovadores de Sergio Massa tendrán un verano políticamente aliviado porque su clara decisión de los últimos tiempos es volcarse a los temas tanto los centrales como los de la coyuntura marplatense. Esto tiene la ventaja, dado el protagonismo de dos del trío de concejales, ganan merecido espacio en los medios gráficos como radiales y TV. Tampoco descuidan la tarea barrial y vecinal. Pero Lucas Fiorini como Alejandro Carrancio han tenido actuación muy destacada en la campaña por la aceleración de que vuelva el tren, la lucha contra los tarifazos en los servicios y sin agotar la lista, el reciente acompañamiento de los comerciantes que reclamaban la derogación del Código de Publicidad. En el tiempo actual una gran expectativa respecto a las próximas elecciones proyecta el entusiasmo hacia el 2019, donde Fiorini tal vez tenga que enfrentar a Facundo, el hijo de Hugo Moyano, y a algún otro aspirante.

Pulti, incansable como antes

Tampoco el ex intendente está ajeno a las urgencias sobre las próximas elecciones que parece haber ganado a los partidos locales. Su ADN frentista parece encaminarlo hacia un acuerdo con otras fuerzas. No hay atisbos de que esta vez se incline al frentismo con el peronismo. Pero no han sido exitosos sus primeros encuentros con el socialismo que en las últimas elecciones no han conseguido representaciones, pero están seguros de ser mucho más que una aspiración testimonial y siempre tuvieron alta dosis de autoestima. Tampoco se conocen conversaciones con el PJ de Vacante y Cheppi. Por otra parte la recepción en los barrios que viene visitando asiduamente alimenta la decisión del regreso. La semana pasada destacábamos las posibilidades de que Marcelo Artime pinta para el 2017.

La comunidad organizada

Perón calificaba así la participación asociada de los vecinos y ciudadanos en general como fuerza espontánea y certera en la defensa de sus propios intereses. El puerto acaba de demostrar una vez más cómo se logra cambiar un despropósito del gobierno de turno que en este caso logró que el Consejo Federal Pesquero tuviera que borrar con el codo lo que firmó, se cree con los muñones, que no con la mano, en perjuicio fenomenal en contra de la pesca y de la economía marplatense. Se trataba nada menos que de quitarle la pesca del calamar a los barcos argentinos para servirla en bandeja a los pesqueros chinos y a los nuestros entongados con la presión internacional. Esto significaba quitarle a nuestra pesca entre 500 y 700 millones de dólares.

Sectores empresarios y el “Mar del Plata Puerto Región-MPR” de Daniel Sosa, ex concejal, hombre del puerto, ex funcionario del área salieron a la palestra denunciando la barbaridad. Algunos sindicatos se sumaron al igual que algunos funcionarios y también se interesó el gobierno municipal. En 15 días los firmantes, incluido el vergonzante representante marplatense, firmaron de nuevo pero para volver grupas. Un ejemplo que bien puede servir para repetir a favor del puerto, en medio de tantos reclamos no atendidos, y que por ello tienen postrada a la economía marplatense.

Subir