25 de octubre de 2016
Comentarios

En esta nota

Trabajan sobre la importancia y desafíos de la preservación documental de la historia

Hasta el 26 de octubre Mar del Plata será sede de la reunión anual 2016 del Comité Regional de América latina y el Caribe para el programa Memoria del Mundo de Unesco.

Ayer, en el Salón Doré del Hermitage Hotel, se dio por inaugurada la reunión anual 2016 del Comité Regional de América latina y el Caribe para el programa Memoria del Mundo de la Unesco. En la jornada estuvieron presentes los vicepresidentes el Consejo Ejecutivo del Comité Regional ALYC, Carlos Augusto Silva Ditadi y Alfonso Blijden, el secretario y consejero de Comunicación e Información del comité, Guilherme Canela De Souza y representando a la Universidad Nacional de Mar del Plata, anfitriona del evento, el rector Francisco Morea y el secretario de Comunicación y Relaciones Públicas, Alberto Rodríguez.
Las jornadas de debates que se extenderán hasta mañana, tendrán como eje central la importancia de la conservación documental de los estados miembros, dado que se reconocen en ellos características relevantes que los hacen símbolo de la memoria colectiva de un pueblo, nación, región o sociedad.
Dando cuenta del papel esencial que tiene la preservación del pasado en el desarrollo presente y futuro de los países, Guilherme Canela asegura que el reconocimiento histórico de los documentos es “fundamental para entender el pasado estructurar y planificar el presente en términos, por ejemplo, de políticas públicas pero también para tomar decisiones estratégicas para el futuro”.
“Argentina es uno de los países que siempre envía muchas postulaciones al programa regional lo que demuestra un importante interés de la comunidad archivística de bibliotecas y museos en tener un reconocimiento de los documentos que tienen bajo su custodia”, ejemplificó Canela y aseguró que muchos de estos registros están vinculados a los derechos humanos.

Acceso a la información
En este sentido, Guilherme Canela celebró la reciente aprobación de la ley de acceso a la información pública, norma que considera que “va a ser es un tema cada vez más presente debido a que no es posible brindar un acceso a algo que la gente no sabe dónde está”, sostuvo. Sin embargo resaltó que “para tener una buena ley de acceso a la información hay que tener buenas políticas de preservación documental”.
En la misma línea se pronunció Alfonso Blijden, uno de los vicepresidentes del Comité Regional de ALYC. “El acceso a la información es muy importante. Si tú quieres ocultar algo de alguien ponlo en papel porque casi nadie gusta leer pero dando acceso a esos documentos se concientiza sobre la importancia y le permite a los pueblos conocer por sí mismos”, expresó.

Documentos digitales, desafío 2.0
El patrimonio documental enfrenta severas amenazas como el saqueo y la dispersión,el comercio ilícito, la destrucción, así como la frágil particularidad de su soporte, la obsolescencia del almacenamiento y la falta de financiamiento. Estos obstáculos intentan ser reducidos por el programa Memoria del Mundo, así como también se busca crear una mayor conciencia en todo el mundo de la existencia y la importancia de contar con un patrimonio documental.
En un mundo actual informatizado, digitalizado y efímero, la preservación de los registros pasa a enfrentarse con nuevos desafíos y preocupaciones.
“El 20º aniversario del Programa se realizó una gran conferencia en Vancouver, Canadá, donde el tema central estuvo alrededor de cuáles son los desafíos para la preservación de documentos en soportes digitales”, reconoció Guilherme Canela.
“Hoy, las estimativas son de que estos documentos no tienen una durabilidad mayor a 50 años. Teniendo en cuenta que hay papiros que están preservados hace 5 mil años, esta es una gran preocupación y nadie aún tiene respuestas precisas sobre ello. De todas maneras, la Unesco sí está haciendo hincapié en esto incluso haciendo una recomendación a todos los 195 estados miembros de que sí debemos urgentemente desarrollar políticas públicas para la preservación y acceso a los documentos también en soporte digital”, sostuvo.
También manifestó su preocupación sobre el tema, Carlos Augusto Silva Ditadi, vicepresidente del Comité: “La preservación de estos documentos es un problema que preocupa a todas las organizaciones y los gobiernos. Algunos países tienen programas, incentivados por la Unesco, que buscan preservarlos, pero aun como pueblo no tenemos presente la idea de conservación”, concluyó.
La actividad fue declarada de interés turístico por el Ente Municipal de Turismo de Mar del Plata y el Partido de General Pueyrredon y pretende sentar las bases de nuevos proyectos que favorezcan la preservación documental de la historia.

Subir