25 de diciembre de 2016
Comentarios

Un 2016 rockero con muchas y grandes visitas internacionales

Durante el año estrellas mundiales como los Rolling Stones, Paul McCartney, Guns n' Roses y Black Sabbath, entre otras, visitaron al país y brindaron espectáculos memorables.

Los Rolling Stones ofrecieron tres recitales en el estadio Unico de La Plata.

El 2016 fue, a pesar de la crisis económica, un año rico en visitas internacionales para la Argentina y tuvo sus puntos más altos en las presentaciones de los Rolling Stones en el Estadio Único de La Plata, el ex Beatle Paul McCartney, Guns n’ Roses y Black Sabbath, entre otros.

Cuando la crisis económica y los altibajos del dólar hacían prever un año escaso en visitas, los productores se movieron con inteligencia y se concretaron grandes números y muy buenos festivales como el BUE, el Music Winds, el Personal Fest, el Lollapalooza y el Maximus, dedicado al género del rock duro.

Mientras tanto los Rolling Stones cerraron un gran año que incluyó el ser la primera mega banda rockera que tocó en La Habana, Cuba; hacia fin de año editaron un elogiado disco de covers bluseros “Blue & Lonesome”, además de encarar una larga gira sudamericana y europea.

Las bandas que llegaron a la Argentina en 2016 fueron New Order, Garbage, Kraftwerk, Public Image LTD, Television, Aerosmith, Iggy Pop, Eminem, Wilco, Libertines, Pet Shop Boys, Richard Ashcroft, Noel Gallagher, Florence and The Machine, Chris Cornell, Calexico y Mumford and Sons.

Aerosmith hizo vibrar al Estadio Único con sus clásicos

Aerosmith hizo vibrar al Estadio Único de La Plata con sus clásicos.

A ellos se sumó el prócer del reggae Toots and The Maytals, Steel Pulse, Flaming Lips, Tom Jones, Alan Parsons, Iron Maiden, Marilyn Manson, Rammstein, Megadeth, Disturbed, Bullet for my Valentine, Halestorm, Whitesnake y Scorpions, entre otros grupos del rock duro.

La visita de los Stones y el Festival BUE significaron el regreso de Daniel Grinbank a las producciones de eventos musicales, mientras que las productoras independientes lograron realizar el Music Wins, un evento en Tecnópolis.

Este festival de espíritu indie contó con la participación de los franceses de Air, Primal Scream, Courtney Barnett, Brian Jonestown Massacre, La Femme, Kurt Vile, Edward Sharpe y Mac DeMarco, entre otros, con muy buena convocatoria.

En lo que respecta al género romántico latino Ricky Martin realizó dos giras en diferentes etapas del año. También estuvieron en el país Chayanne, Raphael, José Luis Perales, Sergio Dalma y los ascendentes Maluma, J Balvin, Ozuna, Jowell y Randy, Gente de Zona, Don Omar, que provienen del reggaetón pero que comparten un gran porcentaje de público femenino con los melódicos como Julio Iglesias, Ricardo Montaner, Pablo Alboran, Pablo López, Jesse & Joy, Ha*Ash, Sin Bandera, Robi Rosa y Eros Ramazzotti, entre otros.

Un fenómeno para destacar, surgido de la mezcla de la música clásica y el pop, fue el violinista holandés André Rieu, que con su orquesta de 60 músicos llenó durante siete jornadas el Luna Park, sorprendiendo a todos y retomando una línea musical que se había perdido con Richard Clayderman.

En materia de la música local, tanto Indio Solari, como la Renga y Ciro y Los Persas confirmaron su poder de convocatoria. En el caso del ex vocalista de los Redondos con un solo shows multitudinario, mientras que el trío de mataderos optó por una larga gira nacional en lugares para 20 mil personas.

Ciro por su parte llenó Vélez con su nuevo disco, mientras que el rock barrial vivió su momento de gloria en diciembre cuando la Beriso concretó su pasmoso crecimiento llenando River Plate con 55.000 personas. Por fuera del rock, Abel Pintos confirmó que es uno de los artistas más vendedores con una interesante gira nacional, una seguidilla de Gran Rex y su nuevo disco “11”.

Babasónicos, que editó “Impuesto de fe”, disco donde reversiona con grandes resultados casi todo su repertorio, se embarcó en una gira de 50 shows por teatros y lugares para no más de 3.000 personas en todo el país, ya que buscaban darle intimidad a las canciones.

Para el rock argentino, el 2016 abrió con una gran noticia ya que el Instituto de la Música (Inamu) recuperó el catálogo de la quebrada compañía discográfica Music Hall, compuesto por más de 1.500 álbumes, y devolvió los derechos a sus autores, quienes a partir de ahora podrán administrar futuras reediciones.

La recuperación benefició a Charly García, León Gieco, David Lebón, Raúl Porchetto, Miguel Cantilo, Miguel Mateos, los herederos de Pappo, Ástor Piazzolla, Aníbal Troilo, Eduardo Falú, Leopoldo Federico, Waldo de los Ríos, Zamba Quipildor, Billy Bond, Pappo’s Blues, Raúl Porchetto, Alberto Castillo, Alberto Podestá, Carlos Di Sarli, Héctor Stamponi, Los Carabajal, Daniel Toro, Hugo Díaz y Rubén Rada, entre otros.

Por su parte Sony Music continuó con las reediciones en vinilo de gran parte de su catálogo de rock nacional que incluyó a Gustavo Cerati, Soda Stéreo, los diferentes grupos de Luis Alberto Spinetta, Virus, Miguel Mateos y otros.

Además, Sony concretó la compra de una fábrica de vinilos de la familia Morelo y envió a Alemania a los técnicos para su capacitación en la fabricación de discos. Aunque hoy los vinilos cuestan en la Argentina entre 700 y 1000 pesos (casi tres veces más que en los Estados Unidos), las empresas apuestan por el producto, para fanáticos y coleccionistas.

Por su parte, la escena independiente y emergente se fue afirmando, produjo y editó muchos discos, usufructuó las redes sociales para su difusión y generó muy buenos álbumes además de ir cimentando las movidas en Córdoba, Mendoza, Rosario, Salta, Tucumán y otras ciudades.

Subir