1 de octubre de 2017
Comentarios

Un empate que disfrutaron otros

Cero a cero entre Círculo y El Porvenir. Los dos tuvieron sus momentos en un partido intenso. Los otamendinos perdieron dos grandes chances cerca del final. El resultado benefició al resto del pelotón que pelea por la clasificación.

Enzo Astiz y Luis Arias corren por la pelota. La intensidad fue la característica saliente del partido. Foto Gentileza Martín Angelini

por Sebastián Arana

Círculo Deportivo y El Porvenir de San Clemente del Tuyú igualaron cero a cero bajo la lluvia en el predio “Guillermo Trama” por la duodécima fecha de la zona B de la Región Pampeana Sur del Torneo Federal B de fútbol.
Fue un cero a cero mentiroso. Círculo y El Porvenir ni especularon, ni aburrieron. Protagonizaron un encuentro intenso, con gran ritmo, sobre una cancha muy rápida a raíz de la lluvia. Con actuaciones individuales muy importantes de ambos lados. Les faltó, eso sí, el último pase. La pizca de claridad necesaria para romper la última línea.

Las próximas semanas dirán si los otamendinos ganaron un punto o perdieron dos. De acuerdo al dominio visitante del primer tiempo cualquiera podría pronunciarse por la primera de las opciones.

Sin embargo, la levantada otamendina fue ostensible en el complemento. Y hubo dos chances en los diez minutos finales tan importantes, tan nítidas, que la sensación final fue amarga.

Círculo, que igual quedó en zona de clasificación como escolta de Independiente de San Cayetano, perdió la chance de sacarle una diferencia significativa a un adversario directo en su propia cancha. En un momento del torneo en el que asegurar los puntos de local adquiere una dimensión enorme.

El Porvenir marcó la pauta en el primer tiempo. El equipo visitante tuvo el mérito de asimilar un mejor arranque de Círculo, que a los 7′ contó con una llegada a fondo. Astiz desbordó y envió un centro, Atlante pivoteó y descargó hacia atrás, Roselli remató de primera y Arévalo desvió al tiro de esquina.

Fue la llegada más importante de los locales en toda la etapa. El equipo de Ramón Comas enseguida se apoderó del control del juego. Con una muy buena tarea de todos sus volantes. Mansilla y Cáceres impusieron su dinámica por los costados, Smaldone cortó y distribuyó con iguales dosis de acierto. La pegada de Ledesma, por último, complicó en cada pelota quieta. Dos tiros libres suyos, en el primer cuarto de hora provocaron sendos revolcones de Del Curto.
Más allá de la precisión con la que Beguiristain intervino en el juego, el medio otamendino se vio superado y, por lo general, tuvo que correr para recuperar la pelota.

El peso del partido, en consecuencia, recayó sobre la defensa local. Pero Roselli apagó varios incendios con su calidad para salir jugando y Arrachea lució firme como de costumbre.

Cuando ellos no pudieron, fue Del Curto el salvador. A los 29′, en una de sus pocas fallas en el partido, Arrachea y Portillo se molestaron y Jofré escapó en soledad a espaldas de ambos. Pero el arquero salió rápido y tapó con todo su cuerpo.
Un minuto más tarde, Smaldone probó desde afuera del área con un disparo bajo y esquinado. Del Curto atajó con esfuerzo y se rehizo para atrapar el balón cuando Medina llegaba para empujarla.

Al equipo visitante, sin embargo, le faltó la puntada final para aprovechar su mejor momento con alguna otra oportunidad más clara. Un pecado que estuvo a punto de costarle muy caro.

Porque Cìrculo salió a jugar el segundo tiempo con otra energía. Más atento para capturar las pelotas divididas. Con otra presencia física y anímica. Así como la primera parte se jugó en terreno otamendino la segunda se disputó en la mitad visitante.

El Porvenir se fue desinflando paulatinamente. Con el correr de los minutos, el dominio territorial de Círculo fue cada vez más marcado. Pero los de Matteo fueron peligrosos únicamente cuando Roselli trepó para enriquecer la maniobra ofensiva.

Sin embargo, promediando el segundo tiempo, el “Sapo” quedó maltrecho por jugarse el físico en una incursión ofensiva que Japaze salvó “in extremis”.

Los otamendinos lo extrañaron por un rato. Pero, ya sin él en cancha, se las ingeniaron para generar las dos más importantes de toda la tarde. A los 37′ Hidalgo cambió de frente con inteligencia, Vértiz llegó por la derecha, hizo una finta y cedió para la llegada vacía de Atlante, quien levantó su derechazo cuando Arévalo estaba prácticamente vencido.

A los 44′, de contra, Beguiristain salió con astucia por el centro y habilitó a Atlante, quien amagó la diagonal hacia el medio y cedió a Vértiz, que pasaba a sus espaldas. El “Turbo” enfrentó a Arévalo y lo superó con un remate por arriba de su cuerpo. Pero Mansilla cerró y despejó providencialmente sobre la línea; mientras Parra, libre en el punto penal, lamentaba no haber recibido el pase.

Fue un buen plato. Pero le faltó pimienta. Y el resultado, en definitiva, les sirvió más a Independiente de San Cayetano, Kimberley y Argentinos de 25 de Mayo, los grandes ganadores de la fecha.

Síntesis

Círculo Deportivo (0): Del Curto (7); Roselli (8), Portillo (6), Arrachea (7) y Leguizamón (5); Enzo Vértiz (5), Silvio Vedda (5), Diego Hidalgo (6) y Daniel Beguiristain (6); Astiz (5) y Atlante (6). DT: Alexis Matteo.

El Porvenir (San Clemente del Tuyú) (0): Lucas Arévalo (6); Martín Enrique (5), Gonzalo Rodríguez (7) y Luis Arias (6); Pablo Mansilla (7), Kevin Smaldone (7), Julio Ledesma (6) y Angel Cáceres (6); Fernando Medina (5); Pablo Herrera (5) y Federico Jofré (5). DT: Ramón Comas.

Cambios: en el segundo tiempo, en el inicio, Japaze (5) por Enrique, 28′ Leandro Parra por Astiz, 34′ Brian Campos por Vedda, 37′ Olushola por Herrera y Agustín Bianchi por Roselli y 48′ Lucas Ferreiro por Cáceres.
Cancha: Círculo Deportivo (muy buena).
Arbitro: Diego Gil (6), de La Plata.

Subir