5 de octubre de 2017
Comentarios

En esta nota

Una de las instituciones más antiguas de la ciudad fue intervenida por el Inaes

En el 2013 se le retiró la matrícula y entró en concurso de acreedores la Sociedad Española. Ahora un interventor buscará normalizar la situación.

La Sociedad Española cuenta con un amplio salón.

El 20 de septiembre de 1882 se creó la Sociedad Española de Socorros Mutuos con el objeto de trazar y fortalecer lazos de integración cultural y social. Hoy, a punto de cumplir sus 135º aniversario se encuentra intervenida por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con motivo de la difícil situación que atraviesa.

Fue el propio intendente Esteban Reino quien al comienzo de su gestión intervino ante el titular del Inaes, Marcelo Collomb, para que la entidad pionera de la ciudad no dejará de existir.

Asimismo, vale destacar el esfuerzo de un grupo de personas que integraban la comisión directiva que pusieron su esfuerzo para poder seguir brindando servicios.

En el pedido de que no se liquidara la matrícula y de esa manera no existiera más la entidad, el jefe comunal había puesto en consideración de Collomb que afectaron a la institución las continuas crisis del país, repercutiendo en su capital social, la pérdida en su masa de asociados, una cuota social baja para evitar la disminución del padrón y el desinterés de las nuevas generaciones por asumir roles dirigenciales.

Finalmente, llegó la notificación de dicha decisión desde el Inaes y el Juzgado de Paz Letrado local cumplió con dicho requerimiento y designó al abogado Juan Carlos Scartossi para que comience un proceso de normalización administrativa.

El interventor deberá conducir a la institución y tendrá la responsabilidad de avanzar en la confección de los balances faltantes como también ordenar el padrón de socios y otras cuestiones administrativas.

Una vez que todo esto sucede en un tiempo perentorio deberá convocar a una asamblea para elegir a las nuevas autoridades, lo cual pondrá fin a la intervención dictaminada por el organismo nacional.

Pese a todas las dificultades, las autoridades de la vieja comisión, autoridades municipales y el propio interventor brindaron detalles de la situación ante la prensa y afirmaron que sigue funcionando y prestando servicios a sus asociados.

Se reconoció en ese momento el trabajo que llevó a cabo un grupo de vecinos que aunaron esfuerzos y comenzaron a transitar el camino del salvataje.

Uno de ellos fue Raúl Sánchez, aseguró que desde más de un año se trabajó en procura de contagiar a aquellos descendientes de españoles a que se sumen a trabajar para que la entidad continúe funcionando.

Subir