CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 3 de mayo de 2021

Así se vería la ciudad con una de sus joyas patrimoniales perdidas

Una minuciosa reconstrucción digital del suntuoso Club Mar del Plata -arrasado por un incendio en 1961- nos permite saber como se vería Luro y la costa con su magnífica presencia. Y también reflexionar sobre las pérdidas patrimoniales de Mar del Plata.

Imagen digitalizada del Club Mar del Plata.

Analizando cientos de fotografías, Sergio Calvé realizó un magnífico trabajo de modelado 3D y renderización. El resultado: la reconstrucción del Club Mar del Plata, una joya arquitectónica de la ciudad que fue arrasada por las llamas.

El trabajo nos lleva a reflexionar sobre la forma en que numerosas joyas patrimoniales podrían cohabitar con el paisaje urbano moderno.

En el marco de esa reflexión no se nos escapa que esta versión digital, para ser real, habría necesitado varios milagros. El primero: que las llamas no lo destruyeran el 10 de febrero de 1961. Y, después, que se hubiera mantenido en pie, superando nuestro desapego por el patrimonio.

Lamentablemente, sólo podemos deleitarnos con esta recreación y recordar la historia de aquel club, que surgió como una sociedad anónima para fomentar el desarrollo del balneario.

clubmardel1

Obra del ingeniero y arquitecto Carlos Agote, la sede social del club era de carácter académico, según los preceptos de la Escuela de Bellas Artes de París y fue inaugurada el 22 de enero de 1910.

Era un edificio de siete niveles en los que se disponían el Salón de la Columnas, el Salón Inglés, el Salón Dorado, el Salón Blanco y el Jardín de Invierno. Contaba además con pileta de natación, baños fríos y calientes de agua dulce y de mar y motores eléctricos para elevar las cortinas enrollables. El equipamiento estaba conformado por muebles importados, alfombras de Esmirnia, tapices de Aubusson, porcelana de Limoges, platina de Christofle y cristalería de Baccarat.