30 de noviembre de 2017
Comentarios

A más de dos años del concurso de ideas, el municipio decidió no restaurar el histórico edificio de Bustillo

El Colegio de Arquitectos local y los ganadores del concurso ya iniciaron acciones para concretar el proyecto y cobrar lo adeudado.

Imagen de la propuesta del proyecto ganador del concurso para poner en valor el Palacio Municipal.

LA PLATA (Corresponsal)- El gobierno de Carlos Arroyo decidió no llevar a cabo la remodelación y puesta en valor del Palacio Municipal que se concursó hace más de dos años y los arquitectos reclaman por el pago de diversos honorarios.

El secretario de Obras y Planeamiento Urbano, Guillermo de Paz, confirmó a LA CAPITAL que “el proyecto ganador contemplaba obras en el Anexo y una cierta descentralización que nosotros ahora no vamos a llevar adelante”.

Salvador Squillacioti, uno de los arquitectos platenses que obtuvo el primer premio en el concurso de ideas organizado en 2015, aseguró por su parte que “la Municipalidad estaba obligada a contratar los servicios de anteproyecto pero incumplió con los términos de las bases del concurso”.

“En este momento estamos gestionando acciones ante el Colegio de Mar del Plata y en el Consejo Superior del Colegio de Arquitectos provincial para que se cumplan los compromisos asumidos”, agregó al ser consultado por este diario.

Efectivamente, entre las obligaciones del municipio se establecía  “un plazo de 360 días corridos” –esto es, hasta agosto de 2016- “para proceder a la firma del contrato” y se especificaba que, en caso de no formalizar el acuerdo en ese período, el ganador tendría derecho “a percibir los honorarios correspondientes a la tarea de Anteproyecto”.

Vale recordar que en febrero de 2015 el Ejecutivo a cargo de Gustavo Pulti convocó a un concurso de ideas para restaurar el edificio diseñado en 1938 por Alejandro Bustillo.

La puesta en valor incluía el edificio Anexo. “Como no vamos a hacer lo del Anexo, el proyecto del Palacio también se cae”, dijo ayer De Paz.

“La deuda es del gobierno anterior”

Por otro lado, la delegación marplatense del Colegio de Arquitectos provincial inició acciones legales para cobrar los más de 200 mil pesos que les debe el municipio.

Daniel Monzón, presidente del Distrito IX de esa entidad, dijo a LA CAPITAL que “el Colegio no percibió la totalidad del dinero correspondiente a la organización del concurso, así que después de mandar varias notas protocolares enviamos una carta documento a la municipalidad”.

Para Guillermo de Paz, en cambio, “el Colegio debería haberle realizado el reclamo a la gestión anterior, que fue la que organizó el concurso”. “La deuda es del gobierno anterior”, remarcó.

Hasta el momento, los únicos que cobraron fueron los arquitectos ganadores –Squillacioti y su socio Gabriel Santinelli–, que percibieron los 330 mil pesos antes de que terminara la gestión de Pulti.

El resto de los premiados todavía espera que se les pague: el año pasado la arquitecta Malena Ballesteros, que obtuvo el tercer puesto –el segundo fue considerado “desierto” por el jurado–, inició acciones legales reclamando los 25 mil pesos de premio. Y el Municipio tampoco pagó las tres menciones, de 10 mil pesos cada una.

Imagen de cómo hubiera quedado en la realidad el proyecto ganador.

Imagen de cómo hubiera quedado en la realidad el proyecto ganador.

El proyecto ganador

El concurso promovido por el Municipio –en ese momento a cargo de Gustavo Pulti- tenía entre sus requisitos centrales la preservación de la fachada del edificio ubicado en Hipólito Yrigoyen y Avenida Luro.

El trabajo de Gabriel Santinelli y Salvador Squillacioti resultó elegido entre los 22 anteproyectos presentados por lograr “una adecuada integración entre los diversos espacios públicos, así como también en el desarrollo de los accesos y las circulaciones” y por presentar “un esquema factible y razonable de etapabilidad que otorga un valor diferencial”, según consideró el comité evaluador.

El jurado estuvo integrado por los arquitectos Cristian Carnicer –elegido por los participantes-, Lisandro González Ojinaga -por FADEA-, Haydeé Pérez Maraviglia –por el CAPBA IX-, María Eugenia Millares, Ricardo Rodríguez, Marcelo de la Plaza -por la Municipalidad de General Pueyrredon- y la señora Lucila Branderiz, en representación de Pulti.

Subir