6 de abril de 2018
Comentarios

Arroyo dijo que irá por la reelección “con Cambiemos o solo”

El intendente insistió en que no conocía al diputado nacional Guillermo Montenegro y se quejó porque los fiscales no intervienen en los cortes de calles.

El intendente Arroyo, anoche en el programa "Tema Central", conducido por "Cholo" Ciano.

En el programa “Tema Central“, que se emitió anoche por Canal 8 con la conducción de Vicente “Cholo” Ciano, el intendente Carlos Fernando Arroyo reiteró su intención de presentarse a la reelección el año que viene. “Voy a ser candidato y volveré a ser intendente, o por Cambiemos o iré solo”, destacó. Y sostuvo que necesita cuatro años más para “poder terminar mi proyecto político y solucionar el problema de los ancianos, el de los chicos que se drogan y el de los animales (sic), que es un tema que me tiene harto porque no lo puedo resolver, porque me falta dinero”, expresó.

Al ser consultado sobre su relación con el diputado nacional Guillermo Montenegro, y precandidato a intendente por Cambiemos, el jefe comunal se preguntó “quién es Montenegro, no lo conozco… Ahora me acuerdo, fue candidato a intendente en una localidad y perdió”, mientras que consideró como “buena relación” la que mantiene con el edil provincial Maximiliano Abad.

Acerca de una posible interna entre ellos tres, el intendente aseveró que “esa pregunta se las tendría que hacer a ellos, porque los que van a a tener problemas son ellos, no yo. Yo soy como si usted tiene una cafetera y quiere correr contra Juan Galvéz”, graficó, aunque no especificó a qué partido representará porque “esa es una decisión de Cambiemos”.

Asimismo, sobre su trato con el gobierno nacional y el provincial señaló que “es muy bueno, no tengo problema con nadie. Se ha hablado mucho. Tengo una relación excelentísima, ya de amistad, con el ministro del Interior, lo mismo le pudo decir de Sileoni, ministro de Educación (NR: Ocupó ese cargo durante la gestión de Cristina Kirchner)”.

“Si uno mira para atrás -añadió- no va a encontrar ninguna gobernación que haya dado a Mar del Plata y Batán la ayuda que ha prestado, lo reconozco públicamente”.

Sin cortes

Arroyo consideró que el acampe que hasta ayer estuvo frente al Palacio Municipal “no tiene justificación” pero reconoció que tienen una deuda de 900 mil pesos con las cooperativas. “El dinero para el manejo de las cooperativas lo manda el ministerio -explicó- en tandas de 4 millones y medio. A fines de febrero se repartió el envío y quedaron 900 mil pesos de deuda que se pagarán con la próxima entrega. Cada uno cobró lo que pudo cobrar”.

Asimismo, el intendente se quejó por el corte de tránsito en las calles y se lamentó porque “hablé con los fiscales, la Fiscalía General, la policía y evidentemente no escuchan. La Ley Orgánica Municipal establece que las fuerzas de seguridad me tienen que ayudar a ejercer el poder de policía”.

“La Justicia dice que no necesitan orden cuando se trata de flagrancia -interpretó- y cortar la calle es flagrancia. Para mí está clarito. Si son fiscales de ‘Justicia Legítima’ o no, no sé. Le digo lo que creo como abogado”, disparó.

Por otra parte, consideró que los cortes de calle “tienen un tinte marcadamente político” aunque reconoció que “hay gente con necesidad, con problemas de muchas índoles. Tratamos de dar respuesta a cada problema”.

Gestión

En el capítulo de lo realizado durante los 28 meses que lleva al frente de la intendencia de General Pueyrredon, Arroyo indicó que “hemos gestionado e invertido 2 mil millones de pesos, en obras de agua, salud, asfalto” y describió algunas de las obras en ejecución como la pavimentación de la calle Beltrán y la avenida Libertad, entre otras.

Al ser consultado sobre la ausencia en su discurso sobre temas como el transporte o residuos, aseguró que “habrá una reunión, creo que mañana (por hoy) por los residuos. El Ceamse nos va a dar detalles técnicos y económicos del proyecto, hay que analizarlo para poder decir sí o no”.

Asimismo, negó haber dado marcha con la quita de exenciones a los teatros y a la actividad portuaria porque “no recibo órdenes de nadie, sugerencias hay. La verdad soy profundamente republicano, respetaré lo que resuelva el Concejo (Deliberante)”, expresó.

“Administro, nada más -aseguró-, pero apoyo los argumentos de mi Secretaría de Hacienda que dijo que los más poderosos son los que menos pagan y los más pobres tienen que recibir un poco de ayuda de los que más tienen”.

Finalmente, se refirió a la polémica frase sobre las mujeres y el barrido de las veredas, pero lejos de disculparse, Arroyo señaló que “ha cambiado mucho la situación. ¿No estaba más prolija la ciudad? La veo muy desprolija, es responsabilidad de la gente. Antes no había papelitos por la calle y los árboles estaban podados”.

La pelea que no fue…

Al ser consultado si realmente “casi se agarró a trompadas con el ministro de Energía, Juan José Aranguren”, como lo había consignado en su mensaje ante el Concejo Deliberante, el intendente ahora cambió sus dichos. “No fue así, es una expresión, es una forma de decir”, sostuvo.

“Tuvimos una discusión intensa -contó-, profunda, recuerdo que lo conocí y había muchos intendentes. Hice cuestiones y cuando terminó la reunión y los demás se fueron, me mandó llamar. Tuvimos una reunión a solas durante casi una hora. Con toda energía, reconozco, le expuse de buena manera todo lo que vivía como intendente. Fue un reclamo con vehemencia”, indicó anoche en relación al pedido de construcción del gasoducto de la costa.

Subir