14 de marzo de 2018
Comentarios

Caen en Chubut dos zíngaros que habían “comprado” a una menor

Policías de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local lograron dar con una pareja que se mantenía prófuga en el sur del país, en el marco de una investigación por "trata de personas".

La pareja de gitanos acusada de comprar a la nena fue detenida en Comodoro Rivadavia.

Así como hay casos policiales que inspiran películas de suspenso y drama, cuyas exageraciones en los guiones alcanzan ribetes impensados, existen otros que parecen ser ficción y no son nada más que la pura realidad. Como el que protagonizaron recientemente varios policías de Mar del Plata.

Claro que en un filme o en una novela negra, debería utilizarse el término detectives. Tras una larga investigación, los uniformados pertenecientes a la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local hallaron a una pareja de zíngaros que se encontraba prófuga de la Justicia en el sur del país, por haber “comprado” a una menor, a la que mantuvieron cautiva por largo tiempo años atrás.

Todo comenzó en febrero de 2017, cuando la Justicia Federal tomó conocimiento de la existencia del delito mencionado, caratulado como “trata de personas”. A través de una llamada anónima, alguien anotició a los colaboradores del juez Santiago Inchausti de que una joven de 13 años había logrado escaparse del lugar donde había estado cautiva.

La fiscal Laura Mazzafferri dio entonces inicio a la investigación y dispuso que se remitiera a la DDI. Más precisamente, al Gabinete de Secuestros Extorsivos especialmente creado hace cinco años.

Los pesquisas comenzaron con las averiguaciones y localizaron la casa en el barrio Bosque Alegre donde había permanecido la víctima, supuestamente “adquirida” a cambio de una suma de dinero. Con una órden de allanamiento, se dirigieron al lugar e identificaron a una mujer de 38 años, pero no hallaron a la víctima.

Durante el operativo, encontraron y secuestraron elementos que acreditaban que la menor efectivamente había estado en esa propiedad.

Hasta septiembre del año pasado, el caso continuó pero recién hubo un antes y un después para la investigación cuando en ese momento la adolescente se presentó en la fiscalía por sus propios medios. Con su testimonio, efectuado en cámara gesell, se dictaron las capturas de un hombre de 40 años, dos mujeres de 38 y 33, y la aprehensión de un adolescente de 17.

En pocos días, la policía logró dar con la menor de las sospechosas y detenerla, y también se incautaron de objetos de interés investigativo. Fue en el marco de uno de los dos allanamientos que volvieron a realizarse en domicilios el barrio Bosque Alegre.

Los sabuesos continuaron su búsqueda, en pos de atrapar a los restantes. Para ese entonces, ya sabían además que los cuatro imputados eran miembros de una misma familia, perteneciente a la comunidad zíngara de Mar del Plata.

En los primeros días de este mes, llegó a oídos de los investigadores que los tres prófugos restantes estaban alternando en domicilios ubicados en Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia y Trelew de la provincia de Chubut.

Por ese motivo, llos integrantes del Gabinete especializado en Secuestros Extorsivos recibieron la autorización judicial y partieron en su búsqueda, el viernes pasado. Y consiguieron su objetivo. Tras arribar a Comodoro Rivadavia el último sábado, y siempre con la colaboración de la policía de Chubut, en la vía pública avisaron a la pareja, y de inmediato la detuvieron.

Respecto del adolescente, por tratarse de un menor de edad, se dispuso su notificación de comparendo en la sede judicial de Mar del Plata, circunstancia de la cual fue debidamente informado el mismo día.

A partir de allí, se coordinó el traslado a Mar del Plata de los imputados, quienes arribaron el martes en horas de la noche. A la mujer la alojaron en el Destacamento Femenino y al hombre en la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán respectivamente.

La fiscal Mazzaferri citó a ambos a declarar hoy pero se negaron, por lo que permanecerán detenidos mientras se define su situación procesal. Ambos, al igual que la mujer detenida durante el allanamiento en una de las casas del barrio Bosque Alegre, están imputados por el delito de “trata de personas”.

La joven que permaneció cautiva ya cumplió 14 años y se encuentra a salvo.

Subir