19 de octubre de 2016
Comentarios

Cano deja al bloque oficialista del Concejo sin mayoría propia

Hizo trascender el alejamiento por la prensa y mañana lo concretaría. Una decisión similar había tomado durante el gobierno anterior.

Como si su historia se empecinara en ser circular, José Cano volvería a abandonar un bloque oficialista en el Concejo Deliberante después de haber sido funcionario del partido gobernante. Hoy, el edil dejó trascender por la prensa que mañana concretará su alejamiento del bloque de la Agrupación Atlántica, una decisión que dejará al intendente Carlos Arroyo sin mayoría legislativa propia.

Cano había asumido como concejal por la lista de Arroyo de 2013, pero el año pasado, tras el triunfo en las urnas, fue convocado por el intendente para ser secretario de Economía y Hacienda.

En mayo presentó la renuncia. “Están cumplidas con la mayor eficiencia de la que fui capaz las tareas de ordenamiento general y una auditoría económica-financiera integral para, en caso de ser necesario, producir la denuncia penal correspondiente; además confeccionar el proyecto de presupuesto 2016 y la rendición de cuentas 2015 y en el ordenamiento general administrativo, económico y financiero”, dijo entonces en una carta dirigida al intendente. Desde entonces regresó a su banca por Agrupación Atlántica con un perfil más bajo del acostumbrado.

En un principio, defendió desde la Comisión de Hacienda del Concejo el aumento de tasas que él había diagramado, pero luego no se expresó sobre ninguna de las medidas que impulsó su sucesor, Gustavo Schroeder.
Aunque los motivos del paso al costado del bloque no trascendieron, el intendente criticó públicamente la negociación con el Sindicato de Municipales que se realizó durante el primer semestre, cuando Cano era secretario: “Cuando se planteó la discusión salarial con los municipales yo tendría que haber respetado un tope de aumento del 25 por ciento y admití subirlo dos puntos. Eso trajo problemas”, lanzó Arroyo.

Cano también había sido funcionario en la intendencia de Gustavo Pulti y tras renunciar se había recluido en el Concejo. Luego, viró a la oposición hasta que terminó trabajando en consonancia con Arroyo. Una convivencia que también llegó a su fin.

Subir